En medio de un clima turbio de cuentas offshore, renuncias, «Caimanes» y acomodos de «amigos» en la AFIP, Gioja pide interpelar al Ministro de Finanzas Luis Caputo

Actualidad

Mediante un Proyecto de Resolución (D-0093/18), el Vicepresidente de la Cámara de Diputados, el sanjuanino José Luis Gioja, presentó un pedido de interpelación al Ministro de Finanzas de la Nación, Luis Caputo, para que aclare su situación personal ante la sospecha de que el funcionario se encuentre incurso en un posible conflicto de intereses a partir de la difusión de caso conocido internacionalmente como «Paradise Papers».

La iniciativa legislativa se encuentra enmarcada dentro de las atribuciones que tienen los parlamentarios y que está comprendida dentro del Artículo 71 de la Constitución Nacional.

«El Ministro Caputo tiene muchas cosas que explicarle al país sobre su supuesta vinculación con empresas y fondos Off Shore, y entendemos que el ámbito propicio para despejar cualquier duda es la Cámara de Diputados», sostuvo Gioja al ser consultado.

En los fundamentos del proyecto, el ex gobernador de San Juan enumera una larga lista de sociedades y fondos de inversión de las que el ministro era accionista, en algunos casos, y directivo en otros, que motivaron la investigación de el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, y que se hicieron públicos en el mundo como el caso «Paradise Papers».

Cabe destacar que el hecho de Gioja sucede horas antes de que se conociera la renuncia del titular de la AFIP, Alberto Abad, y que su reemplazante fuera «justamente» un hombre de confianza de Caputo: Leandro Cuccioli, que se desempeñaba como Secretario de Servicios Financieros del Ministerio de Finanzas.

Este «recambio» no es casual ya que la Justicia pidió levantar el secreto fiscal que pesaba sobre las declaraciones juradas del ministro de Finanzas, Luis Caputo, y justamente «el amigo» Cuccioli será el encargado de acercarles toda la información solicitada sobre Caputo. El funcionario está en la mira por haber ocultado que fue accionista de sociedades offshore dedicadas al negocio financiero entre 2009 y 2015, antes de asumir en la función pública, como reveló la investigación del equipo argentino de Paradise Papers. Todo parece indicar que «el amigo» hará todo lo posible para que la investigación contra Caputo se caiga.

El fiscal Carlos Rívolo, a cargo de la investigación en los tribunales, solicitó en noviembre acceder a las declaraciones juradas de Caputo ante la Oficina Anticorrupción (OA), tanto la documentación pública como los legajos reservados. Pero ahora trasciende que entre las primeras medidas también pidió las declaraciones juradas del funcionario ante la AFIP para determinar si Caputo ocultó al fisco parte de su patrimonio.

Los nuevos documentos obtenidos ante la Securities & Exchange Commission (SEC), que oficia como Bolsa de Valores de los Estados Unidos, sacaron a la luz acciones en sociedades que eran desconocidas y que el funcionario continúa negando. Caputo debería haber declarado esas empresas no solo ante la OA sino también ante la AFIP.

La participación accionaria de Caputo en estas offshore vuelve a exponer un posible conflicto de intereses. A través de estas sociedades, Caputo controlaba Noctua, gerenciadora de fondos de inversión de alto riesgo en Islas Caimán, donde impera el oscurantismo financiero. Hasta seis meses antes de asumir en el gabinete de Mauricio Macri, en diciembre de 2015, tenía un rol central como accionista y administrador de estas inversiones secretas, que incluyeron bonos de la deuda argentina en default. Luego, en 2016, estuvo a cargo de la negociación con los fondos buitre, que reclamaban el pago de los bonos de la deuda argentina en default.

[ot-caption title=»» url=»http://www.biencuyano.com.ar/wp-content/uploads/2018/03/pedido_papers.jpg»]

 

Un manto de dudas sobre Caputo

Antes de ingresar a la función pública, Caputo fue el administrador de Noctua Partners LLC, una gerenciadora de fondos de inversión de Miami con ramificaciones en jurisdicciones en las que rigen el secreto y las ventajas fiscales. Así lo revelaron los documentos de los Paradise Papers en una investigación global del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) y del diario alemán Süddeutsche Zeitung.

Según surge de documentos oficiales de la Comisión Nacional de Valores estadounidense (SEC) Caputo no solo fue manager, sino también accionista de ese fondo de inversión, que manejó más de US$251 millones. Según los formularios de los Estados Unidos figuró como accionista directo e indirecto hasta julio de 2015.

Caputo no consignó esa información en las declaraciones juradas que presentó ante la Oficina Anticorrupción (OA) al asumir el cargo en diciembre de 2015 (correspondientes al período fiscal 2014) y en la de 2016 (correspondiente al inicio de 2015).

Con el pedido a la AFIP, la Justicia podría cotejar si la actividad de Noctua fue o no informada al organismo recaudador.

La OA, que conduce Laura Alonso, informó que realizó «un control patrimonial» sobre las declaraciones juradas públicas de Caputo y que requirió «aclaraciones» al ministro de Finanzas «a fin de reflejar en forma completa la información patrimonial». Esa información fue remitida a la Justicia.