Alberto extiende la cuarentena y avanza la idea merlina de blindaje zonal

Actualidad

El presidente de la Nación, Alberto Fernández, decidió extender la cuarentena total por dos semanas más, hasta el domingo 26 de abril, como medida principal para combatir el Coronavirus. Como novedad, tal como había anticipado BienCuyano esta semana en base a la idea de «blindaje zonal» del intendente de Villa de Merlo, Juan Álvarez Pinto, el Presidente dijo que irá analizando la posibilidad de una «cuarentena administrada» para pequeñas localidades aunque «en las grandes ciudades todo será igual».

«Vamos a entrar en una segunda etapa de la cuarentena. Yo la llamo cuarentena administrada. Vamos a focalizar lugares o actividades donde la cuarentena pueda ser de algún modo liberada», explicó el Presidente. 

Fernández explicó: «Cuando digo lugares, digo porque muchos gobernadores me han planteado la existencia de pequeños pueblos muy aislados y muy rurales que no registran ningún caso de infección y que hacen toda su vida internamente y que no tiene mucho sentido mantenerlos aislados porque no se conectan con el afuera.»

«Nos hemos propuesto analizar el modo, escuchando esos casos de comunidades que pueden seguir funcionando, y de algunas actividades, que tienen que ver con actividades rurales, que nosotros entendemos que tal vez podemos aceptarlas», señaló el mandatario argentino. 

El anunció llegó esta noche desde Olivos, donde el Jefe de Estado estuvo reunido con el Comité de Expertos que lo asesora. «Los bancos van a funcionar con un protocolo de turnos», informó. 

Antes del anuncio y en «modo profesor», Fernández hizo una descripción del avance de los contagios y muertes en el país, para lo que se paró y usó una pantalla con datos. «Sin cuarentena, hoy podríamos tener 45 mil casos», señaló.

«La cuarentena tiene sentido pero estamos muy lejos de alcanzar un logro. Nadie sabe cuándo va a terminar este martirio. La única chance es seguir con esto», analizó el mandatario luego de comparar el caso argentino con Latinoamérica y Europa.

«El objetivo que nos planteamos desde el primer día es ralentizar el sistema de contagio. Si seguimos manteniendo esta cuarentena, lograremos que la velocidad de contagio sea más lenta. Esto es un logro de la sociedad toda. Hoy tendríamos que haber tenido 45 mil casos si no tomamos las medidas que tomamos, estaríamos ocupando el 83% de las camas disponibles. A la fecha es de 3,9», agregó, mientras ilustraba el concepto con una serie de gráficos.

Alberto comparó las cifras de fallecidos en distintos países con las de la Argentina. «No es verdad que todo esto es inútil. Son vidas que salvamos entre todos», dijo el Presidente.

En este sentido expresó su pésame a los familiares de quienes perdieron «a un ser querido» por padecer coronavirus. «Quiero solidarizarme y hacerle llegar mi saludo a todos los que perdieron a un ser querido; es un dolor que guardamos en nosotros», declaró.

«No fue en vano quedarnos en casa, nos alivió el problema», señaló. «Entramos en una segunda fase de la cuarentena, que será administrada», agregó. El encargado de habilitar excepciones, que serán estudiadas desde mañana con los gobernadores, será Santiago Cafiero, el Jefe de Gabinete.

A partir de mañana, según indicó el mandatario, se definirán los lugares y las actividades, provincia por provincia. En tanto, el Presidente indicó que desde el lunes, los bancos funcionarán «con turnos, en un sistema parecido al de los supermercados».

Contó que «hay algunas actividades que vamos a permitir, por ejemplo: necesitamos que estén habilitados talleres de autos para reparar vehículos de todos los autos de patrulleros, ambulancias. Lo mismo vamos a permitir con las gomerías».

También adelantó que serán exceptuados de la cuarentena, las personas con discapacidad «Estamos analizando permitir la salida de personas discapacitadas acompañadas por una persona de su cercanía solo dentro de los límites próximos a su domicilio. Esto incluye también a las personas autistas», reveló el Presidente.

«Cada gobernador me tendrá que traer un protocolo acción para administrar esa cuarentena», advirtió. «No quiero volver para atrás», señaló. «Hagamos un pacto pero si no se cumple volvemos para atrás», puntualizó.

Fernández conversó hoy con el ministro de Salud, Ginés González García; expertos médicos encabezados por Mirta Roses, embajadora especial de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre COVID-19 para Latinoamérica y el Caribe; Susana Lloveras, titular de la Sociedad Latinoamericana de Medicina del Viajero; y los infectólogos Pedro Cahn y Gustavo Lopardo.

Cerca del final de la conferencia de prensa, Alberto advirtió que existe una «situación de especulación que muchos no entienden que no pueden hacer», en cuanto a la provisión de insumos necesarios para la prevención del contagio de coronavirus.

Finalmente reiteró que es «posible» la implementación de un impuesto extraordinario a las grandes fortunas, aunque aclaró que cualquier reforma tributaria es facultad del Congreso de la Nación.

«Todo es posible, igual ese tema es una tema que tiene que resolver el Congreso», dijo el Presidente sobre la iniciativa del oficialismo parlamentario, al brindar una conferencia de prensa desde la Residencia de Olivos, donde además remarcó: «Necesitamos obtener recursos porque la falta de actividad económica ha hecho caer la recaudación».

Las placas que mostró Alberto:

El Presidente Alberto Fernández anunció nuevas medidas por la cuarentena del coronavirus. Además de señalar que el aislamiento se extenderá hasta el 26 de abril, especificó con gráficos y placas la evolución de la pandemia, y comparó los datos entre Argentina y otros países. Estos son los parámetros que mostró el mandatario durante una conferencia de prensa que brindó en la Quinta presidencial de Olivos.