Para la integración social, presentan proyecto en Mendoza para disponibilidad de asientos en espacios públicos y privados a personas obesas

Actualidad

La obesidad es una enfermedad que sufre gran parte de nuestra sociedad y que no es tratado, en muchos casos, desde el punto legal. Para revertir esta situación, desde la legislatura mendocina, la diputada provincial del bloque radical Mabel Guerra presentó un proyecto de ley sobre la disponibilidad de asientos en espacios públicos y privados para personas con sobrepeso u obesidad. Este proyecto está dirigido a lograr una verdadera integración social de la persona con sobrepeso u obesidad evitando su aislamiento y en consecuencia el agravamiento de la enfermedad.

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud) el sobrepeso y la obesidad se definden como una acumulacion anormal o excesiva de grasa, que es perjudicial para la salud. El índice de masa corporal (IMC) es un indicador simple de la relación entre el peso y la talla que se utiliza frecuentemente para identificar el sobrepeso y la obesidad. Los adultos que obtengan un índice de masa corporal mayor a 25 e inferior a 30, son considerados personas con sobrepeso. Si este indicador supera los 30 es considerado persona obesa.

En Mendoza, la Ley 7798 creó el Programa Provincial de Obesidad Mórbida destinado a niños, adolescentes y adultos; en su artículo segundo declara de interés provincial la lucha contra la obesidad. La legislación vigente en la provincia aborda la temática desde la óptica de la salud, pero quedan vacíos legales en cuanto a lograr que la persona obesa pueda disfrutar de una vida de relación sana sin que se sienta discriminada.

Una persona obesa tiene serias dificultades para utilizar el transporte público ya que los asientos son pequeños y se encuentran muy próximos dificultando su uso, lo que hace desistir muchas veces de realizar acciones que impliquen trasladarse.

Asimismo, el ciudadano con sobrepeso verá disminuidas sus relaciones sociales al enfrentarse a la posibilidad de tener que ir al cine, teatro u otros lugares de esparcimiento porque no conseguirán un lugar adecuado para sentarse.

La iniciativa que propone la diputada radical se aplicará, en todos los lugares de esparcimiento público tales como restaurantes, cafeterías, bares, locales bailables, cines, teatros, entre otros; como así también en los lugares de atención al público sean del ámbito estatal o privado. Dicho proyecto de ley, le asegura al ciudadano mendocino que todos los espacios de atención al público deberán contar con un número mínimo de 2 asientos adecuados para personas con sobrepeso u obesidad o su equivalente al dos por ciento (2%) de la capacidad total del lugar.