El diputado Ramón solicita construir nuevas herramientas para favorecer y sostener la industria turística con medidas proteccionistas para PyMes y consumidores

Actualidad Mendoza

Ayer martes se reunió una vez más la Comisión de usuarios y Consumidores de la Cámara de Diputados de la Nación, para tratar los dictámenes de mayoría y minoría presentados para un proyecto de ley de ayuda al turismo.

El sector, ha sido uno de los más perjudicados por la crisis económica y la parálisis general de Argentina y el mundo, pero así como las PyMes del sector deben ser ayudadas, algunos legisladores apuntaron la necesidad de pensar estrategias legislativas que no permitan faltar a otras leyes, como la de derechos de usuarios y consumidores, otro grupo altamente desfavorecido en este contexto.

«Nosotros sabemos de los problemas de los pequeños y medianos del sector, pero el problema acá es que detrás de muchos se esconden grandes poderosos de la industria, y en esta comisión tenemos que dirimir sobre resoluciones para los consumidores, a los que siempre les tocan el bolsillo» advirtió el Diputado Nacional por Mendoza, José Luis Ramón, quien se ha reunido con varios empresarios PyMes del turismo y conoce sus problemas de primera mano.

Reuniones con Pymes

Ramón, resaltó que muchos legisladores presentes se habrían olvidado de qué es lo que defiende la comisión reunida y que de hecho eso se demostraba a partir de estar debatiendo diferentes dictámenes con la presencia de una sola de las partes afectadas.

“Lamento que en este ámbito no estén los tres sectores que tienen que sufrir las cargas de esta crisis: los sindicatos (porque otro proyecto pretende suspender los aportes patronales y de seguridad social, o sea que afectaría a los derechos de uno de los actores), y además no están las asociaciones de consumidores, que han sido convocadas otras veces, pero no en esta oportunidad y tampoco, los propios afectados”, remarcó enfáticamente Ramón durante su participación en la comisión.

Además, no dejó pasar el hecho de que los dictámenes no tengan en cuenta a las grandes empresas proveedoras dentro de todo el circuito turístico, quienes han sido las menos afectadas por la pandemia y que serán las que “escondidas detrás de los más chicos”, terminarán siendo “indefectiblemente” favorecidas, cuando son las que más perjuicio masivo pueden ocasionar en los consumidores.

Para aportar al debate creciente sobre la representación de los consumidores, Ramón rechazó las palabras del titular de la comisión, el Diputado Mestre, quien dijo que en reuniones pasadas, sobre otros temas, las asociaciones no habían realizado reclamo alguno sobre la falta de límites y herramientas para la devolución de paquetes, pasajes, estadías, etc. Persiguiendo el fin de muchas de las empresas de turismo, que para beneficio propio únicamente pretendían cobrar por las devoluciones que los consumidores solicitaran o directamente no hacerse cargo de las cancelaciones.

Post comisión, Ramón aclaró que, desde la comisión de turismo en la que se trataron los mismos dictámenes, está intercediendo activamente para que los consumidores tengan tres formas diferentes de recibir el reintegro de lo ya abonado. La primera formaliza el poder reprogramar dentro de los próximos 18 meses posteriores a la pandemia. La segunda forma, propone la creación de un voucher con iguales características de los servicios contratados para transferir a quien disponga el consumidor, y la tercera opción será el reintegro de lo pagado en 3 cuotas iguales, mensuales y consecutivas.

De esta manera, el Estado debería construir nuevas herramientas para favorecer y sostener la industria turística, pero también podrá sostener la balanza equilibrada en defensa del eslabón más débil de la cadena: los consumidores.