Contundente caravanazo de de trabajadores de la salud, educación y estatales en las narices de Suarez por el aguinaldo «minicuotas» y apertura de paritarias

Actualidad Mendoza

El mendocino tiene bronca… y no es por el famoso «Caso 98», sino por otro caso: «El -1», de otro mendocino que es actual diputado nacional y fue quién gestionó la provincia hasta el año pasado y la dejó «ordenadamente» con una enorme deuda en dólares, en una enorme crisis en la productividad y al borde del default.

En esa crítica realidad, que fue acentuada con la pandemia, dejan al actual gobernador Rodolfo Suarez en la cornisa económica. La semana pasada el gobierno de Mendoza anunció el pago de la deuda con los bonistas locales de 380 millones de pesos, al tiempo que comunicaba la postergación y pago escalonado del aguinaldo a partir de septiembre. Esta medida provocó gran malestar entre trabajadores estatales, de la salud y de la educación que vienen sin tener paritarias y con un salario deprimido por la inflación, la cual es mayor al 11% en lo que va del año.

Hoy la bronca se manifestó en las calles de la capital de Mendoza un multitudinario caravanazo, con la unidad de todos los sindicatos reclamando la apertura de paritarias, mejoras en las condiciones laborales y el repudio a la idea de Suarez de pagar el aguinaldo en cuotas.

El punto de partida del caravanazo fue el Parque Central, tomando las medidas de distanciamiento social y con un protocolo de seguridad e higiene. Las organizaciones sindicales del Frente de Unidad Estatal convocante fueron SUTE, ATE, UPJCM, Judiciales, APEL y se sumaron SiTEA y ATSA.

El «gobierno de diálogo» de Rody sin mucho diálogo

El recorrido por las calles céntricas sumaba aplausos y bocinazos de apoyo. Finalizó en una Casa de Gobierno con un enorme despliegue de policías y presencia de infantería.

Una vez más el gobernador Rodolfo Suarez en su «gobierno de diálogo» desarrolla un despliegue del aparato represivo estatal en la explanada de Casa de Gobierno para impedir que llegara, por tercera vez en poco más de una semana, una protesta a las puertas de la sede del Ejecutivo.

Rody aplicó un enorme despliegue policial que incluyó Infantería, bicipolicías y la división de canes les pidieron a los manifestantes su documentación para corroborar que los DNI coincidieran con quienes tienen autorización para circular de acuerdo al día.

La bronca popular

Cientos de trabajadores se hicieron presentes en el reclamo contra el ajuste del gobierno, reclamando por los salarios, con la exigencia de apertura de paritarias y el pago del aguinaldo en tiempo y forma. Se suman las exigencias por las condiciones laborales de las y los docentes ante la virtualidad. La medida tomada para hoy es la retención de actividades con apagón virtual.

También participaron las y los trabajadores de la salud, que están en la primera fila combatiendo la pandemia, por falta de insumos en hospitales como de las medidas de seguridad e higiene para evitar el contagio. En los hospitales como el Notti, el Gailhac, el Saporitti, el Perrupato, en puestos sanitarios de Desaguadero (La Paz) se plegaron al paro, que incluyeron retención de servicios, aseguró ATE, el gremio que impulsa la medida.

“Luego de la represión del pasado fin de semana contra trabajadora/es municipales de la Capital mendocina, la ATE- Mendoza ratificó su plan de movilización y reclamo por las mejoras salariales para el sector”, señaló el gremio, en referencia con los municipales capitalinos, quienes el fin de semana reclamaron por sus magros salarios, que no superan los $12.000 en muchos casos.

En tanto, los maestros mendocinos llevan adelante este jueves un “apagón educativo” en reclamo del aguinaldo. Sebastián Henríquez, titular de Sute comentó que este apagón virtual durante 24 horas significa una retención de tareas en el proceso educativo desde sus hogares, en esta exigente sobrecarga de teletrabajo de la Pandemia.