Escándalo Red Bus: Protectora denuncia doble «viveza», la de la app ilegal y la del «manoteo» de saldos por parte del Gobierno

Actualidad Mendoza

Esta semana mendocina estuvo signada por un escándalo con la carga de tarjetas de Red Bus que derivó en centenares de usuarios en la puerta de Siemmens, en calle Perú y Rivadavia de la Ciudad de Mendoza, donde se le bloquearon sus tarjetas de transporte y se «comieron» sus saldos en forma abrupta.

La primera comunicación partió desde la Secretaria de Servicios Públicos que señalaba: «Por un imprevisto técnico en el sistema de telefonía que opera Red Bus, los servicios de recarga ubicados en la Terminal Mendoza y en los distintos controles de línea de las empresas de transporte no se encuentran operativos». Además agregaba: “Tanto la red de carga que opera en los comercios habilitados, como el sistema virtual y la recarga por cajeros automáticos, funcionan normalmente”, agregaron en el comunicado.» 

Las quejas entre los usuarios se siguieron sumando y creció la hipótesis de que el «problema» se habría suscitado por una app, ilegal, que permitía a los usuarios, por ejemplo con una carga de $50 tener acreditados $100, la aplicación es conocida como Bus Cracker, que estaría funcionando desde al menos 3 meses. La misma habría sido creada por un joven mendocino estudiante de ingeniera. 

Los problemas continuaron en la mañana del miércoles con usuarios que aseguran haber realizado la carga en lugares oficiales y su tarjeta Red Bus igual esta bloqueada.

Desde el Ente de la Movilidad Provincial (EMOP) y la compañía que presta el servicio de Red Bus presentaron una denuncia ante la Justicia por la carga ilegal de saldo a través de una aplicación.

Según señaló Carlos Matilla, director del EMOP, esta ha sido la causa por la cual el sistema le dio de baja de más de 200 tarjetas en los últimos días. Sin embargo, muchas de las personas que se encontraban en la fila para realizar su reclamo durante este martes aseguraron haber cargado en los lugares habituales.

Un joven estudiante universitario de 20 años que fue detenido el miércoles pasado acusado de ser el creador de la aplicación que violó el sistema de carga de Red Bus ¿Un perejil?

Con el correr de las horas se supo que el sospechoso no sería el creador de la aplicación ilegal conocida como  “Bus Cracker”, sino sólo alguien que había montado un “kiosquito tecnológico” para ganar -ilegalmente- unos pesos.

El joven ue imputado este viernes por fraude en perjuicio de la administración publica en la modalidad de estafa, con penas de 2 a 6 años. Tras escuchar los cargos en su contra se abstuvo a declarar, y al no contar con antecedentes y tratándose de un delito excarcelable, quedó libre.

Protectora denuncia irregularidades de la Secretaria de Servicios Públicos

El diputado provincial de Protectora, Mario Vadillo, siguió de cerca el escándalo de la tarjeta Red Bus, incluso se hizo presente en la mañana del caliente martes en la sede de la calle Perú para escuchar los reclamos y denuncias de los usuarios damnificados.

Vadillo no se quedó de brazos cruzados y no se conformó con «el chamuyo» oficial, por eso presentó una denuncia contra el Ente de la Movilidad Provincial (EMOP) y la Secretaria de Servicios Públicos mendocina por enviar la orden de bloquear y sacar el dinero, sin razón, de cientos de usuarios inocentes de cualquier actividad ilícita.

«Sin perjuicio de las fallas que pudieran tener el sistema de cargas, o la posible comisión de un ilícito, el hecho de haberse retenido el crédito de los usuarios y posterior bloqueo, sin devolución del dinero constituye un abuso de autoridad, violación de los deberes de funcionario público, ya que usted no debiera desconocer que en materia de consumo, se tiene especial relevancia en la protección del usuario, y ante la duda rige el principio de que ante la duda se estará a favor o de la medida que más favorezca al consumidor», sostiene la denuncia de Vadillo.

La denuncia de Vadillo