¿Por qué Rody no autoriza a las empleadas domésticas mendocinas trasladarse de casa en casa con transporte público?

Actualidad Mendoza

De a poco, el gobierno de Mendoza empieza a flexibilizar la cuarentena y abre la puerta a diferentes actividades. A partir de hoy los mendocinos podrán salir a trotar y andar en bicicleta en un radio de 5 kilómetros. También pueden volver a trabajar los profesores de educación física en clases particulares de hasta dos personas. Otros rubros, como actividades religiosas, reparación de todo tipo de transporte y compañías aseguradoras también fueron autorizados, con sus respectivos protocolos.

No obstante, desde el miércoles pasado la actividad del servicio doméstico fue habilitado en la provincia de Mendoza a través del decreto nacional publicado hoy en el Boletín Oficial.

Pero la actividad sufre un inconveniente clave para su normal funcionamiento, ya que el gobernador Rody Suarez solo autoriza el traslado del personal doméstico caminando, en bicicleta, moto o cualquier medio de transporte individual. De no ser posible, el empleador deberá disponer los medios de movilidad, ya sea mediante taxis, remises o con su propio vehículo.

Sin dudas, quienes integran el actual gobierno mendocino desconocen la realidad de las empleadas domésticas, que necesitan sumar horas, trasladarse de un lugar a otro del Gran Mendoza, para poder sumar ingresos y llegar a fin de mes.

Una realidad que Rody ignora: mujeres mendocinas que la mayoría trabajan en negro, trabajan por hora y están perjudicadas en su trabajo por sus bajas remuneraciones y sin derechos laborales.

Tras una desgastante jornada laboral, el transporte público es un elemento esencial para lograr puntualidad, ganar tiempo y en parte tomar unos minutos de descanso y distención, entre destino y destino. La bicicleta o caminando con rapidez, solo hace que la actividad sea realmente demoledora para cualquier persona.

Frente a esa preocupación del sector, el diputado por Protectora, Mario Vadillo, presentó un petitorio al gobernador Rodolfo Suarez para anular el protocolo que exceptúa a las empleadas domésticas a utilizar el transporte público como vía para llegar a sus trabajos, ya que «no existe ninguna legislación que sectorice la movilidad estatal y que impide que solo un grupo no lo use».

«Considerando  que gran parte de este rubro se encuentra en negro, además que su salario se basa en las horas de trabajo que realizan y que en más de un caso tienen más de una casa en la que trabajan a la cual deben llegar de alguna manera», justifica.

«Y que también en las opciones estaba que la movilidad debía brindarla el contratador pero no han tenido en cuenta el gasto que implica que deban abonar un transporte para que las movilice y que es imposible llevarlas y traerlas en vehículos particulares ya que muchos regresaron a sus trabajos o lo realizan desde casa y se complica realizarlo» agrega.

“Esas personas se quedan sin su trabajo si no pueden subir en esos micros” expresó el diputado Vadillo en relación a que sin movilidad  el personal doméstico perderá la oportunidad de poder trabajar en un momento tan crítico en el que se encuentra la provincia en fase 4 de la cuarentena por COVID 19.

También expresó que la solución debería venir por el lado del aumento de las frecuencias de colectivos para que todos los pasajeros vayan dispersos y que todos los usuarios puedan utilizarlo.