¿Y la apertura y el diálogo de Cambia Mendoza? ¿Es chamuyo? Al sector del radical Petri (que se presenta en la interna) no lo invitaron a la reunión oficialista

Actualidad Mendoza

Cambia Mendoza organiza su primera reunión del año donde trata de unir a todos los sectores políticos que conforman el frente a fin de consolidar su proyecto de transformación de la provincia de Mendoza como lo inició en el 2015.

Siempre desde el frente oficialista se habló de ser un «espacio abierto, de apertura y mucho dialogo». No obstante, lo que viene sucediendo es que todo es un simple slogan rendido a los caprichos de una sola persona.

La Unión Cívica Radical no sólo tiene problemas para atraer a miembros fundadores como la Coalición Cívica y el Pro, sino también de Unión Popular, otro partido que fue uno de los que participó en su momento en la creación del espacio (con el sello massista del Frente Renovador), y que no estará en el evento de esta tarde con el que el oficialismo intentará seguir diagramando la estrategia electoral.

Pero el problema de la UCR mendocina no es solo con las fuerzas «socias», sino también con los propios radicales del mismo espacio y partido. Tal es el caso del radical Luis Petri, que ya confirmó, desde hace meses, que se presenta como precandidato a gobernador de Mendoza por dentro de Cambia Mendoza, y en las últimas horas señaló que no fue invitado a esta primera reunión.

El radical mendocino afirmó «La reunión de hoy de Cambia Mendoza es una oportunidad perdida. Una discusión plural y participativa supone convocar a los representantes de los partidos y a todos los que han manifestado intenciones de competir y presentar listas en el espacio, algo que no ha sucedido».

«Se necesitan reglas de juego claras y fuertes consensos anclados en valores republicanos en el Frente. No nos han convocado y eso, sumado a los que no van, debilita a Cambia Mendoza lejos de fortalecerlo», detalló Petri.

A pesar del desplante, el precandidato a gobernador no baja los brazos «Voy a seguir trabajando por los Mendocinos, para generar una alternativa que transforme la provincia y encare la resolución de sus problemas».

¿Por qué suceden estas desprolijidades? ¿Tienen miedo de las disidencias? Muchos quieren terminar con el manejo caprichoso de un frente que necesita renovar sus ideas y gente para seguir transformando Mendoza