Dujovne presentó su reforma tributaria y Gioja respondió: «Aplicar impuestos al vino sería devastador para las economías regionales»

Actualidad

En el marco del show de reformas que propone Cambiemos para los próximos meses, el Ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, presentó este martes los lineamientos generales del proyecto de reforma tributaria que propondrá el Gobierno nacional, centrado tanto en la baja de impuestos como la del déficit fiscal.

El proyecto deberá ser enviado al Poder Legislativo para su aprobación, pero el equipo económico del Gobierno aún no se reunió con los distintos partidos políticos para establecer el consenso.

«Hace dos años, Cambiemos se hacía cargo de una economía que venía con muchísimos problemas. Siempre el objetivo del Gobierno fue resolver esos inconvenientes y generar una economía que fuera capaz de crecer sostenidamente en el tiempo», inició el ministro ante los periodistas.
«Los cambios económicos generaron un costo que fue acompañado por la sociedad argentina, y esto genera que hoy nuestro país esté creciendo. Hace varios meses comentamos que la economía argentina había comenzado a crecer, hoy está muy claro que la economía está en expansión. El crecimiento le llega cada vez a más argentinos».

La preocupación de los bodegueros tras el discurso del presidente Macri el lunes no fue en vano, ya que este martes el ministro Dujovne confirmó que los vinos y espumantes deberán comenzar a tributar entre un 10 y un 17%. Según el ministro, el proyecto ha seguido las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud para este tipo de actividades económicas.

Por su parte y ante los anuncios del ministro Dujovne, el diputado nacional por San Juan, José Luis Gioja, alertó hoy sobre los efectos negativos de considerar al vino como bebida alcohólica y gravarlo con Impuestos Internos del 17%, sosteniendo que “algo así sería devastador para las economías regionales de las provincias viñateras, especialmente para San Juan y Mendoza”, y agregó que “el Gobierno Nacional no tiene ni la más mínima idea de lo que pasa más allá de la Avenida General Paz”.

El legislador por el PJ sanjuanino prendió las luces amarillas de atención luego de escuchar los anuncios realizados por el Ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, quien confirmó que se le impondrán Impuestos Internos del 10% a los vinos.

Gioja ya dejó en claro su posición respecto a la posibilidad de gravar a los vinos, “no vamos a avalar ningún tipo de impuesto que resienta a la producción de la principal industria de nuestras provincias [las de Cuyo], de la que viven cientos de miles de familias y mueve toda nuestras economías”.

“Poner un impuesto al vino perjudicaría a toda la cadena de producción, fundamentalmente a los pequeños y medianos productores, y las consecuencias de una medida como ésta traerá aparejada, la depreciación del precio de la uva nueva, que se está formando justo ahora y la baja de consumo de vinos, entre otros perjuicios” sostuvo Gioja.

El ex gobernador de San Juan fue duro en sus apreciaciones, “para los funcionarios nacionales es lo mismo las bebidas cola, la cerveza y el vino, y no es así, no es todo lo mismo, el vino es una bebida de consumo familiar, está considerado como alimento, eso demuestra el desconocimiento de los que deciden, además de no saber qué pasa más allá de los límites de la Capital Federal”.

Para finalizar, Gioja adelantó que “en esta pelea me van a encontrar del lado de la defensa de los puestos de trabajo, del lado de los pequeños y medianos productores, defendiendo a las economías regionales y junto a las provincias productoras de vinos”.

 

Puntos más importantes de la reforma de Dujovne:

– Reducción del impuesto a las ganancias corporativas no distribuidas: «Las ganancias de las empresas estarán alcanzadas a una alícuota del 25%».

– Devolución anticipada de los saldos a favor de IVA por inversiones: «Hoy hay que esperar muchísimo para recuperar el crédito. En el resto de los países del mundo también existen estos esquemas».

– Implementar un mínimo no imponible para las contribuciones patronales: «Los primeros 12 mil pesos de sueldo no estarán alcanzados por las contribuciones patronales. Se pagará por el exceso. Creemos que genera un incentivo contra el trabajo no declarado, que en muchos casos se concentra en sectores de salarios más bajos».

– Incrementar el pago a cuenta de ganancias generado por el impuesto sobre los créditos y débitos bancarios.

– Reducción de los impuestos a los Ingresos Brutos y a los sellos en las provincias, además de eliminar las aduanas interiores.

– Eliminación del impuesto a la transferencia de inmuebles.

– Modificación al impuesto interno a los combustibles: «Vamos a graduar la imposición según emisiones de gases con efecto invernadero. Vamos a salir de impuestos ad valorem que amplifican los movimientos de los precios de los combustibles en respuesta a variaciones en precios internacionales o en el tipo de cambio. Con impuestos de suma fija, si se mueven los precios internacionales no se los transmitimos a los consumidores. Es mucho más eficiente y le resta volatilidad a los precios de los combustibles».

– Extensión del impuesto a las ganancias por rentas financieras obtenidas por personas humanas en el país: «Trabajaremos con una alícuota del 15% para los rendimientos de los instrumentos en moneda extranjera o indexados. Los emitidos en pesos tendrán una alícuota del 5% y se acercarán al 15% a medida que vaya bajando la inflación».

 

Se agrega también un esquema de modificaciones en las alícuotas de impuestos internos:

Los celulares, televisores, monitores y otros productos similares pasan de tributar 17% de impuestos internos a 0%.

Los autos de gama media reducirán sus tributos de impuestos internos.

Los autos de gama media que van de $ 380.000 a $ 800.000 reducirán sus tributos de impuestos internos de 10% a 0.

Las motos de gama media de $ 70.000 a $ 140.000 pasan también de 10% a 0.

Las aeronaves van por el camino inverso: de 10% a 20%.

Las embarcaciones de gama alta (más de $ 430.000) duplican sus tributos internos de 10% a 20%.

Las motos de alta gama (más de $140.000) también pasan del 10% al 20%.
Los productos que de acuerdo al Ministerio de Hacienda no son saludables cambian también sus alícuotas:

Whisky, coñac y otras bebidas blancas pasan del 20% a una propuesta gradual que los llevará al 29%.

Las cervezas del 8 al 17%.

Los espumantes del 0% al 17% de manera gradual.

Los vinos y sidras de 0 a 10% también de manera gradual.

Las gaseosas en general y otras bebidas sin alcohol pasan de entre 4 y 8% a un 17% gradual las que tienen azúcar añadido. Cabe aclarar que las light o sin azúcar mantienen el 0%.

Modificación del sistema de cobro del impuesto a los cigarrillos.