La presidenta de la Coalición Cívica Mendoza sobre Teresa Day: «Es víctima de la crítica destructiva del machismo más rancio que conocemos»

Actualidad Mendoza

Esta mañana del jueves comenzó la audiencia pública virtual convocada por el presidente de la Sala Segunda del máximo tribunal, Omar Palermo, para que la oposición plantee sus cuestionamientos al nombramiento de María Teresa Day en la Suprema Corte y la interpretación jurídica sobre los requisitos constitucionales que debe cumplir quien aspire al cargo.

La intención de los expositores -cada uno tiene 10 minutos- es deliberar, con distintos exponentes y puntos de vista, sobre cómo y con qué alcances debe interpretarse el inc. 3 del art.152 de la Constitución de Mendoza, en cuanto exige para ser miembro de la Suprema Corte de Justicia ser abogado con 10 años de ejercicio de la profesión.

Por su parte, Daniela Stella presidenta Coalición Cívica Mendoza expuso una carta abierta denunciando que todos estos cuestionamientos de la Dra. María Teresa Day no es por sus aptitudes profesionales, sino por una cuestión de género.

Cómo te entiendo Teresa

Vemos a la Dra Day, expuesta en la vidriera de la crítica destructiva del machismo más rancio que conocemos.

Desde que se cuestiona su capacidad técnica, desconociéndose su formación profesional, negando su trayectoria laboral. Su trabajo ha sido impecable, y claramente lo cumplió con eficiencia y honestidad a la sombra de un hombre. Siempre.

Ahora, la Dra Day, deja la sombra de los hombres para ponerse a la par de ellos. Les duele perder 10 años de hegemonía masculina.

¿Cuál es el precio? Uno muy caro, la vidriera del ataque. El instinto más salvaje del hombre lo hace moverse  y atacar en manada, busca un grupo para el ataque, se inventa una audiencia pública (para que ninguna otra ose de nuevo a lo que se animó Teresa), una asamblea, buscan compinches. Se le exige a una mujer lo que nunca se le exigió o exigirá a un hombre. Se le exige que camine rápido y con la frente en alto, mientras existe todo un sistema perverso dispuesto a patearle los tobillos, las rodillas. Si es «machista» que se la banque, es lo que eligió.

Ay, Teresa, cuánto te entiendo. No nos conocemos, y quizás no compartimos nada más que el hecho de ser mujeres animandose a cosas «de hombres», pero eso es suficiente, para defenderte y defender el lugar que nos corresponde, y así quizás erradicar el bancarnos las cosas por ser machistas, sino ocupar el lugar que nos corresponde por ser mujeres de bien, construyendo el destino de nuestras hermanas, hijas y nietas.

Daniela Stella presidenta Coalición Cívica Mendoza