El consenso entre los concejales del PJ y el PRO lograron llevar adelante la reincorporación de ocho municipales de General Alvear echados por el intendente Marcolini

Actualidad

En una sesión histórica que ocurrió este jueves pasado en el sur mendocino, el Concejo Deliberante de General Alvear ordenó que sean reincorporados los ocho agentes municipales que el intendente Walther Marcolini había pasado a disponibilidad hace seis meses a causa de una reestructuración.

A la hora del tratamiento, cada Bloque de Concejales presentó su despacho correspondiente. Pero en el momento de votar, el Bloque Justicialista junto al Bloque PRO se unieron para apoyar el despacho presentado por los ediles Sebastián Martínez Barón y Daniel López.

En su resolución plantearon que “no está acreditada, la razonabilidad de la medida; y debido a que tampoco se dan garantías que, para el caso, no se establecerán nuevos cargos en las oficinas, así como tampoco se demuestra con estudios técnicos la reestructuración a la que se hace referencia y la corte ha agregado la necesidad, que el debe estado acreditar fehacientemente la razonabilidad de la medida para poner fin a una relación laboral”.

Además, sumaron que “los trabajadores tienen derecho a la estabilidad propia en el empleo, por el cual no pueden ser despedidos sin justa causa, ni siquiera mediante el pago de una indemnización; si el trabajador es dejado cesante sin causa justificada, puede pedir que lo reincorporen a la administración pública, y el pago de los salarios caídos”.

Para los ediles del Bloque PRO y JUSTICIALISTA, “la única posibilidad que tiene el estado de despedir a uno de sus empleados, es luego de sustanciar un sumario administrativo y de demostrar que hay justa causa de despedido. Según el fallo, reemplazar la existencia de una justa causa por una indemnización, es contrario a nuestra constitución”.

Al respecto, la concejal Myrna Osorio -presidenta del bloque del PJ- señaló que en la ocasión “primaron la racionalidad y la responsabilidad más allá de las sociedades y los acuerdos políticos que existen entre los dos partidos que componen el interbloque Cambiemos”.

“Esta independencia -resaltó- a la hora de emitir un voto de aprobación o rechazo a una medida sin fundamento, injusta y teñida de persecución ideológica, puso límites a las diversas muestras de atropello institucional que se viven en el Municipio. No existían motivos válidos para la expulsión de esos empleados por la supresión de sus clases, aduciendo una reestructuración que no existe”.

La edil destacó además que los agentes involucrados son “profesionales comprometidos y responsables que concursaron legítimamente para obtener sus cargos, con experiencia, idoneidad y, sobre todo, la camiseta puesta de la Municipalidad más allá de las simpatías y las preferencias ideológicas de cada uno”.

También refirió que, “desde que comenzó esta problemática con esos empleados, el Ejecutivo siempre habló de reestructuración de áreas, algo que claramente no fue así. De hecho, se trató de suprimir aquellas clases que están ocupadas por agentes municipales afines al PJ, que concursaron sus cargos tal cual lo establece el estatuto municipal. Algunos de ellos tienen más de 20 años de antigüedad y legajos intachables”.

Por otra parte, Osorio expresó su reconocimiento hacia los integrantes de la bancada del PRO. “Quiero agradecerles a los concejales Sebastián Martínez Barón y Daniel López porque valiente y responsablemente apoyaron cada petición administrativa con un despacho que nuestro bloque decidió acompañar”.

Y recalcó: “Quizás esto hecho sea único e irrepetible, así como inolvidable para los agentes municipales restituidos, porque puso fin a la tristeza, la incertidumbre y las penurias vividas todos estos meses. Y porque, a pesar de que me separa un abismo de la concepción ideológica del PRO, a sus ediles los vi defendiendo los derechos de los trabajadores”.

Finalmente, la titular de la bancada justicialista advirtió: “Si bien la histórica sesión culminó a las 14, alrededor de las 13, el intendente Marcolini ya había pedido la renuncia de tres funcionarias de su gabinete que pertenecen al PRO. Repudio absolutamente esta maniobra dictatorial originada luego de que los concejales del PRO defendieran a los empleados municipales en un acto de justicia absoluta”.

Al finalizar, aconsejaron al cuerpo legislativo aceptar en lo formal y sustancial el recurso de apelación incorporado por los 8 agentes municipales. Este despacho, fue aprobado por la mayoría del recinto, compuesta por los votos de los ediles Javier García, Myrna Osorio, María Rosa Leico, Gustavo Vendramín (Bloque Pj) junto a los Concejales Sebastián Martínez Barón y Daniel López (Bloque Pro).