Cobos: «Necesitamos crear esa visión de un país a largo plazo»

Actualidad Mendoza

Luego de la sanción de la Emergencia Económica en el Senado contra reloj, el Gobierno se dispone a implementar nuevas medidas económicas. Para las próximas semanas se espera que el Ejecutivo disponga un aumento para los trabajadores privados por decreto (una suma fija, cuyo monto todavía no está definido), el relanzamiento del programa Precios Cuidados y la activación del acuerdo económico y social.

Las medidas se efectivizarán después del tratamiento exprés en el Congreso de la Emergencia Económica, que se aprobó el viernes por la madrugada en Diputados y un día después fue sancionada en el Senado. La ley de «Solidaridad Social y Reactivación Productiva» le otorga amplias facultades al presidente Alberto Fernández para disponer cambios en las áreas económica, fiscal y previsional, entre otras. Además suspende la movilidad jubilatoria por seis meses, sube las retenciones al agro y grava la compra y los gastos en dólares en el exterior.

Por su parte, el senador nacional por Mendoza, Julio Cobos, tras la sesión extraordinaria donde se debatió el proyecto de Solidaridad Social y Reactivación Productiva, manifestó que “tratar la emergencia es encuadrarnos dentro del artículo 76 de nuestra Constitución. La verdad es que a lo largo de nuestra historia reciente, para no remontarnos más atrás de lo crisis del 2001, hemos vivido más tiempo en emergencia que en un sistema normal”.

“Somos conscientes que el país atraviesa una crisis en materia económica y social reflejada por los índices de inflación, pobreza, indigencia y desempleo. Sabemos también que tenemos una situación complicada desde el punto de vista fiscal y financiero, en relación a la deuda externa”.

“El Presidente Alberto Fernández dijo al asumir que debemos salir adelante con crecimiento, generando riqueza y aumentando la producción. Esto implica una política fiscal que genere incentivos para el sector productivo y que conlleve de manera simultánea al equilibrio fiscal para bajar la inflación, y todo esto en un contexto de igualdad y equidad para atender a los sectores más vulnerables.
Hay variables macroeconómicas que tienen que estar alineadas. El país debe volver a tener superávit fiscal, reservas del Banco Central, un dólar competitivo, balanza comercial positiva, etc. Llevar adelante estas medidas no es sencillo y requiere de un gran acuerdo. Entendemos que esto requiere tiempo, pero es el camino indicado que muchos sugerimos, inclusive al anterior gobierno”.

El ex vicepresidente de la Nación señaló que “hoy tratamos un paquete de numerosas herramientas, sin posibilidad de debatir con el tiempo necesario y la aceptación de proponer mejoras. Esta semana, el diputado Ricardo Buryaile hizo importantes sugerencias en relación a las retenciones, en especial para bajar los topes, habida cuenta de que las retenciones a la minería y a los hidrocarburos se habían disminuido. Era una oportunidad para aceptarlo, de mostrar que había una posibilidad de lograr un acuerdo, pero no se concretó”.

“Sabemos que cuando estamos en crisis necesitamos medidas de crisis. De hecho durante muchos años hemos estado en emergencia económica y se han dispuesto sucesivas prórrogas. Pero a pesar de esto, en muchos aspectos se han normalizado áreas del Estado como el Indec, los organismos de control, los Entes Reguladores, etc. Y esto implica un avance institucional que sería poco conveniente retroceder y menos aún, en un contexto de crisis o emergencia”.

“En cuanto a la jubilación, no entiendo quien propuso que los jueces, funcionarios y magistrados fueran excluidos de ese congelamiento. Fue un error bastante grande desde el punto de vista político y para nada solidario. Por eso presenté un proyecto para corregirlo”.

El legislador radical destacó que “en relación a los créditos UVA, este Congreso aprobó un mecanismo que no es el UVA, es el de UVI, que estaba pensado para estimular el ahorro en metros cuadrados, lo que iba a permitir después dar crédito. A pesar de esto, hemos hechos muchas propuestas para dar previsibilidad y brindar tranquilidad a beneficiarios que tienen la incertidumbre de saber qué pasa cuando se termine el congelamiento”.

“Sabemos que el oficialismo cuenta con los números para aprobar este paquete de leyes, queremos desearla la mayor de la suerte y el éxito al nuevo gobierno, queremos acompañarlos, pero esperamos que esta ley sea una excepción. En la medida que podamos consensuar y aportar ideas pueden contar con esta oposición. Necesitamos crear esa visión de un país a largo plazo. Si vivimos en emergencia es porque nosotros, gran parte de la dirigencia, no hemos estado a la altura de las circunstancias” concluyó Cobos.