Repudio a los hechos de violencia y agresiones contra las manifestantes en una nueva marcha por Magalí Morales en San Luis

Actualidad San Luis

Libres del Sur se hizo presente en una nueva jornada de reclamos, bajo la consigna “Nadie se suicida en una comisaría”, en búsqueda de justicia y verdad sobre las muertes de Florencia Magali Morales y Franco Marangüello.

Magali Morales

En tanto, la concejala y Coordinadora Provincial de Mumalá, Ailen Chaine, acompañó a distintas organizaciones y personas autoconvocadas a la movilización por el microcentro puntano, que por momentos se entorpeció por distintos hechos de violencia y agresiones que sufrieron las manifestantes.

La concentración se desarrolló este miércoles 23 a partir de las 11:00 hs en la esquina de Av. España y Rivadavia, donde un conductor de automóvil insultó y golpeó violentamente a algunas de las manifestantes. Luego, la movilización partió en dirección a la Plaza Independencia, viéndose interrumpida reiteradas veces por distintas situaciones de agresión. Desde ya, también, es repudiable la inacción policial y la falta de criterio para armar un operativo preventivo.

La concejala Ailen Chaine, expresó: “repudio absolutamente los hechos de violencia. No hay razón para justificar las agresiones. No podemos permitir que el camino para resolver las diferencias sea el odio. Algunas actitudes… la intolerancia de algunas personas contra las manifestantes, poco tienen que ver con la democracia y solo buscan generar más violencia”.

Una causa paralizada

A casi cuatro meses meses del asesinato de Florencia Magalí Morales, encontrada sin vida en una celda de la comisaría de Santa Rosa de Conlara, en San Luis, la investigación judicial sobre lo que la policía quiso hacer pasar como un suicidio se encuentra casi paralizada. Así lo expresó semanas atrás a PáginaI12, el abogado de la familia, Santiago Salomón Calderón, quien recusó al juez de la causa por haber frenado todas las medidas de prueba que debían ser realizadas de manera urgente. Esa recusación se produjo cuando este magistrado, ante le pedido de una nueva autopsia, decidió que la misma sea a cargo de la familia, lo cual no corresponde desde el punto de vista económico, pero tampoco desde la elemental lógica procesal respecto de que el cuerpo es la prueba más importante y sólo los auxiliares de la justicia pueden garantizar la cadena de custodia del mismo. «Los policías están libres hasta que no declaren, ni siquiera están procesados, están trabajando en otras dependencias», dijo el letrado. San Luis es una provincia con mayor muertes en comisarías que por coronavirus.

Recientemente, la Cámara del Crimen de Concarán dispuso que se haga la reautopsia —una medida que los abogados de la familia de la mujer de 39 años habían solicitado— e insta a que el juez Penal, Correccional y Contravencional de Santa Rosa, Jorge Pinto, arbitre las medidas necesarias para que el estudio se haga de forma urgente y las gestiones para que este importe el menor costo posible para los parientes.

Los abogados que representan a la familia Morales, pidieron que se habilitara la feria judicial para dar continuidad al proceso, con el fundamento de que, con el paso de los días, avanza también la descomposición del cuerpo (el objeto del análisis pretendido), perjudicando la posibilidad de descubrir en él eventuales indicios.

El 5 de abril Morales –una mujer de 39 años empleada de un hotel, madre y abuela sola– había salido en bicicleta a buscar comida y terminó encerrada en una celda presuntamente por haber violado la cuarentena dado que la terminación de su documento de identidad no le permitía circular ese día, tal la disposición en esa provincia respecto del aislamiento social obligatorio. A la tarde del mismo día la encontraron ahorcada con el cordón de una prenda, luego de haber pasado horas pidiendo auxilio.