El PJ y Frente Todos exigen que se intime a SmartMatic a entregar el programa del escrutinio provisorio

Actualidad

Smartmatic ganó la millonaria licitación para realizar el escrutinio provisorio en las PASO, las generales y un eventual ballottage. Semanas atrás hubo fallas en un simulacro que despertaron alarmas en la oposición. Además, la compañía venezolana acumula denuncias en todo el mundo.

A un mes de las elecciones primarias, la empresa encargada de llevar a cabo el escrutinio provisorio recibió denuncias e impugnaciones de la oposición ante el Congreso, luego de que se registraran graves fallas en el primer simulacro electoral, realizado el 29 de junio pasado, cuando hubo problemas operativos porque muchos directivos de los colegios no fueron debidamente informados, pero además problemas técnicos, con fallas en la conexión a Internet (indispensable para transmitir los datos de un punto a otro) y dificultades para acceder al sistema por fallas en las contraseñas.

El Gobierno minimiza las críticas, a pesar de que la compañía cuenta con pobres antecedentes en todo el mundo y se multiplican las advertencias por posibles hackeos lanzadas por expertos informáticos.

Los apoderados del Partido Justicialista y el Frente de Todos presentaron este viernes un recurso ante la Cámara Nacional Electoral (CNE) para que, en un plazo perentorio de 24 horas, intime a la empresa SmartMatic a entregar los componentes para la realización del escrutinio provisorio.

Presentación ante el CNE

Jorge Landau, Patricia García Blanco y Eduardo López Wesselhoeft recurrieron al máximo tribunal electoral por el supuesto incumplimiento de la empresa que tiene a su cargo el software electoral, sobre los términos de la acordada 3/2017, del 3 de noviembre de 2017.

En esa acordada se establece que al menos 30 días antes de la elección, debe ponerse a disposición de las agrupaciones políticas que participan en los comicios el programa de escrutinio provisorio, incluyendo sus códigos fuente y los demás componentes de software que estuviesen involucrados en los procedimientos de digitalización, transmisión, carga, totalización y difusión de los resultados provisorios de las PASO.

Según advirtieron desde el PJ y el Frente de Todos, ese plazo ya se cumplió y ahora la CNE debe intervenir.

Smartmatic se quedó con el negocio del escrutinio provisorio en abril pasado, cuando ganó la millonaria licitación internacional abierta meses antes por el Correo Argentino y desterró a la compañía española Indra, que durante veinte años llevó a cabo el proceso. La empresa de origen venezolano creada en el año 2000 se llevará U$S 16.899.920, que cobrará recién 50 días después de los comicios. El pliego establece que la compañía deberá realizar el recuento provisorio (sin validez legal, pero influyente, ya que es el que se conoce la noche de la elección) en las PASO, en la primera vuelta del 27 de octubre y en un eventual ballottage, que sería el 22 de noviembre.