Ante los 7 casos de Covid-19 en Traslasierra, el norte de San Luis se pone en alerta y refuerzan los controles de prevención sanitaria

Actualidad San Luis

Un nuevo paciente contagiado de Coronavirus fue detectado en la tarde del miércoles en Traslasierra, con lo cual ya suman 7 los contagiados desde que se detectara el primer caso del agente de Policía el pasado sábado.

Luego de que un policía diera positivo de Covid-19 el pasado lunes, la investigación epidemiológica posterior ya arrojó 6 resultados positivos en esa zona. Al policía de las Tapias, que fue el caso 1, se sumaron: la madre, una tía y tres empleados del Banco Nación dieron positivo.

Los empleados provenían de Buenos Aires, llegaron asintomáticos, pero han sido los portadores que llevaron la enfermedad al valle de Traslasierra, hasta que hasta el viernes era zona libre de Covid-19.

Vecinos cordobeses de Villa Dolores hacen cola para esperar el hisopado

En tanto, todo el valle de Traslasierra volvió a fase 3 con fuertes restricciones y el COE investiga las razones por las que se trajo y permitió el traslado de tres operarios desde buenos aires para realizar tareas de albañilería en la sucursal del Banco Nación, lo que habría originado el brote en esta zona blanca de la provincia.

Si bien, la provincia de San Luis no registra nuevos casos positivos de COVID-19, las luces están en alarma en las fronteras del norte donde se reforzaron los controles.

El gobernador Alberto Rodríguez Saá y el Comité de Crisis dialogaron anoche con los jefes comunales de Villa de Merlo, Santa Rosa, Candelaria, Quines, Lafinur y La Punilla para analizar la situación sanitaria de la zona y los recaudos a tomar a raíz del brote de coronavirus que experimenta la región cordobesa de Traslasierra.

En cuanto al balance del diálogo con los jefes comunales, Rodríguez Saá trazó un resumen durante el reporte que emitió este miércoles por la noche desde Terrazas del Portezuelo en compañía del Comité de Crisis provincial.

“Explicamos la situación epidemiológica y todos comprendimos lo que ocurre. La zona blanca cordobesa ha cambiado y ahora estamos con incertidumbre y debemos extremar los cuidados y la prevención”, afirmó Alberto.

“Tomamos todas las precauciones, esto lo analizamos con los intendentes, explicamos lo que ocurre, razonamos juntos y estamos de acuerdo. El punto más importante es que todos trabajaremos sin relajarnos, con mucha celeridad, con mucha militancia, para cerrar todas las entradas a la provincia de San Luis y un sinnúmero de caminos informales entre las dos provincias. Caminos rurales e incluso aquellos caminos privados que unen las dos provincias. Hay campos que comprenden terrenos en ambas provincias. Entonces pueden pasar por esos campos de una provincia a otra. Todo eso se trabajará coordinadamente con los intendentes que mostraron plena disposición para evitar el ingreso a San Luis a aquellos que lo quieran hacer sin cumplir los protocolos”, agregó.

“¿Se puede entrar a San Luis? Sí, por supuesto que se puede entrar a la provincia. Cumpliendo el protocolo sí se puede ingresar. Hay que pedir autorización al Comité de Crisis y cumplir, por ejemplo, la vía más importante que sigue siendo cumplir la cuarentena. Y, como todos saben, también contemplamos las cuestiones humanitarias y de salud”, subrayó el gobernador.

“Extremaremos medidas en el transporte de carga y descarga en la zona de Juan Llerena y cada uno de los límites. El transporte de carga está permitido y habilitado, siempre cumpliendo los protocolos. Esta situación de Córdoba nos obliga a ser más celosos en la custodia de la salud de la población”, remarcó.

“En esta región, cuando alguna persona presente algún problema respiratorio, por leve que sea, igual haremos el hisopado y el test para saber si tiene o no coronavirus. Esto nos exige hacer más test, pero los haremos con la convicción de cuidar la salud de los puntanos. Encontramos en los intendentes una gran colaboración donde nos pusimos de acuerdo en cada una de las cuestiones. Coordinando cada uno en su competencia y donde hubo un relajamiento o alguna una situación no querida, los propios intendentes han pedido actuar”, puntualizó.

“Son días muy difíciles para la Argentina. Hay que tener mucha comprensión, mucho amor por nuestros compatriotas, por nuestro pueblo, por la patria, porque los casos son muchos. Hay muchas provincias hermanas complicadas. Y la mejor ayuda que podemos darles es que el virus no entre a San Luis”, cerró.

Operativo de seguridad en el Norte puntano

En la tarde del miércoles, en el cruce de las rutas 55 y 10, a pocos kilómetros de La Toma, el ministro de Obras Públicas e Infraestructura puntano, Felipe Tomasevich junto al director de Vialidad Provincial, Jorge García Quiroga y el director de Vialidad Nacional, Daniel Bassi, coordinó el operativo que apunta a focalizar los controles, ante el aumento de casos en Traslasierra e incumplimientos de los protocolos sanitarios en la zona.

“En la ciudad de Merlo quedan habilitados los accesos por rutas 5 y 1. Esa es la focalización que decidió el Comité de Crisis”, explicó Tomasevich.

Los trabajos viales comenzaron anoche y se extenderán durante la semana mediante dos campamentos ubicados en Merlo y Quines. Durante el inicio del operativo, que abarcará alrededor de cincuenta puntos, el ministro pidió también a los intendentes redoblar los esfuerzos para garantizar el estatus sanitario de la provincia.