La última encuesta que marca el arrasante triunfo de Cornejo como senador, la sorpresa de Cambia Ya y la buena imagen de Suarez

Actualidad Mendoza

El último sondeo de opinión pública que realizó DC Consultores, dirigido por el analista Aníbal Urios, dejó datos interesantes para estudiar sobre cómo esta posicionado el Frente Cambia Mendoza y los demás fuerzas políticas de la oposición.

Si bien ya hemos comentado días atrás sobre la elección en la categoría Diputados Nacionales, ahora es el momento de analizar el plato fuerte de los precandidatos a senadores nacionales, de gran peso en el ámbito provincial como en el nacional.

Sin dudas el trabajo de Urios resalta la gran aceptación popular del Frente Cambia Mendoza en su conjunto, marcando así el rumbo elegido para el futuro de Mendoza. De ahí surge la confirmación del liderazgo de Alfredo Cornejo que es aceptado por casi la mitad de los mendocinos y mendocinas. Pero también refleja un sorprendente corte de boletas con su par en diputados Julio Cobos, de más del 10 por ciento de diferencia.

No obstante, dentro del mismo espacio Cambia Mendoza se destaca el buen piso de arranque en la interna de campaña del precandidato al Senado Nacional, el empresario bodeguero Rodolfo Vargas Arizu, que con su espacio Cambia Ya, propone una renovación de ideas y figuras políticas venidos de la actividad privada que acumula un nada despreciable 9 por ciento.

Quién llega con un porcentaje muy por debajo de sus expectativas es la precandidata a senadora por el Frente de Todos, Anabel Fernández Sagasti, que tan solo acumula un 20, 9 por ciento, muy por debajo de los históricos números del peronismo mendocino.

Luego le sigue, desde la oposición, el precandidato a senador por el Partido Verde, Marcelo Romano, defensor del agua y de la 7722, que se despega del pelotón de terceras fuerzas, con el enorme desafío por delante de convencer al electorado de las ideas y propuestas de su espacio junto a Mario Vadillo.

El mendocino no le gustó la idea de «Suarez candidato», pero lo banca igual

Aníbal Urios sostiene en su trabajo de sondeo de opinión pública desarrollado en dispositivos móviles en Mendoza y el Gran Mendoza, que fue realmente un grave error haber postulado al gobernador Rodolfo Suarez como precandidato a senador nacional. Solo un pobre 9 por ciento del total, lo considera un acierto.

Pero más allá de eso, el pueblo mendocino lo perdona y sigue bancando su gestión, potenciado con una muy buena imagen sobre su figura, lo que lo consolida como un firme candidato a proyección nacional.

Una figura en ascenso: Claudia Najul

Así como en el trabajo de DC Consultores resalta el error en el armado de la lista de Cambia Mendoza, con el rechazo popular por la incorporación de Suarez a la lista, también marca un segundo error en el armado de listas, de no haber incorporado el nombre para cargos nacionales a una mujer fuerte del radicalismo, de gran proyección nacional en este último año de pandemia, donde la salud es el centro del debate, la ex ministra de Salud provincial, Claudia Najul, que sin dudas tiene muy buena imagen en la opinión pública provincial.

El gobierno nacional en picada y con estrategia electoral errada

El estudio de Urios confirma que el electorado mendocino rechaza la gestión de Alberto Fernandez, envuelto de escándalos, vacunatorios VIP, errores en el manejo de la pandemia y crisis económica sin solución.

Estos errores se confirman también con el mal manejo de la comunicación del gobierno nacional y lo mal encarada la campaña, donde resaltan como «logro» el plan de vacunación. El sondeo realizado la semana pasada marca que para el pueblo mendocino resulta lo menos trascendente y que todo se centra en mejorar la economía a corto plazo, algo de lo que aún resulta muy lejos de resolver.

“Creo que de alguna manera esta pandemia hizo acelerar un proceso que ya se venía dando y que la clase dirigente argentina no quería aceptar o le venía más cómodo usar el viejo manual que era caminar, visitar a los vecinos, sacarse fotos, hacer actos. Hoy hay un nuevo desafío que es comunicarse con aquellos que no puedo ver”, destaca el licenciado Aníbal Urios.

Sobre las encuestas, dice que “son un GPS” para saber dónde estar ubicados, pero sucede que “a veces lo entienden y otras veces, por el ego, a los políticos es muy difícil hacerlos comprender que el camino es otro, con otra forma de comunicarse”.