La Justicia sanjuanina levantó la suspensión y la Barrick vuelve a operar en Veladero, los ambientalistas en llamas

Actualidad

La Justicia sanjuanina levantó este martes la suspensión transitoria que pesaba sobre la mina de oro y plata Veladero, que opera la empresa Barrick Gold, tras comprobar que que se realizaron las obras solicitadas por el Gobierno, necesarias para evitar un nuevo derrame en su valle de lixiviación.

Según la justicia se comprobó que la Barrick Gold realizó las obras solicitadas por el gobierno para evitar un nuevo derrame, tras lo cual el gobernador dijo que desea que la minería siga siendo «el eje del desarrollo de San Juan».

La medida fue tomada por el juez de paz del Departamento de Iglesia, Hugo Quiroga, quien se hizo cargo de la causa por el incidente del 8 de setiembre pasado, al subrogar al juez de la segunda circunscripción Pablo Oritja que se tomó una licencia, y a la jueza de paz de Jáchal, Silvia Rodríguez, quien fue la primera subrogante, pero que pidió licencia por enfermedad.

La resolución del juez Quiroga se conoció después que el fiscal del caso, Sohar Aballay, y sus pares Fabrizio Médici y Daniel Guillén, designados por Fiscalía General de la Corte para colaborar con el primero, solicitara la reapertura.

El planteo de los fiscales se basó en que el Ministerio de Minería “emitió la respectiva certificación, de que Barrick ejecutó la totalidad de las tareas exigidas en el valle de lixiviación, donde tuvo lugar el incidente, incluida la presentación de un plan general de trabajo con medidas de seguridad”.

La noticia fue confirmada por el gobernador Sergio Uñac y el ministro de Minería, Alberto Hensell durante una conferencia de prensa en la Casa de Gobierno.

Greenpeace y la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN) cuestionaron la decisión de la justicia de San Juan de habilitar las actividades en Veladero –tras 15 días de suspensión- y reclamaron el cierre definitivo de la mina de Barrick Gold.

Gonzalo Strano, coordinador de la campaña de glaciares de Greenpeace declaró: «En menos de un año Barrick permitió que se contaminen 5 ríos de la zona por los derrames en la mina. Habilitar nuevamente este emprendimiento es no tener ningún tipo de interés por el ambiente y por los glaciares. Dos semanas de suspensión a una empresa con dos derrames de cianuro en 1 año,  y que opera además en una zona prohibida por la Ley de glaciares, parece una burla. Hay que cerrar la mina”.

El gobierno nacional, a través de Ministerio de Ambiente reconoció recientemente  la presencia de glaciares y ambiente periglaciar en la zona.

“La empresa opera ilegalmente en una zona protegida por la ley de glaciares Macri tiene que cerrar Veladero y dar un mensaje claro a todo el sector. Extraer oro destruyendo áreas protegidas no debe ser permitido en nuestro país». Dijo Strano.

Por su parte, Pía Marchegiani de FARN expresó: «La situación del derrame de cianuro en Jáchal expuso no sólo los serios e irreversibles impactos ambientales de este emprendimiento sino también los graves problemas de institucionalidad asociados, como la falta de transparencia, la escasa información, en particular, la falta de intención de dar una respuesta definitiva al asunto. No se puede seguir avanzando sobre nuestros recursos naturales con este tipo de emprendimientos. Aún no está claro qué se derramó ni cuánto. La empresa y el gobierno deben brindar información a la comunidad.”

“Lo increíble es que Barrick presentó un plan de monitoreo de aguas y suelos, y eso bastó para que se levantara la suspensión. Se confía en que la empresa cumpla ese plan cuando ha demostrado en reiteradas ocasiones que no cumple con la ley” Finalizó Strano.

El freno a la actividad productiva en la mina sanjuanina había sido dispuesta primero por el gobernador Uñac y luego por el juez penal de Jáchal Oritja, el 14 y 15 de setiembre pasado.

La medida fue adoptada en virtud de que se comprobó el derrame de material cianurado, que escapó de la zona segura del valle de lixiviación de la mina, pero que no afectó a los cursos de agua de la zona.

Uñac aseguró que a partir de ahora, “se mirarán las condiciones de la seguridad ambiental” y que si bien “la empresa vino cumpliendo con lo que se le pidió y los controles serán estrictos como tienen que ser”.

El gobernador sanjuanino reafirmó que “tenemos las expectativas de que la minería siga siendo el eje del desarrollo de San Juan”

Para el Ministro de Minería, Alberto Hensel, la rehabilitación del trabajo en la mina “es muy positivo, porque la mina vuelve a trabajar y la empresa vuelve a operar con sus trabajadores” y que “lo que vamos hacer de ahora en adelante, es mirar el correcto cumplimiento y seguir analizando las condiciones de seguridad”.

Por su parte, Barrick emitió un comunicado donde anunció que, en virtud de la medida, dispuso “la reanudación de las normales operaciones en la mina Veladero, en San Juan, luego de obtener la aprobación por parte de las autoridades de esa provincia”.

La empresa recordó que “las operaciones en la mina habían sido suspendidas el 15 de septiembre de 2016, una semana después que la caída de de un trozo de hielo dañara una tubería que transportaba la solución de proceso en el valle de lixiviación, lo que provocó que material saliera del valle”.

Dejó en claro que “este material, principalmente compuesto por mineral triturado y saturado con la solución de proceso, fue contenido y devuelto al valle de lixiviación” y que “los numerosos monitoreos realizados en aguas superficiales y subterráneas en la zona confirmaron que el incidente no provocó ningún impacto ambiental”.

La compañía indicó que “completó una serie de trabajos de reparación requeridos por las autoridades provinciales, con el objetivo de prevenir que un incidente similar vuelva a ocurrir” y que los mismos “incluyen la elevación de las bermas perimetrales que rodean al valle de lixiviación”.

Barrick dijo en su comunicado que “nuestra visión es la generación de riqueza a través de la minería responsable, riqueza para nuestros propietarios, nuestra gente y los países y las comunidades con las que nos asociamos”.

“Nuestro objetivo es ser la empresa minera líder enfocada en el oro, queremos aumentar nuestro flujo de caja por acción desarrollando y manejando activos de alta calidad mediante la asignación disciplinada de capital humano y financiero, además de la excelencia operativa”, expresó.