Coronavirus: Sin medidas preventivas en los supermercados ATOMO, los empleados y el público librados al azar de contagio

Actualidad Mendoza

La pandemia del coronavirus nos ha sorprendido a todos y saca a la luz lo bueno y lo malo de cada uno de nosotros. Esta crítica realidad mundial nos deja una gran enseñanza de como debemos comportarnos como ciudadanos responsables, de la necesidad de respetarnos y de respetar al otro, de la necesidad de establecer acciones conjuntas con consenso en función de Políticas de Estado, de cuales son las verdaderas prioridades que el Estado debe atender, de castigar a los empresarios inescrupulosos que especulan con los precios y con la salud de sus empleados en función de sacar mayores ganancias. Es importante trazar a partir de ahora una línea entre «los honestos» y «los miserables», saber quién es quién en este escenario.

Hace unos días, una infografía del New York Times explicaba bien qué trabajadores están en mayor riesgo en este momento de propagación del Coronavirus. El dato expuso que junto a los médicos, enfermeras y personal del hospital que están al frente de las trincheras contra la pandemia… están ellos: los empleados de los supermercados, repositores, cajeros.

Tal como se ve en todo el mundo, los supermercados permanecen abiertos para toda la ciudadanía pero los trabajadores comienzan a enfermarse debido a su extrema exposición diaria.

En la provincia de Mendoza, los legisladores y concejales de Protectora Fuerza Política no solo denuncian los abusivos aumentos de precios y el desabastecimiento de la importante cadena ATOMO en todas sus sucursales, aprovechándose de las necesidades de la gente y la situación preventiva de la cuarentena social obligatoria, sino también de la precaria situación sanitaria que vienen sufriendo diariamente sus empleados.

El diputado de Protectora, Mario Vadillo, viene denunciando desde hace unos días que los empleados de esta importante cadena de supermercados de la región cuyana están al resguardo del «destino»: no hay distanciamiento entre empleados, no reciben barbijos para su labor diaria, no cuentan con toallas ni alcohol en gel para mantener preventivas medidas de higiene, dejando sobreexpuesto el manejo de la mercadería y el contacto con el público en general.

«Le hemos enviado una nota entre los concejales, senadores y diputados del Bloque Protectora, al gobernador de Mendoza para que instruya una urgente fiscalización y control a la cadena de supermercados ATOMO debido a estas innumerables denuncias, documentadas con fotos y videos, para que no existan más sobreprecios, que haya abastecimiento de todos los productos, para que se cuiden a los empleados y nos cuiden a nosotros», sostuvo Vadillo.

La denuncia de Protectora también se extiende en el caso de los comedores rotativos, donde se han visto a más de 30 o 40 personas comiendo todas juntas sin respetar el preventivo distanciamiento social que el Gobierno Nacional y Provincial recomienda.

Sin dudas, la garantía de salubridad en los supermercados ATOMO de Millán S.A. está realmente librada al azar por la falta de higiene, la ausencia de elementos para que sus empleados prevengan el contagio (falta de alcohol en gel, barbijos, guantes, agua y jabón), la exposición de contagio entre los empleados y público en general y la ineficacia del Gobierno Provincial por pasar en alto y hacerse «el distraído» en ese responsable control.

La Municipalidad de Guaymallén solo clausuró un ATOMO de calle Amigorena, en Villa Nueva, porque se comprobó que en el local comercial había más gente de la que podía recibir en función de las medidas de emergencia. Para Millán el coronavirus es una oportunidad!

En un comunicado, Protectora le dice a los mendocinos «Mientras vos te cuidas y no salís de tu casa, los dueños de los Supermercados no cuidan a sus empleados y ponen en riesgo la salud de todos. Solo se preocupan por aumentar los precios y aprovecharse de la situación. Estamos realmente desamparados por estos señores. Los denunciamos y desde el Gobierno no actuaron. ¿Vos viste alguna sanción o clausura?»

Ante ello, los dirigentes de Protectora realizaron un pedido formal para que se instruya a la Dirección de Fiscalización y Control por todas las denuncias recibidas, la urgencia de una inspección en todas las sucursales del ATOMO, en especial la de Uspallata y Lavalle, por los sobreprecios, desabastecimiento y ausencia de protocolo sanitario, una medida que exige una respuesta urgente de los Rodyboys: