Vadillo: «Siempre dejamos al viñatero fuera de la cadena de comercialización

Actualidad Mendoza

La Cámara de Diputados de Mendoza dio sanción final esta semana al Proyecto de Ley venido en revisión del Senado, por el cual se modifican los artículos 5° y 7° de la Ley 9133 de Registro de Contratos de Compra Venta de Productos Agrícolas.

“Desandan la ley y tenemos una regresión, siempre terminamos castigando al productor” así se expresó el Diputado Mario Vadillo de Protectora Línea Fundadora en relación a la modificación de los artículos 5 y 7 de la ley 9133 que amparaban al productor y a la venta de sus cultivos.

Se debe a que el día miércoles en la legislatura provincial se modificaron 2 artículos claves de la ley que protegía a los viñateros y que les daba un marco legal a la hora de vender sus productos a las empresas de mostos o de producción de vino.

Tanto el oficialismo como el PJ, aprobaron la modificación de la ley y retrocedieron en materia de derechos. “siempre los partidos grandes dejan fuera de la discusión a los productores chicos frente a los grandes empresarios” dijo Vadillo.

PARA QUE SE CREÓ LA LEY

A fines de 2018 se creó, por ley, un Registro Único de Contratos de compra y venta de productos agrícolas. En principio, la norma se aplicó para las operaciones entre viñateros y bodegueros. Más tarde se  sumarían los productores y compradores de frutas y hortalizas (tomate, ajo,  aceitunas,  durazno y  ciruelas).

 Su objetivo era proteger al productor primario, formalizando su relación comercial con los bodegueros y pactando por anticipado, bajo un paraguas legal, las operaciones comerciales entre ambas partes. En simples palabras, asentar un contrato donde especificara cuánto era el valor de lo que se iba a vender, la cantidad, la modalidad de pago, el monto actualizado en el caso de demoras y las sanciones que se impondrían por el no cumplimiento del contrato.

De esta manera se transparentaba la acción de la comercialización y que no fuera solo verbal, ya que muchas veces no se cumplía y los productores salían muy perjudicados.

El Estado, que debe tener herramientas para controlar la existencia de oligopsonio en los mercados, para evitar las fijaciones de precios en la compra a los productores y de venta a los consumidores, perdió la oportunidad de contar con estás herramientas esenciales.

“Siempre perjudicamos a los productores, no podemos andar haciendo leyes para luego desandarlas y menos si es para la concentración de unos pocos” declaró Vadillo que votó en contra de la modificación de la ley.

Los artículos que se modificaron son:

-Art. 5: se modifica estableciendo que «podrá» convocar una mesa entre los registrados en la órbita privada y allí fijar o elaborar una lista «consensuada» de precios, costos, transporte, calidad

Antes la autoridad debía publicar una lista de costos un mes antes de la cosecha.

-Art 7: en el caso de incumplir la ley, se cambia la sanción si es la primera vez, 1 año de suspensión, si es reiterativo 3 años. Y la opción de dar cumplimiento si era la primera rehabilitaba inmediatamente y en el otro caso se acorta la sanción a 1 año .

Antes eran 3 años a todo.

Industrias, conserveras y bodegas con el “lobby” lograron volver a 0 la ley. No tener controles de costos y precios para poder comprar producción de primera calidad, que venden con ganancias artificiales, mientras que a los productores les pagan cuando quieren y lo que quieren.

“Como sucedió en la 7722, los dos partidos mayoritarios ayer votaron en contra del pueblo, de los pequeños viñateros y productores que se han fundido por el abuso de la posición dominante de las grandes empresas y la falta de control del Estado de la defensa de la competencia, cerró el legislador provincial.