Nueva prórroga de la ley contra los desalojos en tierras indígenas: «No avalamos la persecución de los pueblos originarios» dijo Fernández Sagasti

Actualidad

El Senado aprobó y giró al Senado este miércoles una nueva prórroga, por cuatro años, de la Ley 26.160, que suspende los desalojos en tierras habitadas por comunidades originarias hasta tanto se termine el relevamiento catastral que ya debió haber completado el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI).

El proyecto fue aprobado por unanimidad -62 votos- tras una reunión que mantuvieron diputados y senadores con representantes mapuches, qom, wichis, villela, sanavirones, guaraníes, warpes y kollas, que se unieron en el reclamo por la vigencia de la ley, que ya lleva 11 años.

La iniciativa, que fue impulsada por las senadoras Anabel Fernández Sagasti y Norma Durango extendió los plazos de la norma que vencía el 23 del corriente año y ahora deberá ser tratada en la Cámara de Diputados.

Durante su intervención, la legisladora nacional por Mendoza destacó la necesidad de avanzar con la prórroga debido a que, de otra manera, “muchas argentinos y argentinas estarían al pie del desalojo del lugar donde habitan”. Tras mencionar que la Ley 26.160 permitió suspender los desalojos por el plazo de la emergencia y disponer la realización de un relevamiento técnico, jurídico y catastral de la situación dominial de las tierras ocupadas por las comunidades indígenas, Fernández Sagasti indicó que “extender los plazos previstos continúa siendo necesario, dado que las tareas de relevamiento de tierras en distintas provincias no se han completado”.

Por otra parte tras realizar un repaso sobre los derechos adquiridos por los pueblos originarios desde la recuperación de la democracia argentina, la mendocina pidió sinceridad por parte del oficialismo, al señalar que “hay ciertos sectores que da la sensación no pretenden defender los intereses de los argentinos y las argentinas, sino de los grandes terratenientes”.

Además, criticó la política de seguridad del Ejecutivo al que acusó de «buscar generar un enemigo interno que no existe. Por eso, estoy convencida de que hoy el Senado de la Nación tiene que dar una señal contundente a nuestros compatriotas en el sentido de que los representantes del pueblo argentino, no vamos a avalar la persecución, desalojo y la estigmatización de nuestros pueblos originarios, puesteros y campesinos».

Y agregó: “Están preparando un modelo de ajuste no cierra sin represión y seguimos preguntando donde está Santiago Maldonado».

 

Las palabras de la senadora puntana  Negre

Al hacer uso de la palabra, la senadora nacional por San Luis, Liliana Negre de Alonso, ratificó su acompañamiento y brindó detalles de las políticas reivindicatorias realizadas por su provincia desde hace casi una década. En ese sentido recordó que “en 2009 la provincia hace efectiva la transferencia de 2500 hectáreas de tierras fiscales al sur de la provincia, que es donde los Ranqueles habitaban, y se creó un Municipio Ranquel para incorporarlo a la organización política de la provincia y además para garantizar los fondos coparticipables de los municipios. Y en esos municipios ellos se organizan de conformidad a la normativa que establecen la Constitución Nacional y Provincial”.

Mostrando un libro con imágenes de las casas construidas oportunamente  en el Pueblo Ranquel, la legisladora puntana resaltó que “esto no es sólo una cuestión de recursos sino también de voluntad política de avanzar. San Luis les hizo las casas a los Ranqueles con las tolderías de cemento tal cual ellos lo solicitaron y diagramaron, se hicieron hospitales y escuelas y se redistribuyó la coparticipación y le dio un acompañamiento para hacer sustentable las tierras que se le adjudicaron al pueblo Ranquel de 2500 hectáreas”.

Negre de Alonso enfatizo: “Creo que ha llegado el momento de que cumplamos con lo que la Constitución Nacional dice, tenemos que asumir la responsabilidad de cómo abordamos esta temática, cumplamos con la Constitución del año 94, démosle lo que le tenemos que dar pero además cumplamos íntegramente el artículo 17, no únicamente la propiedad y la posesión sino la propiedad, la posesión, la sustentabilidad y el acompañamiento para garantizar sus costumbres, su idioma, para que sean sustentables como pueblo”.

En otro pasaje de su exposición subrayó que “esto va a contribuir a la paz social porque lo que les pasa hoy a los hermanos chubutenses puede pasar en cualquier otra provincia y en cualquier momento y recién ahí nos vamos a dar cuenta que no cumplimos con la Constitución”.

Consideró además que “el Estado Nacional tiene la obligación y tiene que proveer los recursos pero eso no impide que si los estados provinciales, si tienen la voluntad política, puedan avanzar en este sentido en la medida de sus posibilidades”.

Al finalizar, la senadora señaló que “nosotros tenemos el Parque Sierra de las Quijadas, que es un parque nacional y hay una comunidad que está reclamando sus derechos sobre ese parque nacional. Esperamos que se haga el relevamiento con esta prórroga y que se pueda cumplir también con esa comunidad”.