Ante la desesperación de Cornejo por cortar una cinta en San Martin, Giménez decidió no seguir el show por conveniencia electoral

Actualidad Mendoza

El gobernador Cornejo sonríe frente a la cámara, en su mano derecha tiene una tijera y con la izquierda sostiene una cinta celeste y blanca. No sabe muy bien en qué barrio de San Martín está y quién puso la plata para financiar «eso» que está por inaugurar, pero está feliz porque lo acompaña el candidato a gobernador de la fría sonrisa, el capitalino Rody Suarez y del otro lado el doctor de la zona que designaron que debe competir en las elecciones, Raúl Rufeil.

En la foto podrían verse más asesores y militantes que vecinos sanmartinianos. «Todos miran al pajarito» y «el circo» completo huye raudamente para Capital con sus coches de choferes privados, para participar de otro acto de la agenda…y sacarán otra ocasional linda foto.

Sin dudas, Alfredo Cornejo y su troupe está desesperado por inaugurar «algo» en San Martin. En todos estos años, se habían olvidado que existía este departamento del Este mendocino ya que como lo gestionaba un gobierno peronista, los fondos iban para otro lado… algo más radical, viste?

El intendente de San Martín, Jorge Omar Giménez no se quedó con los brazos cruzados esperando «una señal» del gobernador, y trabajó con sus propios fondos municipales para llevar obras en beneficio de los vecinos y vecinas de los diferentes distritos: un plan de alumbrado led que nunca se había hecho en el departamento; kilómetros de nuevas calles pavimentadas; multiplicación de las redes de gas, agua potable, cloacas; urbanización de los barrios; puesta en valor de los espacios públicos y culturales; ampliaciones de edificios públicos y planes de vivienda; nuevos parques; la reforma del Club Atlético Palmira que promueve un estadio de primer nivel profesional; el gran polideportivo Torito Rodríguez; el deslumbrante cine Colón; el moderno Templo del Vino; el maravilloso Centro de Exposiciones «Francisco»; entre tantas obras para enumerar.

Ayer algún transeúnte pudo vislumbrar la ocasional aparición del director de Cultura de la provincia, Diego Gareca, que luego de dar vueltas y vueltas por San Martín con un mapa en la mano, pudo dar con el domicilio exacto de donde quedaba la Biblioteca Popular Ricardo Rojas, calle España 53. Sacó su celular y se paró en la vereda de enfrente para armar un videíto en las redes sociales anunciando la inauguración de la ampliación y modernización de la biblioteca. Afortunadamente el posteo tuvo varios «me gusta», sin embargo, todos los vecinos de San Martin saben muy bien que nunca se lo vio al funcionario de Cornejo en la zona y que el esfuerzo de la obra fue con los fondos municipales y la iniciativa del intendente Giménez.

Esa gota que rebalsó el vaso, hartó al intendente de San Martín y tomó una acertada decisión para evitar el conveniente circo electoralista de figuretti Cornejo que se viene venir.

En consonancia con la realidad nacional y provincial que se está viviendo, Jorge Omar Giménez, decidió posponer las inauguraciones de las obras para los vecinos y las vecinas de San Martin hasta después de los escrutinios de septiembre. Esto incluye la inauguración de la Biblioteca Popular Ricardo Rojas prevista para este jueves 15 de agosto y el nuevo parque Julio Le Parc.

Giménez comunicó esta decisión desde las redes sociales:

“Queridos vecinos y vecinas de San Martín, con el equipo de la Municipalidad hemos trabajado incansablemente para transformar nuestro departamento y que San Martín sea hoy el departamento cabecera de la zona este.

Son tiempos electorales y no queremos que las obras que venimos haciendo y que vamos a hacer tengan un uso político.

Es por esta razón que he instruido a mi equipo, para no realizar ninguna inauguración de obras hasta pasadas las elecciones.

Nosotros, hoy somos gobierno municipal, y la situación de nuestro país requiere que trabajemos incansablemente para que San Martin siga creciendo, por esta razón, seguiremos haciendo las obras necesarias pero se inaugurarán una vez pasada la elección municipal”.

Un petiso insistidor

A pesar de todo, el gobernador Cornejo y el doctor candidato harán un rally de fotos en menos de cuatro horas tratando de rascar algo de gestión provincial en la zona que tantos años el radicalismo dejó postergada.

Impostando sonrisas y tal vez enganchando algún vecino para que salga en la foto, el equipo de prensa del gobierno enviará a los medios donde ponen una buena torta de pauta para que obligadamente publiquen registro de ese fugaz paso, y de esta manera, estará culminada la «idea» de que Cornejo «siempre tiene presente a los sanmartinianos». La gente no come vidrio…