«The Soundgarden», la gran fiesta electrónica regresa a Mendoza y trae como principal animador a la leyenda Nick Warren

Vida cuyana

En el marco de esta fiesta global y un novedoso concepto de “Evento Sustentable”, la mega estrella mundial y uno de los Djs más queridos por los argentinos, Nick Warren vuelve a la provincia de Mendoza y se presenta por primera vez en el Auditorio Ángel Bustelo el próximo sábado 14 de marzo, a las 22.30 hs.

The Soundgarden en el marco de un «evento sustentable»

Últimas Entradas Disponibles en www.nwarren.eventbrite.com.ar

«The Soundgarden» es una especial propuesta de esta fiesta electrónica mundialmente conocida que conjuga un jardín audiovisual, además de contar con su propio sello de música y una puesta escénica única. La presentación de Warren por estas tierras se dará en el formato de esta celebración global con presentaciones en Grecia, Ibiza y distintas partes del mundo.

Cabe destacar que para dicho evento, la producción realizó una selección estratégica de la sala para estar cerca de la gente y de esta forma disminuir la huella de carbono.

Entre varias iniciativas, se alentará el uso de transporte público, bicicletas, apps de transporte de pasajeros, y sólo habrá tickets online para evitar utilizar papel y plásticos descartables. Durante el show se emplearán eco-vazos, y habrán “héroes verdes” en permanente recolección de residuos, haciendo hincapié en la separación de los mismos, y “guardianes azules” en los sanitarios para concientizar y observar el correcto uso del agua.

Warren, un emblema de la música electrónica

Nicholas John Warren (Bristol, Inglaterra, 24 de octubre de 1968) más conocido como Nick Warren, es un Dj y productor de música electrónica. Reconocido por sus 8 álbumes editados por el sello Global Underground, así como por ser miembro del dúo Way Out West y por haber trabajado con grupos de renombre mundial como Massive Attack. Además, es el responsable de A&R en Hope Recordinjs y frecuente compañero y amigo de escenario del argentino Hernán Cattaneo.

Su experiencia y carisma hacen que siempre que pisa Mendoza se viva una fiesta inolvidable, reforzando cada vez más su vínculo afectivo con el público y su categoría de artista. Sin duda, un lujo para todos los amantes de la buena música.