Protectora ya había presentado en el 2015 duras medidas contra el alcohol al volante y el cornejismo lo puso en el freezer

Actualidad Mendoza

En la tierra del sol y del buen vino se encendió, paradójicamente, el debate por la «tolerancia cero» de alcohol al volante.

El gobernador Alfredo Cornejo presentó un proyecto de ley con el que busca endurecer las sanciones para quienes conduzcan alcoholizados. El objetivo de la iniciativa es generar conciencia en los ciudadanos y de esta manera prevenir los accidentes.

El Ejecutivo presentó en la Legislatura de Mendoza este proyecto de ley sobre “endurecimiento de sanciones para conductores ebrios”. La iniciativa impulsa modificar leyes con el fin de agravar tanto las multas como las sanciones para quienes conduzcan alcoholizados con el objetivo de generar conciencia en los ciudadanos y de esta manera prevenir los accidentes.

Al cierre de su gestión, los números no ayudaron al éxito de la campaña de concientización que propuso hace años… todo lo contrario, durante la gestión Cornejo hubo un aumento sostenido en la cantidad de muertos por accidentes de tránsito durante su gestión: 285 en 2016 (7268 en el país), 298 en 2017 (7213), 327 en 2018 (7274) y el 2019 ya lleva varias muertes trágicas producto de la falta de control en las rutas y calles de los puntos céntricos de los departamentos mendocinos. Los números desnuda una realidad: nunca en Mendoza hubo una seria campaña de control de alcoholemia.

Mientras el cornejismo hoy se «embandera» en plena campaña electoral por endurecer las penas a los conductores ebrios, la ONG Protectora ya había presentado un proyecto de ley en la Legislatura mendocina, con los mismos valores y objetivos, pero en el 2015. Es más! El proyecto había entrado al recinto en ese año y fue aprobado con una media sanción, pero al pasar en la Cámara Alta provincial quedó «frizado» por el mismo cornejismo, debido lobby que tuvieron por parte de los productores vitivinícolas y los establecimientos expendedores de alcohol.

Protectora desde aquel 2015 hasta ahora, pide que se tomen serias medidas en el tema de una vez por todas ¿Cuántas vidas se podían haber salvado si el cornejismo hubiera apoyado aquel proyecto que hoy retoma con desesperación electoral? No obstante, el senador provincial Marcelo Romano trabaja hoy en un proyecto con el diputado provincial Mario Vadillo y el diputado nacional José Luis Ramón, para que las personas que consumen alcohol no conduzcan ningún tipo de vehículo y las faltas que ya existen sean más graves.

El proyecto del 2015 que obtuvo media sanción en Diputados, cuya autoría es de Protectora, establecía que las personas que manejaran alcoholizada y produjeren algún tipo de accidente paguen con días de detención en alguna comisaria y abonen una multa económica más importante a la que se paga actualmente, en base a esto se realizó el proyecto que ayer el senador Romano presentó.

“El limite cero no nos parece la única solución al problema que hay en la actualidad con gran cantidad de accidentes, sí que se tome conciencia de eso, y se pueda educar al ciudadano, y sobre todo controlar, que no solo haya controles en días festivos si no los 365 días del año “dijo Romano en cuanto al proyecto presentado.

El documento especifica que si encuentra a una persona en estado de ebriedad en un lugar público o abierto al público será sancionado con multas desde 700 hasta 1000 U.F o arresto  de dos días hasta cuatro días y obligación de asistir a cursos de tratamiento de adicción.

“Si la prueba de alcoholemia le da positivo al conductor, las autoridad debe prohibir la conducción y el infractor será sancionado con multa y arrestado de 10 hasta 20 días; y si el infractor se niega a realizar la prueba de espirado se presumirá el positivo de prueba” aclaro Vadillo en cuanto a otro de los puntos principales del proyecto.

Por último, el conductor será sancionado con inhabilitación de treinta (30) días, hasta ciento veinte (120) días para conducir vehículos y deberá hacer obligatoriamente cursos de capacitación de educación vial y tratamiento de adicciones.

El proyecto de Ley del 2015 que Cornejo puso en el freezer

En el 2015, la Ong Protectora de Mario Vadillo y José Luis Ramón no tenía representación política, solo era una entidad sin fines de lucro que defendía los derechos de los ciudadanos. Por eso, había apelado al diputado Daniel Cassia para presentar dos proyectos legislativos para endurecer las penas por manejar en estado de ebriedad o bajo los efectos de estupefacientes, introducir modificaciones específicas a las leyes 8.296 de Diversión Nocturna, que establecía un tope horario a la actividad comercial relacionado con el expendio de alcohol entre las 2 y las 6; y provincial de Tránsito, 6082, donde se establecían en aquel año las penas y sanciones por conducir en estado de intoxicación alcohólica o por estupefacientes, calificada como falta gravísima, que actualmente se sanciona con arresto y con una multa de 1.000 U.F. (unidad fija).

La idea era introducir un cambio significativo para este tipo de conductas, previendo sancionar con infracciones desde 2.500 a 5.000 (U.F.), equivalentes a 12.500 y 25.000 pesos, respectivamente. Che cuyano ¿Te suena parecido?

Además establecía una variación en el artículo 103 de la Ley 6.082 que dice: «El arresto por conducir en estado de intoxicación alcohólica o por estupefacientes», el cual obliga al juez de Faltas a aplicar el arresto como sanción principal junto con una modificación de la cuantía. 

Otro dato interesante es que en ese 2015 el legislador Cassia no trabajó solo con Vadillo y Ramón sino también se sumaron otros legisladores que aportaron lo suyo: Cristina Pérez y el que hoy levanta la bandera de la ley de «Cornejo» Néstor Majul…Si, si, el mismo Majul, hoy se sienta al lado de Cornejo para apropiarse de un proyecto de ley de la Ong Protectora que se podía haber aprobado hace cuatro años atrás.

Majul «homenajeando» aquel proyecto de Cassia y Protectora del 2015

Ver el proyecto de Ley, con media sanción, del 2015