Macri no baja los brazos: “Falta mucho por hacer y hoy más que nunca estoy acá para decirles que podemos mejorar”

Actualidad

El presidente Mauricio Macri participó anoche de la 16° cena anual del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (CIPPEC) y sostuvo que “el cambio es una transformación que comenzó y no puede parar”.

“Hemos asumido que en el pasado no existe ninguna solución a nuestros problemas de futuro”, afirmó el Jefe de Estado durante su exposición en el predio La Rural, que reunió a más de 1300 políticos, empresarios, sindicalistas, embajadores, miembros de organismos nacionales e internacionales e invitados.

El Presidente llamó a “creer y confiar” en el futuro del país y mencionó, como principales logros de gestión, los avances en la producción de energía, la obra pública, la lucha contra el narcotráfico y la educación.

Definió el actual momento que transita la Argentina como de «gran incertidumbre política», pero llamó a demostrar que «hemos entendido y que debemos ser protagonistas, hoy creo más en ustedes que hace tres años y medio».

Con respecto a la energía, remarcó el incremento diario de la producción, mientras que en infraestructura señaló que el Gobierno ha terminado en 40 meses más de 5000 obras por todo el país y puso especial énfasis en la obra a punto de concluir del Paseo del Bajo en la Ciudad de Buenos Aires proyectada en 1962.

“En 3 años y medio recuperamos las fronteras y fuimos avanzando en cada rincón del país, especialmente en los barrios más carenciados, donde más sufren el sometimiento del narcotráfico”, indicó.

En educación, en tanto, destacó el impacto de las Pruebas Aprender 2018, en las que ocho de cada diez alumnos dieron un nivel superior en lengua.

“Es muy importante que tengamos el coraje de dar esa lucha permanente, ese esfuerzo por convencer primero y por cambiar frente a aquellos que defienden intereses particulares”, subrayó Macri, quien ya había asistido al evento como primer mandatario en el año 2016.

“Falta mucho por hacer y hoy más que nunca estoy acá para decirles que podemos mejorar”, subrayó el Jefe de Estado.

Sobre la situación general de la Argentina, remarcó que «77 de los últimos 100 años se tuvo déficit fiscal, la inflación promedio de los últimos 80 años, sacando las hiperinflaciones, fue 62,6%, y uno de cada tres se tuvo recesión y ocho defaults, el último, el más grande de la historia de la humanidad».

«A cada una de esas crisis y problemas utilizamos siempre las mismas recetas: tipo de cambio fijo, la convertibilidad que al tener que salir trajo la mayor destrucción de empleo, control de precios, atraso de tarifas, cepos, el último entre 2011 y 2015 un suicidio económico. Destruimos 32% de las exportaciones en cuatro años», agregó.

Finalmente, consideró que “creo que en esta madurez y decisión de cambio hemos decidido que en el pasado no existe la solución a los problemas. Es la primera vez en décadas que entramos a una crisis con un conjunto de reglas y estamos empezando a salir habiendo respetado las reglas».

«Esto no es más ni menos que lo que hicieron Chile, Perú, Colombia, Paraguay y que justamente lo que estamos llevando adelante es un ordenamiento macroeconómico», concluyó.

En la mesa con Macri estaban, además de Juliana Awada, el presidente de la Corte Suprema Carlos Rosenkrantz, la vicepresidenta Gabriela Michetti y el Presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, entre otros. 

En otras mesas estaban sentados miembros del Gabinete como Marcos Peña, Patricia Bullrich, Gerardo Milman y Rogelio Frigerio.

Al encuentro fue la mayoría de los gobernadores (faltó María Eugenia Vidal) y el jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta. La sorpresa fue la presencia de aquellos que ya están en plena campaña como el cordobés Juan Schiaretti. El salteño Juan Manuel Urtubey también asistió. Los radicales, desde Mario Negri a Jesús Rodríguez y el gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, también fueron de la partida.

De las empresas no faltó casi nadie. Tenían reservados lugares la familia Bulgheroni, los Supervielle y Otero Monsegur; la plana mayor de Techint, Coca Cola, Visa y casi todos los bancos; Federico Braun (La Anónima), Miguel Kozuszok (Unilever) y Gastón Remy (Vista).

También estaban invitados Guillermo Stanley (Inverlat), Woods Staton (Arcos Dorados), Isela Costantini (GST), Gustavo Grobocopatel (Los Grobo) y Federico Tomasevich (Puente), entre muchos otros. 

CIPPEC es una organización independiente, apartidaria y sin fines de lucro que produce conocimiento y ofrece recomendaciones para construir mejores políticas públicas que fomenten la equidad y el crecimiento en la Argentina.