Primer encuentro entre el nuevo SUTE y el gobierno de Cornejo: Acuerdos sobre el ítem Zona

Actualidad

El Gobierno de Mendoza se reunió este miércoles con el Sindicato Unido de Trabajadores de la Educación (SUTE) en la Subsecretaría de Trabajo en el marco de la reunión paritaria convocada por el Ejecutivo provincial para el tratamiento del ítem zona.

Participando del encuentro el subsecretario de Gestión Pública y Modernización del Estado, Ulpiano Suárez; el director de Administración del gobierno escolar, Gabriel Sciola; el director de Asuntos Jurídicos de la Dirección General de Escuelas (DGE), Francisco Fernández, y el miembro paritario central, Gustavo Sinzig. El SUTE estuvo representado por sus miembros y encabezó el encuentro el secretario general, Sebastián Henríquez.

Ulpiano Suárez sostuvo que se realizó una presentación poniendo en conocimiento la decisión del Gobierno provincial de pagar la deuda que se mantenía con más de 16 mil docentes y que oscila aproximadamente en 700 millones de pesos.

El subsecretario de Gestión Pública y Modernización del Estado explicó que “la deuda se mantenía por incorrectas categorizaciones que se habían efectuado desde los establecimientos escolares en relación con la zona y también por reconocimientos masivos que se hicieron en período 2008/2015 que no fueron acompañados con las previsiones presupuestarias y el pago de la misma”.

“Eso derivó en una gran cantidad de reclamos administrativos y judiciales que tienen sentencia firme. Ante esa ausencia del Estado que no ha dado respuesta a los requerimientos de los docentes, hemos manifestado al sindicato que el Gobierno va a dar solución y va a pagar. Por eso hemos planteado que eso debe hacerse en 2017. Se va a pagar con economías y ahorros que se han generado en la ejecución presupuestaria pero igual necesita la aprobación de la Legislatura”, sostuvo Suárez.

Desde la Dirección General de Escuelas informaron que acercaron a la mesa de negociación con el SUTE una nueva restructuración del ítem Zona, que a partir de ahora se denomina “Ubicación desfavorable”. El director de Asuntos Jurídicos de la DGE, Francisco Fernández, dijo que desde que asumieron, detectaron que “todavía existe el 50 por ciento de las escuelas sin clasificar y eso se debía a deficiencias técnicas del órgano encargado de calificar a las escuelas”.

“Propusimos una nueva restructuración bajo criterios objetivos y que van a ser determinados por un órgano experto como la DEIE (Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas), ya que tiene información pública confiable, certera y objetiva con criterios metodológicos. Esto nos va a permitir obtener dentro del mapa escolar una certeza de los nuevos indicadores y variables en que se va a determinar la ubicación desfavorable”, explicó Fernández.

“Esta ubicación desfavorable nos brindará una información con respecto a la clasificación de las escuelas en donde se otorgará la zona a aquellas instituciones ubicadas en zonas urbanomarginales y rurales y también en escuelas en contexto de encierro. A las escuelas en contexto de encierro se les otorgará una bonificación del 100 por ciento del ítem. Cabe destacar que hay escuelas que no están actualmente cobrando escuelas”, remarcó el director de Asuntos Jurídicos de la DGE.

También Francisco Fernández explicó que “se van a ponderar variables que tiene que ver con la seguridad y con contextos de vulnerabilidad social, junto a otros indicadores, como el transporte público, prestación de servicios médicos, situaciones climáticas y otras variables”.

Vale destacar que el Gobierno, en la propuesta que acercó al SUTE, no va a realizar ninguna modificación en los salarios actuales por el ítem Zona. “Esta nueva restructuración no modifica el sueldo actual de los docentes ni antes ni después de la reclasificación de las zonas de las instituciones educativas”, dijo Fernández.

Por su parte, Sebastián Henríquez, actual secretario gremial docente señaló “La vamos a poner a discusión en las escuelas. Vamos a respetar lo que ya trabajó una comisión. Por eso lo tendremos en cuenta. Va a llevar un tiempo”.

Y agregó “Esta discusión se da en el marco de un enorme atraso salarial, para avanzar rápidamente en la recomposición del sueldo y otros temas que tenemos”.

 

El SUTE llevó todos los reclamos de las escuelas a las paritarias

El SUTE publicó una solicitada en los diarios locales para visibilizar las problemáticas que existen en el ámbito educativo y para exigir al gobierno la reapertura de paritarias en la que se puedan discutir todos estos temas, a pesar de que el gobierno ya venía anunciando en los medios que se discutiría solamente el ítem zona.

Con respecto a este ítem, los representantes del gobierno expresaron la voluntad de pagar la deuda contraída hace varios años. Esta deuda afecta alrededor de 16.000 trabajadores de la educación y contempla aproximadamente 700 millones de pesos que se cancelarán antes de fin de año. Por el tema de la recategorización de la zona el gobierno planteó querer revisar la situación de cada escuela, frente a lo cual, el sindicato expresó que debe respetarse la Comisión de zona que viene trabajando sobre eso y de la cual participan miembros del sindicato. Por su parte, el gobierno pretende que el porcentaje lo decida el Departamento de Estadísticas e Investigaciones Económicas de Mendoza (DEIE), que según ellos, es “totalmente objetivo”, a lo cual, el sindicato sostuvo la necesidad de que eso sea discutido desde abajo, desde las escuelas.

Otro de los temas que se trató fue la reincorporación de Paola Vignoni, docente despedida por ejercer su derecho sindical, ante lo cual el gobierno continúa negándose a tratar su reincorporación, argumentando que sea la justicia quien siga actuando en el caso, y no ellos en la paritaria.

También se planteó la exigencia de que el SUTE participe de la discusión con respecto a la recomposición salarial, en conjunto con los otros sindicatos. Recordemos que la pérdida del salario con respecto a la inflación es muy importante y que tienen que ser los trabajadores de la educación, quienes establezcan qué salario necesitan para poder llegar a fin de mes, y tiene que ser en blanco eliminando el ítem aula o incorporándolo al básico.

Todos estos puntos, más la extensa lista publicada en la solicitada, que va desde la situación de precariedad de celadores, la condición edilicia de las escuelas, la espera para poder titularizar de los suplentes, las malas liquidaciones, la reforma educativa, etc. tienen que seguir debatiéndose en las escuelas para llegar con más fuerza y organización a la próxima reunión paritaria.