La senadora Anabel Fernández Sagasti denuncia «La Justicia laboral en Mendoza no cumple hoy el rol de defender el derecho de los trabajadores»

Actualidad

Hoy lunes 29 al mediodía se realizó la presentación del Observatorio del Trabajo en Mendoza, con la exposición de un informe sobre la denominada «industria del trabajo» en Mendoza, difundiendo datos que se contraponen a la posición expuesta en el último tiempo por el gobierno provincial, cuyo objetivo es contribuir al análisis y estudio del mercado laboral en la provincia cuyana. El encuentro se realizó en la sede del Sindicato Argentino de Televisión, Telecomunicaciones, Servicios Audiovisual, Interactivos y de Datos (SATSAID), en Mendoza Capital, donde integrantes de la fundación El Aleph y AAMJUS, junto a los titulares de los sindicatos SATSAID, Secasfpi, La Bancaria, CTA y el Sindicato de Artes Gráficas Mendoza, dieron a conocer una investigación sobre el estado de la Justicia laboral en Mendoza y establecimiento de convenios colectivos de trabajo. También estuvieron acompañando el informe la senadora nacional Anabel Fernández Sagasti y el diputado provincial, Lucas Ilardo.

Del estudio llevado a cabo por AAMJuS y El Aleph se concluye que en 2006, el porcentaje de causas resueltas mediante sentencias fundadas por los jueces intervinientes era del 76%, frente al 24% que fueron resueltas por convenios homologados. Al finalizar la serie, para el 2014, esa relación se ve completamente invertida, quedando resueltas mediante el dictado de sentencia tan sólo el 25% y siendo concluidas principalmente mediante acuerdos homologados el 75%. Es decir que en nueve años los jueces pasaron a ser completamente residuales y su intervención se redujo al mínimo, sólo resuelven una cuarta parte de las causas, el resto lo acuerdan las partes.

Sobre la situación actual, la senadora del peronismo cuyano, Anabel Fernández Sagasti indicó que “Vemos que la Justicia laboral en la provincia de Mendoza no está cumpliendo con su rol que es el de defender el derecho de los trabajadores. La justicia Laboral está colapsada pero no porque haya trabajadores que deseen abusarse de una ley o los mismos abogados, sino que hay grandes empresas como las ART las que se financian con la industria del juicio para prorratear sus deberes”. Mientras que el titular de SATSAID, Marcelo Aparición señaló que “hemos creado una herramienta que genera un material muy importante que claramente desnuda lo que está pasando en la Justicia Laboral de Mendoza y lo que sucede por orden de Cornejo para afectar a los trabajadores”.

Otro de los puntos que señala el informe, indica que el comportamiento de la cantidad de causas resueltas por año, creció alrededor de un 200% en nueve años, lo que supondría una mayor eficiencia del sistema. Sin embargo, durante ese periodo la cantidad de sentencias reales y fundadas (que no sea convalidación de acuerdos entre partes) incluso se redujo, manteniéndose en unas 2000 por año, por lo que el resto se acuerda, sacrificando derechos laborales.

Sergio Giménez, de La Bancaria, afirmó tras la exposición que  “los números son contundentes, cuando se habla del volumen de la industria del juicio solo el 4 por ciento tiene que ver con algo vinculado a un despido o una cuestión laboral. Lo primero que hay  que desmitificar es que la industria del juicio no es tal respecto de lo laboral. Y tras el informe lo que quedó claro es que hay una utilización de la Justicia por parte de las ART”. Mientras que Gustavo Díaz, de Secasfpi celebró la creación del observatorio al explicar que “son herramientas para los trabajadores, desde hace tiempo venimos trabajando para que en los debates existan estadísticas que nos sirvan”.

Por su parte, Marisa Uceda, una de las abogadas a cargo de la investigación junto a Lucas Gómez Portillo, argumentó que “la mentada industria del juicio realmente existe pero la única dueña y beneficiaria es la ART. Cuando se constatan datos reales encontrás que un trabajador debe tardar aproximadamente 5 años para poder lograr que un juez le reconozca lo que la ART debería haber hecho en un principio. Hay casos concretos en los que se demuestra que la ART gana en el tiempo”.

Por su parte, Gómez Portillo afirmó que “en Mendoza se registra un incremento permanente y exponencial de la cantidad de demandas que ingresan. Hay una tendencia permanente, progresiva y profunda de favorecer los acuerdos entre partes, reemplazando el rol del juez como verdadero árbitro de la dilación laboral, sin proteger los derechos del trabajador. Cada vez hay una mayor cantidad de acuerdos, por lo que la Justicia del trabajo se ha vuelto residual”.

Y agregó: “No más del 25 por ciento de las causas que ingresan son resueltas con sentencia, por lo que el 75 se resuelven a partir de simples acuerdos”.

Por último, la presidenta de la fundación el Aleph, Gabriela Bazán celebró la creación del Observatorio de Trabajo explicó que “la idea es generar la participación de distintos actores que estén involucrados en distintas problemáticas sociales. Queremos trabajar respecto de las problemáticas reales de los trabajadores y por eso nos parece más que positiva la participación de los sindicatos”.