El miedo del gobierno de Suarez al pueblo: gran operativo policial para impedir repintar mural en defensa del agua en San Martín

Actualidad Mendoza

El gobierno de Rodolfo Suarez tiene miedo. Por eso, en el discurso de apertura legislativa de este 2021, el gobernador ni siquiera mencionó una estrofa sobre la minería en Mendoza, ni menos de una probable zonificación de la actividad minera como la de Chubut.

Está muy claro que hay un intencional silencio del gobierno y los medios amigos de la pauta de no tratar el tema, mientras se va desplegando una serie de medidas de «inversiones» privadas donde se cooptan las principales fuentes de agua del sur mendocino ¿Es casual que el gobierno provincial les entregue 300 mil hectáreas a una empresa privada en un sector que va de la laguna del Diamante a la laguna del Atuel? ¿Es casual la apertura de proyectos a desarrollarse en la Reserva Natural Manzano Histórico, de Tunuyán, justamente donde está el cauce del rio Tunuyán? ¿Es casual el emprendimiento de esquí El Azufre, de más de 13 mil hectáreas, sea un punto estratégico para la provisión de agua si se zonifica Malargüe para los emprendimientos megamineros?

El gobierno provincial avanza en silencio, en medio de la confusión de la pandemia… pero tienen miedo que el pueblo vuelva a despertar como en aquel histórico diciembre de 2019 cuando gritó fuerte «El Agua de Mendoza No Se Negocia».

Mientras el silencio sigue avanzando en la estrategia oficial, las paredes intentan hablar. por eso diferentes artistas e integrantes de la comunidad se daba cita este domingo al mediodía en Acceso Este y Eva Perdón de San Martín, para pintar nuevamente un mural en defensa de la ley 7722, que días atrás fue tapado por obreros municipales.

El mural que data de aquella alzada popular que evitó el movimiento pro minero en Mendoza, fue borrado por obreros municipales, lo que generó la protesta de varios actores, entre ellos la Asamblea Socio Ambiental Zona Este.

Luego de insistentes reclamos, los referentes de la asociación comunicaron con alegría que el mural sería re pintado, tras haberse reunido con el Intendente de San Martín, Raúl Rufeil, para lo cual se convocó a artistas y público en general.

En aquel momento, la Asamblea Socio ambiental Zona Este informó que «las gestiones para restablecer el mural con la Municipalidad de San Martín han sido exitosas y acordamos que la Municipalidad de San Martín realizará las gestiones correspondientes ante la Dirección de Vialidad», «que consideró la importancia de establecerlo como sitio emblemático de la participación popular en defensa del Agua, mientras se espera que sea favorable el pedido de declararlo patrimonio histórico-cultural- social. La recuperación se llevará a cabo con las colaboraciones de la comunidad, sin aporte económico ni de materiales de la municipalidad. Atendiendo a la expresión de deseo ya dada por la comunidad local y provincial». «El mural será recuperado gracias a la organización del pueblo que ya demostró seguir defendiendo los bienes comunes el 16 de mayo», aseguró la comunicación».

Lo cierto es que este mediodía de domingo los artistas se encontraron con un gran operativo policial para impedir pintar el mural, tal cual se había acordado con la intendencia según publicaron. Ante este escenario, ambientalistas habrían llamado insistentemente al intendente, sin lograr que este les responda el teléfono.

¿Es necesario tanto despliegue policial? ¿No deberían ocuparse por la ola de inseguridad en la región que por una decena de artistas? Hay miedo que el pueblo vuelva a expresarse en las calles contra los negociados de la casta política, contra los que desean entregar los preciados recursos naturales de la provincial, de entregar el agua, la calidad de vida y el futuro de Mendoza a cambio de unos volátiles billetes.

Fuente: 2634 Diario