Ramón sale al cruce del BCRA sobre la financiación de tarjetas con 40% de intereses

Actualidad Mendoza

Esta semana, el Banco Central anunció nuevas facilidades para el pago de las tarjetas de crédito. “Los resúmenes de la tarjeta que venzan entre el 1 y 30 de septiembre se podrán financiar en 12 cuotas, con tres de gracia y nueve cuotas fijas, a una tasa de 40 por ciento más IVA”, indicó la autoridad monetaria. La decisión fue tomada este jueves en la reunión de directorio de la entidad.

“El plan de financiamiento tiene carácter automático y en el caso de que se ejecute algún pago (por ejemplo, por débito automático) hay un plazo de 30 días para pedir al banco la reversión de la operación”, detalló el Central.

Por su parte, el Diputado Nacional por Mendoza, José Luis Ramón, envió una nueva carta al titular del Banco Central, Miguel Pesce, frente al aviso de financiación en 12 meses para el pago del saldo de septiembre de tarjetas de créditos bancarias. Mismo plan implementado en abril de este año cuando comenzaba la pandemia.

En este caso, Ramón reafirmó su postura de abril y le solicitó al Presidente del BCRA realice ciertas correcciones al anuncio para proteger los derechos de los consumidores como lo establece la Constitución Nacional.

En la nota, el legislador hace hincapié en tres ejes fundamentales. Uno de ellos se refiere a las tarjetas no bancarias (Naranja, Cencosud, Falabella, entre otras) que una vez más, no se encuentran incluidas en la determinación del BCRA. Estas tarjetas tienen menos requisitos de obtención y por lo tanto son las que utilizan las familias con menos recursos.

“Aun siendo una población de mayor riesgo, y aun siendo millones de argentinos de todo el país, excluidos muchas veces de la banca formal, se los ha dejado afuera de cualquier tipo de respuesta por parte del BCRA. ¿Por qué?”, consulta el pedido enviado por el legislador mendocino.  

La nota también da cuenta de la falta de información a los consumidores ya que no establece, por ejemplo, el componente impositivo que implica la financiación, ni tampoco un esquema claro de la misma, lo que puede ser sustento para pedir la nulidad de la medida según la ley, y es una falta grave contra los derechos de usuarios y consumidores.

Además, se establece un periodo de tres meses de “gracia”, que puede ser confundido para la ciudadanía como la posibilidad de no pagar durante tres meses, cuando en ese periodo de gracia no está exento del pago de intereses, que se distribuirán en las nueve cuotas siguientes.

A su vez, la comunicación no establece siquiera si se verá afectado el límite de crédito máximo de los consumidores. “En un periodo de afectación grave de los ingresos, este límite es vital para la subsistencia mínima de millones de familias, y deben tomarse las medidas más urgentes para asegurar el acceso a esta financiación”, asegura la nota, y agrega que viola el derecho de elección de los consumidores.

“No se puede aceptar la imposición de una supuesta solución que deberán pagar los consumidores a un 40% anual”, detalla el escrito del Diputado que resalta: “estamos atrapados en un círculo vicioso que le solicito encarecidamente, trabajemos por zanjar mediante más participación, y con tiempo, para poder planificar una respuesta a los consumidores que sea efectiva y pacificadora”.