Cornejo, el hombre del NO diálogo: Amenazan con imputar a docentes y estudiantes del Normal por pedir que no cierren carreras terciarias

Actualidad

A través de sus responsables de prensa, la Unidad Fiscal Correccional a cargo del Fiscal Gabriel Blanco informó que la semana que viene el Ministerio Público Fiscal tomaría declaración indagatoria a quienes participaron de la toma del Instituto Normal Superior “Tomás Godoy Cruz”, tras lo que quedarían imputados con la figura de «desobediencia».

Cabe recordar que docentes y alumnos del Instituto Superior Tomás Godoy Cruz tomaron el pasado jueves el edificio de calle Rivadavia y Patricias Mendocinas, de Mendoza Capital, luego de la decisión de la Dirección General de Escuelas de sacar subsidios a las carreras de formación docente con menor matrícula y con menor salida laboral. Allí concurren 3.600 alumnos en las diferentes carreras, se indicó.

Refiriéndose al artículo 239 del Código Penal que dice que «será reprimido con prisión de quince días a un año, el que resistiere o desobedeciere a un funcionario público en el ejercicio legítimo de sus funciones», hicieron trascender también que llamarían a declaración indagatoria al menos a 10 personas, consideradas «líderes» de la toma a partir del lunes entre las que hay docentes, estudiantes y legisladores provinciales.

La denuncia fue radicada por la Dirección General de Escuelas a cargo de Jaime Correas y Emma Cunietti, luego de haber desatado un conflicto educativo en todos los institutos de educación superior de la provincia dictando la Resolución 2010/18 y al Decreto 530 que cierran carreras consideradas “no prioritarias” por las autoridades del gobierno provincial. Las protestas se llevan a cabo mediante clases públicas y asambleas en distintos IES de la provincia y en el Normal Tomás Godoy Cruz se desarrolló como una Toma pacífica resuelta por la asamblea interclaustros de la institución.

Al respecto el senador provincial Lautaro Jiménez que concurrió al establecimiento junto a otros 11 legisladores provinciales de distintos bloques convocados por los estudiantes y docentes, explicó que “fuimos claros testigos de la situación. La DGE no se hizo presente para abrir ninguna instancia de diálogo sobre el conflicto abierto con la resolución del cierre de carreras. Sólo se apresuraron a tramar una estrategia de criminalización del reclamo, para imputar a los docentes y estudiantes como delincuentes”.

“En una primera instancia la DGE le pidió a la Fiscalía que concurriera a la escuela porque la toma del Normal incumplía las disposiciones administrativas decretadas sobre cómo debían realizarse las asambleas en los lugares de trabajo” explicó el senador del FIT. “El Fiscal concurrió durante la mañana y constató que no había ningún tipo de delito. Es lógico, en todo caso un incumplimiento a una disposición administrativa no configura un delito correccional. El fiscal había declarado entonces públicamente que no había encontrado ningún indicio de que se estuviera cometiendo un delito, tras lo cual se retiró de la institución. La DGE emitió entonces un memo disponiendo que el edificio debía ser desalojado a las 23hs. Sin ningún tipo de argumentación. Claro, lo que querían era ‘armar’ una causa penal, generando una nueva doctrina anunciada mediante un comunicado prensa: si no se acata esta nueva disposición administrativa, se violará el ‘código penal argentino’. Una doctrina tan propia de un régimen militar y alejado de las garantías democráticas constitucionales, necesitaba lógicamente añadir el gentilicio ’argentino’ – tan afecto al lenguaje dictatorial- a un código que nada tiene que ver con los conflictos educativos o sociales.”

Jiménez señaló también que “a diferencia de lo que ha trascendido en los medios, es falso que el personal de la Unidad Fiscal Correccional haya solicitado que se desaloje el edificio. Estando como testigos una docena de legisladores provinciales, el fiscal llegó al establecimiento a las 23:40 hs y se dirigió a los docentes y estudiantes que se encontraban reunidos en asamblea para manifestarles categóricamente que no iba a haber ningún tipo de desalojo violento y que solicitaban que en lugar de quedarse en el edificio todos (en ese momento habían alrededor de 500 estudiantes y docentes) eligieran «un grupo de representantes» que a modo de «delegación» se quedaran en el edificio, ya que temían que un gran número de presentes afectase la seguridad de las instalaciones y de quienes allí se encontraban”.

“Luego de esto, la asamblea debatió y resolvió que iban a permanecer todos los miembros de la comunidad educativa de la institución presentes (estudiantes y docentes) ya que no era un reclamo de algunos sino de todos. En ese momento, el Fiscal Gabriel Blanco tampoco requirió que se desalojara el edificio, sino que pidió que hubieran responsables de garantizar el cuidado del edificio y las instalaciones. A esto se comprometieron tanto el rector de la institución, como un grupo de docentes que voluntariamente en buena fe le dieron sus nombres al Fiscal, así como los 12 legisladores que nos encontrábamos presentes. El personal de la Unidad Fiscal Correccional se dirigió en reiteradas oportunidades a los presentes para manifestarles ‘que no iba a haber ninguna imputación’ y que ‘debían creer en su palabra porque no había imputado a nadie ni iba a hacerlo’, y que los datos que había solicitado a los docentes con los que habló eran para saber simplemente ‘con quiénes estaban hablando’.”

Finalmente Jimenez afirmó que “creemos que en primera instancia la Fiscalía constató que no se estaba ante ningún tipo de delito, ni siquiera ante indicios del mismo. Las afirmaciones trascendidas posteriormente sobre las intenciones de convertir ese conflicto educativo y sociales en un delito penal, por una burda maniobra administrativa de la DGE que se ha mostrado así mismo sumamente incompetente para abordar con instancias de diálogo y apertura un conflicto institucional de tan grande envergadura, revisten suma gravedad por lo que significaría en términos de criminalizar un reclamo educativo. Ya hay organismos de DDHH como Xumec que han presentado habeas corpus y este tipo de medidas seguramente se multiplicarán. Entre los legisladores estamos analizando si corresponde una denuncia ante el Jury por el mal desempeño de estos funcionarios del Ministerio Público Fiscal”.

 

La ignorancia al poder

Está claro que el gobernador Alfredo Cornejo quiere recortar gasto público, pero elige el camino equivocado del tijeretazo: la educación. Elegir la planilla excel para ver como formarán a los nuevos mendocinos para el prometedor y mediático «Nuevo Estado» es un gran error, incluso pecando de ignorancia.

Con el sistema educativo al estilo «planilla excel» se multiplicarían aún más de miles y miles de abogados, por ejemplo… que solo alimentan aún más la judicialización y la burocracia de una sociedad… dejando de lado, un sistema de salud más deficiente, por haber pocos profesionales para cubrir en esa área: falta de enfermeros, profesionales médicos en general, cardiólogos, pediatras, oncólogos, neonatólogos, cirujano especializado en traumatología, neurología y oncología, para dar un ejemplo.

Si la gestión recorta en educación, el vaso medio lleno se convierte en medio vacío… y las aspiración de un crecimiento de una provincia va tirando más para abajo que para algo positivo, menos pretenciosa, donde lo mediocre va en mejor sintonía, con jóvenes menos preparados, menos formados y con cercanas posibilidades de ser la mano de obra barata del futuro.

No se puede hablar de una Mendoza «que apuesta al futuro», si en este momento no existe un proyecto educativo serio que masivamente forme profesionales actualizados en programación, robótica, especialidades científicas, nanotecnología… Que no quede solo un Polo TIC en Godoy Cruz para que sea una postal de marketing… sino que cada Departamento cuyano tenga su punto tecnológico desarrollado. Hoy nadie habla en Mendoza de ello…

Cerrar carreras de estudio, es cerrar puertas a los jóvenes, es cerrar posibilidades para tener un mejor futuro. Así de simple.

Sr. Gobernador Cornejo, sin dudas, el «tijeretazo» debería hacerse por otro lado. Las carreras de Educación Superior deben estar abiertas para muchos o para pocos, la oferta educativa en la provincia debe ser amplia y de nivel de excelencia. Es la mejor inversión!

 

Piden interpelar a los funcionarios Emma Cunietti y Jaime Correas en la Legislatura por la reforma en Educación Superior

Las diputadas Maile Rodríguez Abalo y Macarena Escudero y el senador Lautaro Jimenez presentaron proyectos en ámbas cámaras legislativas para que se cite al Director General de Escuelas Jaime Correas y a la Coordinadora General de Educación Superior Emma Cunietti a la Legislatura provincial.

Al respecto la diputada Mailé Rodriguez Abalo explicó: «La reforma que está realizando este gobierno traerá la consecuencia del cierre de carreras en los Institutos, dejando sin la posibilidad de estudiar a cientos de estudiantes. Las carreras que queden fuera de la nómina de las “prioritarias” dejarán de matricular estudiantes y a partir de 2019 la aprobación de todas las carreras de formación docente será a término y por una cohorte. La “oferta” podrá continuar siempre que cuente con el visto bueno de la Coordinación de Educación Superior quién utilizará un criterio meramente mercantilista de la educación, en función de las que se supone son las necesidades de las empresas»

En el mismo sentido el Senador Lautaro Jimenez afirmó: «En los Institutos se están realizando asambleas y medidas de lucha del SUTE frente a esta reforma. Queremos que Correas y Cunietti vengan a la Legislatura de forma urgente a la próxima reunión de la comisión de Cultura y Educación a dar explicaciones porque su reforma atenta contra la educación pública. Hoy son miles de estudiantes y docentes en todo el país están saliendo a las calles para defender la educación de un gobierno que a pedido del FMI lo único que ofrece son recortes. La DGE a la vez que realiza esta reforma busca transformar un reclamo educativo en conflicto penal pidiendo la imputación a docentes, estudiantes y legisladores que estuvimos en el Normal «Tomás Godoy Cruz». De esto también queremos que vengan a dar explicaciones.»