Uñac arrasó en las internas del PJ sanjuanino y consolidó su liderazgo frente a los Giojas

Actualidad San Juan

Este fin de semana se produjo un real batacazo en San Juan, un duelo de «pesos pesados» que cambia el paradigma de liderazgo político. El presidente del Partido Justicialista local, el gobernador Sergio Uñac, logró su reelección y consolidó su poderío político arrasando a los hermanos Gioja con más del doble de los votos en una voraz interna con muchos «soldados» heridos. Cabe destacar que el rival directo era Juan Carlos Gioja, ex intendente de Rawson, y el primer congresal era el actual presidente del PJ Nacional, José Luis Gioja, nada menos.

Realmente este triunfo de Uñac, por casi el 70 por ciento de los votos sobre 30 del giojismo, representa un verdadero cambio de época en la política sanjuanina. El aplastante triunfo del titular del peronismo local también se reflejó en los distritos, ya que tanto él como sus postulantes ganaron en las 22 Juntas Departamentales. Una victoria simbólica y de gran peso fue en Rawson, histórico bastión del exgobernador.

El nivel de asistencia del electorado, cuyo voto era voluntario, estuvo en el orden del 40 por ciento de un padrón que orilla los 44 mil afiliados. En valores nominales, participaron 18 mil personas.

Es verdad que con «el diario del lunes» los análisis son mucho más fáciles de realizar, sin embargo, esta interna entre Uñac-Gioja data desde hace varios años, incluso se dejaba ver desde el Frente «Todos» de las elecciones sanjuaninas del año 2017. Las diferencias entre ambos estaban bien marcadas, dos visiones distintas, dos peronismos diferentes, dos maneras distintas de hacer militancia.

Un gran error político del «viejo» José Luis es haber postergado esta lucha interna por muchos años, cuando su poder era mayor, conformado con una militancia fuerte en toda la provincia, con alianzas que se fueron diluyendo… un «duelo» que se tenía que haber disputado mucho antes. Pasó mucha agua bajo el puente… y muchos peces saltaron de charco por conveniencia…

En ese lapso de tiempo, Uñac fue más pícaro y aprovechó la tregua de «su maestro»… empezó a construir poder, convocó al bloquismo, sumó otros aliados partidarios… y en este último tiempo empezó a seducir a jóvenes giojistas y tendió puentes hasta con la misma Cámpora, donde los sumó a su actual gobierno.

Sin dudas, dejó a los hermanos sanjuaninos con un ejército debilitado, con una militancia leal (pero escasa), otros intimidados por aprietes en los puestos laborales (que por supervivencia) tuvieron que doblegar y acompañar al pocitano. Una gran derrota que deja muchos heridos, jóvenes promesas como el giojista Facundo Perrone (candidato a Presidente de Junta) con dos fuertes derrotas electorales encima, un peronismo rawsino (territorio tradicional de los Gioja) muy debilitado, con un intendente Rubén García sin fuerza ni proyección, y con mucha incertidumbre por parte de la militancia giojista en la configuración de las listas para las próximas elecciones legislativas.

Por el otro lado, el uñaquismo consolida nombres como el ex ministro de Hacienda y Finanzas y actual vicegobernador, Roberto Gattoni o el ex candidato a intendente de Rawson, Pablo García Nieto, que seguramente irá por la revancha tras una tremenda elección en la interna partidaria, la proyección del funcionario uñaquista Carlos Munisaga, el intendente capitalino Emilio Baistrocchi, entre otros.

De esa manera, Uñac seguirá al frente del peronismo por cuatro años, plazo que se estiró, dado que antes era de dos, debido a uno de los cambios que se introdujeron en la Carta Orgánica. Con su victoria, además, se aseguró el control mayoritario de los dos órganos partidarios: el Consejo (el cual presidirá) y el Congreso, una especie de legislativo. La lista giojista, al superar el 25 por ciento de los votos, obtuvo el 30 por ciento de la representación en dichos organismos.

«La gran mayoría de los afiliados indicó que nosotros teníamos que seguir liderando el partido justicialista, como así lo determinan los usos y costumbres. En la última etapa un sector del justicialismo no lo vio así, pero abrimos para que los mismos afiliados se pudieran expresar. El resultado ha sido netamente favorable», señaló el triunfante Sergio Uñac. 

Uñac convocó a todos los dirigentes de la lista opositoria a seguir trabajando juntos, “la convocatoria está abierta a todos los compañeros, nadie podrá desconocer la trayectoria de algunos de ellos en el ámbito político e institucional de la provincia. El desafío es que los dirigentes podamos entender que hay situaciones que pasan, que de la primera línea se puede pasar a una segunda línea, con menos responsabilidades, pero eso no quita méritos”.

“En esta elección lo que se discutía no solamente era la conducción del partido, sino el poder político del Gobernador, por eso un enorme agradecimiento a todos los militantes que nos dieron una muestra de sabiduría, que con su voto dijeron que no se podía socavar el poder político de alguien que tiene una enorme responsabilidad, que es la de conducir la provincia, y además, que había sido votado hace seis meses”, enfatizó el mandatario provincial.

Por su parte, Juan Carlos Gioja rescató a pesar de tan adverso resultado, la estructura que lograron armar dentro del partido, “todo suma, nosotros hemos logrado tener una buena estructura en las 22 juntas departamentales, lo que es muy significativo y por eso vamos a seguir trabajando un espacio, que vaya de acuerdo a esa mirada que tenemos nosotros sobre el justicialismo, por eso cumpliremos con lo que prometimos en campaña, vamos a trabajar lo ideológico, a hacer formación de cuadros, a abrir la estructura y apoyar fuertemente a Alberto y Cristina».

Cambio de época… hoy Sergio Uñac es el verdadero líder del peronismo de San Juan y esta contundente definición lo consolida «para algo más».