La temporada de verano 2018 empezó con todo en la Villa de Merlo: 81% de ocupación en la primera semana de enero

Actualidad

Para los que le escapan a las arrebatadas playas atlánticas, pueden encontrar en la Villa de Merlo, en la famosa Costa de los Comechingones, un lugar apacible en contacto directo con la belleza diaria que regala naturaleza.

Un clima ideal para pasar unas inolvidables vacaciones en familia o con amigos, con excelente gastronomía puntana y cervezas artesanales. Sin dudas, cada vez más gente se inclina por esta opción de descanso y dispersión: el Área de Estadísticas de la Secretaría de Turismo y Cultura de Villa de Merlo informó que el promedio de ocupación en los alojamientos del destino turístico fue del 81% y lo consideran “Un muy buen comienzo de la temporada veraniega”.

La tipología de alojamiento con mayor porcentaje de ocupación fueron las Cabañas, seguidas por Hosterias, Posadas, las viviendas de alquiler temporario  y Hoteles.

Las actividades como Cicloturismo, Senderismo, actividades de tirolesa, rappel y cabalgatas, las visitas guiadas nocturnas al Algarrobo Abuelo y todas las visitas guiadas gratuitas han salido completas de turistas durante toda esta primer semana de la temporada 2018.

El mayor porcentaje de los turistas es de la Provincia de Buenos Aires, Capital Federal, Rosario, Santa Fe, Córdoba, Mendoza y La Pampa.

Las reservas para esta segunda semana de Enero son del 72%  y aseguran que ese número crecerá debido que hay turistas que vienen sin la reserva previa.

El entorno natural de Villa de Merlo, con la Sierra de los Comechingones como telón de fondo, cautiva desde el primer momento. El clima, benévolo y con la firme convicción de cumplir con su premisa de generar una sensación de bienestar debido a la alta presencia de oxígeno en un aire no contaminado, se complota con el paisaje para que todo de lugar a unos días de perfecto descanso.

¿Ya decidiste dónde pasar tus días de verdaderas vacaciones?

La Villa de Merlo incluye a las mascotas en las actividades turísticas

Salir de vacaciones en familia muchas veces incluye a las mascotas, por ese motivo la Villa  de Merlo promociona actividades para que ellos también puedan disfrutar de una escapada a las sierras.

“Trekking Dog”, es un emprendimiento local que ofrece caminatas por senderos  naturales, aptos para grupos acompañados por sus perros,  que incluyen  paseos por bosques nativos, arroyos, una laguna.

La propuesta no pasó desapercibida por los turistas frecuentes, incluso el diario Clarín, en su sección “Viajes”, le dedicó una extensa nota con lujo de detalle para que  la tengan en cuenta los viajeros porteños.

Las excursiones son grupales y guiadas por lugareños  que conocen cada curva del paisaje.  Pueden realizarlas los dueños con sus perros o contratar el servicio de paseo sólo para los animalitos.

Es una alternativa relajante y divertida que junto a la aceptación de mascotas en restaurantes y hoteles posiciona a la Villa  de Merlo como el primer destino turístico “Pet Friendly” del país.

 

El tercer microclima del mundo

Una de las características que hacen de Villa de Merlo un destino turístico de excelencia es su reconocido microclima. La Villa goza de condiciones climáticas propias, una modificación local del clima general del territorio. Los factores que favorecen este fenómeno, tienen que ver en primer lugar con la ubicación geográfica: las sierras cortan el paso, tanto a las corrientes de aire húmedo del Atlántico, como a los elementos contaminantes que devienen a través de su paso por la pampa húmeda. En segundo lugar, como las Sierras de los Comechingones constituyen elevaciones antiguas, la carga eléctrica de las rocas es muy baja, con ionización negativa. Asimismo, la descomposición del granito libera átomos de oxígeno que en la atmósfera se transforman en ozono. Esta serie de factores, sumados a la altura en que se halla Merlo y a la temperatura media anual, que no sobrepasa los 20°, logran provocar una saludable y grata sensación de bienestar.

Quizá la demostración más fehaciente de la proporción óptima de oxígeno que se encuentra en la Villa, es la abundancia de líquenes que se observan en los troncos de los árboles. Estos líquenes sólo crecen en regiones donde la presencia de oxígeno es alta y no se registra contaminación.