Reapareció Cristina y apuntó contra “el prejuicio antiperonista” del empresariado argentino

Actualidad

“Como todos y todas saben, no concurro a actividades públicas u homenajes que tengan que ver con aquel 27 de octubre. Tal vez sea un mecanismo inconsciente de no aceptación ante lo irreversible”, escribió la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner en un texto que publicó en su página web. De esta manera, la ex presidenta adelantó que no participará de los actos que se celebrarán mañana por un nuevo aniversario de la muerte de Néstor Kirchner, pero se refirió a la figura del Alberto Fernández, criticó a la oposición y al sector empresarial argentino.

La presidenta del Senado hizo mención a la situación que atraviesa el país en el marco de la pandemia, y si bien remarcó que “el freno a la economía y la incertidumbre generalizada sobre que va a pasar con nuestra vida son agobiantes”, aclaró que “sí podemos llegar a algunas certezas, al menos en el campo de la política”.

En ese sentido, criticó las políticas de la gestión anterior y destacó que “asumimos después de cuatro años de gobierno de Mauricio Macri y nos encontramos otra vez con un nuevo derrumbe. Cuatro años en los que se volvió a endeudar al país a límites insostenibles, con el retorno del FMI a la Argentina que le sumó a la deuda de los privados 44 mil millones de dólares más. Cuatro años de tarifazos impagables en los servicios públicos, cierre masivo de PyMES, pérdida del salario y jubilaciones, etc, etc, etc”, escribió la vicepresidenta.

“Todo ello resultado de aplicar las políticas públicas que los factores de poder económico y mediático reclamaron durante los 12 años y medio de nuestros gobiernos y que se comprobó, luego de Macri, sólo conducen al desastre generalizado”, opinó.

Sin embargo, agregó que “lo peor estaba por venir”, en referencia a la llegada del coronavirus al país. “En este marco de derrumbe macrista más pandemia, quienes idearon, impulsaron y apoyaron aquellas políticas, hoy maltratan a un Presidente que, más allá de funcionarios o funcionarias que no funcionan y más allá de aciertos o desaciertos, no tiene ninguno de los ‘defectos’ que me atribuían y que según no pocos, eran los problemas centrales de mi gestión”, agregó.

En ese sentido, Cristina Fernández aseguró que “en un famoso encuentro empresario autodenominado como lugar de ideas”, el presidente Alberto Fernández fue agredido “en simultáneo” por los concurrentes. “Castigan al Presidente como si tuviera las mismas formas que tanto me criticaron durante años. A esta altura ya resulta inocultable que, en realidad, el problema nunca fueron las formas”, sostuvo.

“En realidad, lo que no aceptan es que el peronismo volvió al gobierno y que la apuesta política y mediática de un gobierno de empresarios con Mauricio Macri a la cabeza, fracasó”, remarcó la ex presidenta y afirmó que “es notable, sobre todo en el empresariado argentino, el prejuicio antiperonista”.

Por otro lado, si bien Cristina Fernández hizo referencia a “funcionarios que no funcionan”, señaló que las acusaciones que infieren que en realidad es ella quien gobierna, son falsas. “Debo reconocer que son poco creativos. El relato del “Presidente títere” lo utilizaron con Néstor respecto de Duhalde, conmigo respecto de Néstor y, ahora, con Alberto respecto de mí”, indicó. Después de haber desempeñado la primera magistratura durante 2 períodos consecutivos y de haber “Podrá gustarte o no quien esté en la Casa Rosada. Pero no es fácticamente posible que prime la opinión de cualquier otra persona que no sea la del Presidente a la hora de las decisiones”, remarcó.

Asimismo, se refirió a los adjetivos de “rencorosa” y “vengativa” que le adjudican algunos sectores de la oposición y señaló que a pesar de que durante el gobierno de Mauricio Macri se llevó a cabo una “persecución sin precedentes contra mi persona, mi familia y contra muchos dirigentes de nuestro espacio político”, aseguró que “a nosotros nunca nos movió el rencor ni la venganza. Al contrario, la responsabilidad histórica y el deber político para con el pueblo y la Patria guiaron todas y cada una de nuestras decisiones y acciones”.

Finalmente, Cristina Fernández de Kirchner se refirió a la suba del dólar y al  “problema de la economía bimonetaria». Respecto a este temática, aseguró que existe una «evidente extorsión devaluatoria».

«Hoy, luego del derrumbe macrista y en plena pandemia, y pese a no tener obligaciones de pago en moneda extranjera en lo inmediato gracias a la reestructuración de deuda llevada a cabo por el Gobierno, con superávit comercial y mayor nivel de reservas en el BCRA que cuando terminó mi gestión, continuamos con la restricción externa de esa moneda -o faltan dólares o hay demasiada demanda- a la que se suma una más que evidente extorsión devaluatoria», resaltó la vicepresidenta y añadió: «el problema de la economía bimonetaria que es, sin dudas, el más grave que tiene nuestro país, es de imposible solución sin un acuerdo que abarque al conjunto de los sectores políticos, económicos, mediáticos y sociales de la República Argentina».