Ramón cerró su campaña en la calle y con la esperanza que este domingo el ciudadano de a pie lo acompañe

Actualidad Mendoza

Protectora centró su campaña no en fríos carteles embanderados y costosos en las esquinas céntricas de Mendoza, sino que apostó al contacto directo, sincero y «de frente» entre su candidato, José Luis Ramón, y la gente.

Lo hizo en todos los rincones de la provincia, con su megáfono a cuesta y su impronta popular, denunciando los «negociados» de Cornejo con los grandes grupos empresarios, que son contados con los dedos de la mano, pero que se llevan la riqueza de la provincia a costa de los mendocinos. Escuchando la voz del pueblo sobre los tarifazos de un pésimo servicio público, la improvisada «nueva» red de transporte público denominada Mendotran; acompañando el grito desesperado de los desocupados y de los que quedaron en la calle a causa de las numerosas fábricas cerradas en la provincia; de entender la desesperación de los mendocinos víctimas de la locura del Fracking que Cornejo empecinado quiere llevar adelante para dejar una provincia contaminada y sin recursos naturales.

Como no podía ser de otra manera, Ramón y Vadillo cerraron su campaña en la calle junto al ciudadano de a pie que todos los días se levanta a ganarse el mango y está harto de escuchar a los políticos de siempre, de los monarcas y las eternas castas familiares.

Toda la troupe de Protectora estuvo en la tarde del jueves en la esquina de Avenida San Martín y Godoy Cruz, acompañado por una gran cantidad de gente que aprovechaba a sacarse una foto con los protagonistas del próximo domingo.

Ellos están seguros y no se comen el verso de las encuestas ¿Los muchachos del megáfono darán una sorpresa este próximo 9 de junio?