Godoy Cruz habilita el nuevo sistema Metrobus con carriles exclusivos en calle San Martín

Actualidad

El sistema de transporte que combina colectivos articulados y tradicionales con carriles exclusivos está, desde este lunes 4 de marzo, en funcionamiento Godoy Cruz, ya que quedaron habilitados los carriles exclusivos para colectivos en calle San Martín. Se trata del tramo que va desde Yrigoyen hasta Tiburcio Benegas. El intendente de Godoy Cruz, Tadeo García Zalazar, junto al secretario de Servicio Públicos Natalio Mema y funcionarios del Gobierno de la Provincia de Mendoza participaron de las pruebas de puesta en funcionamiento, con el claro objetivo de ajustar detalles de cara al inicio de clases, el 6 de marzo.

El sistema de transporte, que está funcionando muy bien en la ciudad de Buenos Aires y cuyo modelo proviene de Rede Integrada de Transporte de Curitiba, se caracteriza por la implementación de estaciones de integración, donde confluyen las líneas de colectivos desde los distintos barrios, en donde los pasajeros, con un único boleto, pueden efectuar distintas combinaciones hacia el destino final elegido, mediante ómnibus más grandes, que circulan por carriles exclusivos. En base a las experiencias positivas en otros puntos del país y Latinoamérica, de esta manera, se disminuye notablemente los tiempos de viaje, brinda previsibilidad, comodidad y mejora la calidad ambiental.

“El nuevo sistema troncalizado Metrobus tendrá los siguientes beneficios: unificación de paradas en islas cada 400 metros; mayor accesibilidad para usuarios y fluidez para vehículos policiales y demás servicios de emergencia. Además habrá mejoras en la visibilidad del comercio y nuevas unidades ecológicas (micros eléctricos que evitan contaminación sonora y smog)”, dijo el Jefe comunal, García Zalazar.

Los paradores cuentan, además, con luces LED, barandas de seguridad, rampas y paneles solares.

El sistema cuenta con cuatro carriles, los dos del centro exclusivos para colectivos, uno en cada sentido. Sobre los mismos también podrán circular ambulancias, policía y bomberos en situación de emergencia. Las dos vías laterales están destinadas a vehículos particulares.

El estacionamiento, en tanto, se mantendrá a lo largo de la traza en los lugares, donde haya disponibilidad. Y las calles perpendiculares contarán con estacionamiento en ambos lados.

García Zalazar explicó también “se está ajustando la señalética para que la gente sepa por donde circular y habrá mejoras en la red semafórica para dar más velocidad a los micros. El Municipio, atendiendo el pedido de los comerciantes, dispuso de pulmones de estacionamientos: en Arizu, hipermercado Maxi, Güemes y Estación Benegas”.

Por su parte, Diego Coronel, secretario de Obras y Servicios Públicos de Godoy Cruz destacó que la intención ante todo que se gane en fluidez y por eso se ha dotado a los semáforos de la zona de onda verde. Además subrayó que los usuarios tendrán más seguridad dado que se han unificado paradas que antes estaban dispersas en una cada cuatro cuadras para que no se espere en solitario.

Otros beneficios son la buena iluminación, techo, espacio para sentarse y puertos USB para dispositivos portátiles. Se suma una menor contaminación dado que deberán frenar menos.

También destacan la accesibilidad ya que hay rampas para personas con discapacidad mientras que la altura del suelo es la misma que la de la unidad.

 

El primer colectivo eléctrico, 100% sustentable, recorrió Godoy Cruz

En una prueba piloto que se realizó al mediodía de este lunes, el secretario de Servicios Públicos, Natalio Mema y el intendente del departamento, Tadeo García Salazar recorrieron el tramo que ya está terminado en el primer colectivo eléctrico que circula por la provincia.

Cabe recordar que la empresa adjudicataria Autotransportes Andesmar SA, proveyó a la Sociedad de Transporte de Mendoza (STM) 18 colectivos eléctricos, 12 buses y 6 equipos de carga, por un valor de U$$ 5.112.130.20, y de Corven Motor Argentina, que proveerá los 6 buses restantes y 3 equipos de carga, por un monto de U$$ 2.516.070. En total, la Provincia pagará finalmente U$S 7.628.200 por dicho servicio con el fin de reducir el impacto ambiental.

Las unidades, que reciben la denominación técnica de autobús urbano, son de piso bajo, con motorización en paralelo, de 12 metros de largo, con sistema de climatización frío-calor y con tres puertas laterales de acceso. Por otro lado, tienen una capacidad mínima de 29 pasajeros sentados y espacio reservado para sillas de ruedas. Estos buses tienen una vida útil de 12 años aproximadamente, debiendo operar al menos 80 mil kilómetros al año.

[ot-caption title=»» url=»http://www.biencuyano.com.ar/wp-content/uploads/2019/03/D00nfs9WoAEm68W.jpg»]

Metrobús, una sistema de tránsito de larga data

La idea de un autobús de tránsito rápido fue desarrollada en los años 1970 en Curitiba, Brasil. Si bien la utilización de carriles exclusivos para autobuses ya se había implementado décadas antes en otros países, el sistema de Curitiba (Rede Integrada de Transporte) se caracterizaba por ser un plan integral de transporte masivo, frecuentemente llamado «metro de superficie», ya que incorporaba diversos conceptos del transporte ferroviario o subterráneo como la introducción de «estaciones» (paradas más espaciadas que las del sistema tradicional de buses) con una plataforma elevada y un sistema de pago y validación que se realizaba al momento de ingresar a la estación, con lo que los pasajeros ya tenían su boleto abonado antes de subir al autobús. La tarifa era única y contemplaba la combinación entre las distintas líneas sin tener que abonar adicionales. Además se introdujeron unidades de gran capacidad y con mayor número de puertas, lo que hacía mucho más ágil el ascenso y descenso de los pasajeros, reduciendo considerablemente los tiempos de viaje. Más allá de todo, la gran ventaja del sistema de Curitiba era su costo, mucho más económico que construir una línea o red de subterráneos.

Con el paso de los años, este concepto fue introducido en otras ciudades brasileñas y latinoamericanas como Bogotá (TransMilenio), Ciudad de México (Metrobús), Lima (Metropolitano) y Santiago de Chile (Transantiago). En todas ellas se trató de una reorganización importante del transporte público urbano: se reemplazaron y estandarizaron gran parte de los recorridos existentes reconvirtiéndose en líneas «troncales» (líneas principales) y «locales» (abastecedoras de las troncales). Además, se centralizó la administración y planificación de los sistemas a cargo de empresas públicas específicas (como TransMilenio S.A. en el caso de Bogotá), que reemplazaron a las múltiples empresas existentes, aunque esto no impedía que empresas privadas pudiesen participar en la operación de los buses y en el sistema unificado de recaudación y administración financiera.