Con gran convocatoria los docentes mendocinos dijeron #MasParaEducacion frente a Casa de Gobierno. “Cornejo: es el único responsable del salario docente», afirmó el senador da Vila

Actualidad

En pleno diálogo de paritarias y tras haber rechazado la oferta oficial, el Sindicato Unido de Trabajadores de la Educación (SUTE) se manifestó ayer por la tarde en el Centro mendocino.

Desde las 18, una multitud de docentes y ciudadanos se congregaron en la esquina de San Martín y Garibaldi para hacer visible su rechazo a la propuesta del Gobierno, que consiste en un aumento del 15,7 por ciento en tres tramos (5% en enero, 5,2 en junio y 5,5 en noviembre), más una cláusula gatillo para ajustar el salario si la inflación supera ese porcentaje.

Con banderas, pecheras y carteles, los docentes ganaron las calles del microcentro. A la protesta se sumaron miembros del Sindicato Argentino de Docentes privados (Sadop) y de otros gremios que apoyaron a causa.

El Senador provincial Victor da Vila, y referente del Partido Obrero en el FIT, estuvo acompañando la marcha de los docentes y se refirió a la paritaria, donde el gobierno de Cornejo rechazó la contra propuesta del SUTE votada en las escuelas de un 7,6% de recomposición salarial por desfasaje inflacionario, mas cláusula gatillo mensualizada.

El senador mendocino señaló «El gobernador  es el único responsable del salario docente, de la mayor pérdida de poder adquisitivo que la docencia arrastra de los gobiernos anteriores, por lo tanto su rechazo a la contrapropuesta de los trabajadores de la educación, es una nueva provocación al justificar la recomposición salarial 2017 con los miserables $7000 no remunerativos y bonificables que entregó en enero pasado. La disposición a la pelea por el salario crece en los mandatos de escuela, sin dudas la movilización de hoy será formidable «.

Por su parte, Soledad Sosa, Secretaria Adjunta de la Cta Autónoma de Mendoza, declaró «Apoyaremos el plan progresivo de lucha resuelto por el SUTE, ante ésta nueva provocación del gobierno de Cornejo que quiere poner de rodillas a los trabajadores de la educación, y con ello el deseo de aspiración social de los mendocinos a través de la educación pública. Es necesario que rodeemos de solidaridad y confluyamos en una Asamblea Provincial de Delegados de Base para resolver un plan de lucha provincial que frene el autoritarismo y la precariedad con la que Cornejo quiere condenar a la población mendocina. El próximo #8M las mujeres trabajadoras, y entre ellas una buena parte de la docencia mendocina, dirá no al ajuste de Macri y Cornejo, en defensa de las condiciones de vida de las mayorías populares».

 


El SUTE solicitó cuarto intermedio para el viernes 2 de marzo

El subsecretario de Gestión Pública y Modernización del Estado, Ulpiano Suárez, destacó que “el SUTE transmitió en la mesa de negociación paritaria el rechazo a la propuesta de incremento salarial que habíamos efectuado en el marco del 15,7% con cláusula gatillo en caso de un acuerdo y también nos manifestó que existía una contrapropuesta que contemplaba un incremento para el 2018 mensualizado y una recomposición del 7,6%, lo cual ponía su pedido por encima del 23%”.

Respecto de la contrapropuesta referida a la recomposición del 7,6% hecha por el SUTE, Suárez resaltó que “frente a eso, el Gobierno provincial ha respondido que el desfasaje 2017 se atendió a través del bono de $7.000 que cobraron todos los empleados públicos el 5 de enero. Ese pedido de recomposición del 7,6% que ha planteado el SUTE es inviable, imposible de cumplir por parte del Gobierno, porque representa 1.000 millones de pesos más por encima de las partidas presupuestarias afectadas a salarios”.

Ejemplificó el funcionario que lo que solicita el sindicato equivale a “mil casas, o cuarenta escuelas nuevas, o a los insumos de hospitales y centros de salud de todo el año, o a la merienda de nuestros chicos en las escuelas de un año y más o a no poder pagar los sueldos estatales, como sucedió en el 2015 cuando Pérez era gobernador”.

Por último, indicó el subsecretario Suárez que “ante nuestra posición respecto de la recomposición 2017 solicitada por el SUTE y luego de que ratificáramos nuestra propuesta del 15,7% con cláusula gatillo en caso de acuerdo, el sindicato ha pedido un cuarto intermedio a fin de analizar luego de dar la discusión en sus ámbitos, traer una nueva propuesta el próximo viernes. Frente a ello hemos aclarado que la recomposición del 2017 está cerrada y solucionada con el bono que se entregó en enero a todos los empleados estatales”.

“Esperaremos lo que responda el SUTE el viernes y lo evaluaremos, siempre que se ajuste a estas pautas que hemos explicado con claridad en la mesa paritaria”, indicó el funcionario.

Por su parte, el secretario general del SUTE, Sebastián Henríquez afirmó «Ante esa disyuntiva entendemos que hay que darles la oportunidad a las escuelas para que digan cómo tenemos que seguir. Por eso, decidimos el cuarto intermedio, queremos ver con nuestros compañeros si quieren que discutamos la misma propuesta que trajimos acá –por la mesa paritaria– o si analizando los números concretos, consideran que es viable aceptar el aumento mes a mes».

Adelantó que en caso de que se rechace ese aumento mensual, continuarán con el plan de lucha que incluye participar en el contra Carrusel el sábado y «el no inicio de clases».