160 femicidios en Argentina: En lo que va de este 2020, se mató una mujer cada 31 hs

Actualidad

El Observatorio MuMaLá “Mujeres, Disidencias, Derechos” actualizó el «Registro Nacional de Femicidios» al 31 de julio de 2020 con alarmantes números que evidencia que no se mata por el solo hecho de ser mujer.

Los datos muestran que aún hay mucho trabajo por hacer en nuestra enferma sociedad: se cometieron en estos primeros 7 meses, 160 femicidios en todo el país, que lo podemos ilustrar de la manera más cruda: 1 asesinato cada 31 horas.

A esto se le suma un dato no menor: durante la pandemia COVID 19 se produjeron 97 femicidios. Las provincias con mayor tasa de Femicidios son: Catamarca, Tucumán, Jujuy, Misiones y Salta.

Los principales datos del informe: 

– 160 femicidios en 2020

– 157 intentos de femicidios

– 193 niños, niñas y adolescentes se quedaron sin madre.

– Se agregan 26 muertes violentas de mujeres en proceso de investigación.  Es decir: 186 muertes violentas de mujeres de las cuales 160 son femicidios.

– 45 % de las víctimas tenía entre 19 a 40 años.
– El 20% había denunciado a su agresor.
– El 15% de los agresores se suicidó.
– El 4% de los femicidas pertenecía a fuerzas de seguridad.

Vínculo entre víctima y victimario:

– Pareja: 41%
– Ex pareja: 22%
– Familiar: 13%.
– Conocidos: 12%
– Desconocido, sin vínculo: 6%
– Sin datos: 6%

Mecanismo utilizado por los femicidas:

– Arma blanca: 28%
– Golpes: 17%
– Arma de Fuego: 24%
– Asfixia: 15%
– Incineradas: 8%
– El 8% recurrió a métodos como torturas, envenenamiento, caídas de altura.

Lugar donde se cometió el Femicidio:

– Vivienda de la víctima: 36%
– Vivienda compartida con la víctima: 32%
– Vía Pública: 12%
– Descampados: 4%
– Vivienda del Femicida: 4%
– Propiedad privada: 4%
– En la vivienda de un familiar: 6%
– Otros: 2% (hotel, trabajo de la víctima, etc)

«Insistimos en la urgencia de declarar la Emergencia Nacional en violencia de Género; en la importancia de la implementación y ampliación de la Ley de Educación Sexual Integral de manera transversal y la aplicación de la Ley Micaela (de capacitación obligatoria en género y violencia de género en todos los ámbitos del Estado, desde una perspectiva feminista, diverse – disidente.). Además, exigimos a los tres niveles y poderes del Estado priorizar recursos para el abordaje integral de mujeres e integrantes del colectivo LGTBIQ #EmergenciaNiUnaMenos #EmergenciaLGBTIQ+», resaltaron desde MuMaLá.