Más de 15 días abandonados en la Terminal de Mendoza: Cosecheros y sus familias a la intemperie esperando regresar a sus hogares

Actualidad Mendoza

Hace más de 15 días que desde BienCuyano venimos denunciando el olvido de estas personas… pasaron días, anuncios mediáticos de los políticos, pasó Semana Santa… y los trabajadores golondrinas de la cosecha y sus familias (con niños incluidos) siguen a la deriva en la Terminal de Ómnibus de la ciudad de Mendoza sin respuestas del Estado, abandonados sin poder volver a sus hogares en el norte argentino.

…y siguen llegando a la Terminal grupos de 10 personas, lo que se terminan concentrando cientos de ellos sin atención alguna, sin comida y durmiendo con sus hijos en el piso. Solo la Iglesia Evangélica del Borbollón les acercó desayuno.

Son trabajadores golondrinas que con sus familias, en donde están incluidos los chicos, estaban en fincas alejadas del centro de Mendoza y a raíz de la cuarentena no pueden movilizarse, quedando varados en Mendoza desde hace días y piden que se les autorice un colectivo para que retornen a sus hogares en las provincias de Salta y Jujuy, ya que el trabajo de temporada de cosecha ya finalizó.

Si bien estas familias están varadas en la provincia de Mendoza, sin comida, sin alojamiento, sin condiciones adecuadas de higiene, ni hablar de protocolo preventivo contra el COVID-19, durmiendo en el piso de la Terminal de Omnibus, tan solo tapados con una frazada, el gobernador Rodolfo Suarez «no se hace cargo» de la problemática y no tiene un mínimo gesto de humanidad con esos humildes argentinos.

No es la misma reacción espontánea del gobernador Suarez cuando sale a defender a sus amigos empresarios. Tal como lo hizo hoy, levantando el teléfono para hablar con el ministro de Transporte de la Nación, Mario Meoni, y solicitarle un millonario subsidio para los grupos empresarios que manejan el transporte público de la provincia. ¿Podemos creer que Rody hace diferencias de clase? Creo que no…

Ante la desesperación de las familias entra la especulación de los vivos

En un territorio donde el Estado está ausente, empiezan a aparecer los aprovechadores de la desesperación de la gente humilde.

Hay empresarios de micros que desde la clandestinidad, ya que no se puede circular por las rutas argentinas sin una autorización de Nación y Provincia, están anotando gente, piden una seña a las familias varadas de la mitad del pasaje ($2000) sin poder garantizar el horario de salida. El gobierno «ciega-sorda-muda» ante la situación que data de más de veinte días.

En tanto, la Red por los Derechos Humanos de Mendoza le escribió una carta al gobernador de Mendoza, Rodolfo Suarez, denunciando este estado de abandono.

Esta red -que integran organizaciones barriales, sindicatos, grupos estudiantiles y organizaciones ambientalistas, además de referente de los Derechos Humanos- estuvo desde el primer día en que comenzaron a llegar los contingentes de cosechadores a la Terminal, donde quedaban varados por las restricciones de circulación impuestas por la cuarentena.

Material fotográfico: Explícito Online