Gripe A-Alberto: el gobernador puntano evoluciona favorablemente

Actualidad

El ministro de Salud de la provincia de San Luis, Marcelo Riera, informó en una conferencia de prensa realizada en Terrazas del Portezuelo, sobre el estado de salud del primer mandatario puntano. El titular de la cartera sanitaria, quien le brindó su atención médica en la mañana del lunes al jefe de Estado, detalló que “evoluciona y está respondiendo favorablemente a la medicación”.

Cabe recordar que el mandatario de San Luis se encuentra afectado por  la Gripe A, se encuentra aislado y cumple un tratamiento domiciliario.

La conferencia tuvo lugar en el Ministerio de Salud pasadas las 10:30. En diálogo con medios provinciales y nacionales, Riera contextualizó que “el sábado a la mañana, el gobernador me llamó con el fin de asistirlo como profesional médico, el mismo se encontraba con un cuadro febril y un diagnóstico de una laringotranqueitis, cuadros que son esperables en esta época del año”.

En este sentido explicó que “inmediatamente y acorde a los protocolos instauramos distintas medidas: control de temperatura con medicación, radiografía de tórax, análisis de rutina y definí hisopar, tomamos la muestra de las fauces, es decir la parte superior de la faringe, el hisopado nasal y en nuestro laboratorio del Hospital San Luis que es donde se resuelve el panel viral, esa tarde se resolvió concretamente la presencia de influenza A, motivo por el cual el señor gobernador comenzó a recibir la droga Oseltamivir, que es la droga a elección no sólo para influenza A, sino también para influenza B que es el segundo virus que también está circulando, en los mayores de 65 años”.

Aclaró que el gobernador pertenece al grupo de riesgo de mayores de 65 años, ya que tiene 66 años. “Una vez instaurado el tratamiento y las medidas de control y de soporte procedimos al aislamiento domiciliario y a realizar una vacunación de todo el personal que lo asiste incluido el personal de seguridad de la custodia”, agregó y a su vez señaló que se investigó  en cada uno de ellos la presencia de sintomatología compatible con la enfermedad tipo influenza y definieron controlar a todo el grupo y al gobernador con protección de barbijos N95.

En referencia al parte médico, el ministro de Salud indicó que este lunes evaluó a Rodríguez Saá a las 8:30: “Se encuentra afebril, con parámetros hemodinamicamente estables, tensión arterial normal, 120 sobre 80, saturación ambiente, sin necesidad de requerimiento de oxigenoterapia del 98%, frecuencia cardíaca 77 latidos por minuto, frecuencia respiratoria 18 ciclos por minuto, conserva adecuadamente la diuresis, es decir, se encuentra orinando de forma normal, tolera adecuadamente alimentos, está respondiendo favorablemente a la medicación y su ánimo es excepcional”.

Asimismo, Riera informó que “evaluamos dos estudios más, electrocardiogramas,  el mismo es normal, también hicimos un estudio respiratorio que se llama espirometría, el cual no arrojó ningún parámetro de alteración, todos los parámetros son normales, lo cual hace concretamente la evolución que esperábamos en las primeras 48 horas desde instaurado el Oseltamivir con un pronóstico sumamente favorable”.

Por otra parte, el ministro indicó que “cuando estaba culminando la evaluación, el primer mandatario recibió un llamado del presidente de la Nación, Mauricio Macri, consultando cuál era su estado de salud y poniéndose a disposición de lo que necesite y principalmente alentando a la pronta recuperación de nuestro gobernador”.

Riera señaló que los pasos a seguir serán continuar con las medidas estrictas de aislamiento en su domicilio, restringir todo tipo de visitas y comunicaciones, salvo las que el jefe de Estado considere prudente. Todo ello a efectos de evitar algún tipo de contagio.

Por orden y prescripción el gobernador deberá transitar un período de 7 días a los efectos de lograr la curación completa de la enfermedad, de modo que no presidirá ni estará en ninguno de los actos que están planificados para esta semana.

“Tomamos estas medidas previendo el contexto de la enfermedad y los recaudos que se deben tomar en torno a evitar todo tipo de complicaciones si no se cumple con el aislamiento estricto y la medicación adecuada”, expresó el funcionario.

Cronológicamente, aclaró que el jefe de Estado participó en la semana anterior del acto de Renca, y posteriormente viajó a la provincia de Córdoba, a la reunión que mantuvo con los primeros mandatarios de cada una de las jurisdicciones del país.

“El gobernador partió con destino a Córdoba sin presentación de síntoma alguno, a su regreso, a las 36 horas para ser más preciso, comenzó con la sintomatología respiratoria, esto hace prever que la potencialidad de contagio haya sido en este último viaje, motivo por el cual, nos pusimos en contacto con el Ministerio de Salud de la Nación, para dar aviso y que se tome en consideración a todas las personas que participaron. Al mismo tiempo, las personas que acompañaron en la delegación al gobernador fueron estrictamente evaluados y se tomaron las medidas correspondientes en torno a la enfermedad para evitar una situación de brote”, manifestó.

Riera aclaró también que Rodríguez Saá no había recibido la vacunación porque semanas anteriores estaba con cuadros menores, como fiebre, odontalgias, un proceso dentario, lo cual se decidió postergar: “Luego por cuestiones de viajes que tiene el primer mandatario en materia de agenda no se vacunó y por lo que estamos en presencia de un virus de influenza A”.

Afirmó que al día de la fecha hay dos casos confirmados de virus de influenza A. “El caso del gobernador es el segundo, el primer caso involucra un menor de 4 años, con factores de riesgo, es un paciente asmático, que está actualmente internado en el Hospital San Luis en la unidad de cuidados intensivos ya que presenta una neumonía asociada a influenza más bacteriana, con derrame pleural que es una complicación frecuente en su enfermedad. Vamos a esperar la evolución de este pequeño en el transcurso del día, debido a que ingresó a sala común el fin de semana”, anticipó Riera.

En esa línea, señaló también que hay dos pacientes que viajaron a la provincia de Córdoba y que están actualmente con tratamiento por presentar sintomatología. “Directamente, por nexo epidemiológico y al estar en contacto, no necesitamos realizar el estudio específico y ya se encuentran con la medicación Oseltamivir  en una evolución sumamente favorable porque son pacientes que detectamos cuando pusimos el operativo en funcionamiento”, concluyó Riera.