Bronca desde la izquierda por el aumento de los sueldos de los legisladores mendocinos y de los funcionarios de gobierno

Actualidad

En Mendoza hay gente que está feliz. A fin de mes, los sueldos del gobernador, la vicegobernadora, los funcionarios del Poder Ejecutivo y los legisladores provinciales, tendrán un incremento del 10 por ciento, retroactivo a febrero. Pero no será la única vez del año… ya que el acuerdo en paritarias de los empleados de la Administración Central implicará otra suba en julio. En este caso, del 7 por ciento.

La suba que se viene fue confirmada por fuentes de la Legislatura y responderá a la aplicación del acuerdo salarial suscripto en paritarias entre el Gobierno y los empleados públicos provinciales. Estos sueldos son tomados como base de cálculo para los salarios de los funcionarios y legisladores. Precisamente, esta semana, la Cámara de Diputados le dio sanción definitiva a los acuerdos logrados con distintas áreas del Estado provincial. Entre otros decretos, se ratificó en la Legislatura el 196, que era el de los empleados de la Administración Central.

Por jemplo, el sueldo de un senador provincial mendocino que hoy ronda los 68 mil pesos netos, después de aplicados los descuentos. A fin de mes, esta remuneración se acercaría a los 75 mil pesos, con el aumento del 10 por ciento, más el retroactivo de febrero.

Por su parte, el FIT mendocino está «recaliente» por ese «reparto de la torta» y presentó un proyecto en ambas cámaras para dejar sin efecto el aumento que percibirán legisladores y funcionarios.

Al respecto, la diputada provincial del FIT, Macarena Escudero, señaló que «El gobierno de Cornejo nuevamente es protagonista de una provocación al pueblo trabajador y ha anunciado que a las dietas de legisladores y funcionarios se les aplicará un primer aumento de miles de pesos, por lo que superarán los $80.000 mensuales. Si la ley dice que el sueldo de funcionarios y legisladores está sujeto a las paritarias estatales, los legisladores podemos decidir renunciar a ese privilegio y por eso proponemos dejar el aumento si efecto».

Por otro lado, la senadora provincial de la izquierda mendocina, Noelia Barbeito sostuvo que «la casta política mendocina lamentablemente nos tiene acostumbrados a ostentar sus privilegios mientras atacan el bolsillo de los trabajadores y trabajadoras de la provincia a través de los aumentos del transporte, la luz, el gas y ni hablar de la inflación. Macri y Cornejo son los responsables de las penurias que cada día mas sufren miles de mendocinos y mendocinas. Le piden austeridad al pueblo trabajador y ellos gastan millones en sostener a una casta de políticos privilegiados. Con ese dinero se podría implementar el boleto educativo gratuito para toda la comunidad educativa en todos los niveles o arreglar escuelas y hospitales».