A 10 meses de la implementación de la RTO en Mendoza, sigue reinando la improvisación del Gobierno, pero el curro viene con aumento

Actualidad Mendoza

Tras idas y vueltas, promesas incumplidas, la obligatoriedad para realizar la RTO en Mendoza comenzó a partir del 1 de marzo de 2021, fecha que, según la Ley Nacional de Tránsito, todos los automotores debían comenzar a verificar el estado de sus vehículos.

No obstante, ya a 10 meses de esta decisión del gobierno de Rodolfo Suarez, siguen los papelones e improvisaciones de un sistema (o curro) que hace agua en todo los rincones.

Sumado a las designaciones «a dedo» a amiguis del mismo gobierno radical para recaudar con sus talleres RTO, las promesas mediáticas preelectorales del propio gobernador de «supuestamente» suspender la RTO «si lo votaban», llegaba el último papelón del año de no aplicar sanciones a los conductores domiciliados o cuyos vehículos se encuentren radicados en los departamentos de Lavalle, La Paz, Malargüe, San Carlos, Santa Rosa y La Paz, por no tener aún talleres habilitados a tal fin en estas zonas.

El desbarranco siguió con la desesperación a las apuradas del gobierno provincial de recaudar más, por eso el mismo Rodolfo Suarez trajo bajo el brazo en el comienzo del año nuevo un nuevo aumento de casi mil pesitos en el precio de la oblea habilitante…

De este modo, las nuevas tarifas de la RTO a partir del primer día de 2022 empezaron a ser las siguientes:

  • Motos de hasta 300cc: $1.234,20 (34 UF + IVA). En 2021 se pagó $905.
  • Motos de más de 30cc: $2250.60 (62 UF + IVA). En 2021 se pagó $1.650.
  • Autos: $3.267 (90 UF + IVA). En 2021 se pagó $2.395.
  • Camionetas: $3.630 (100 UF + IVA). En 2021 se pagó $2.660.
  • Camiones: $4501,20 (124 UF + IVA). En 2021 se pagó $3.300,88.

La medida fue justificada por la pata empresarial, desde donde advirtieron que el margen de ganancia por el servicio «es muy pequeño». Eduardo Toranzo, vicepresidente de la Cámara de RTO de Cuyo, explicó que al precio final que abona el usuario, el taller debe descontar $264 de impuestos provinciales, $200 de nacionales, 21% de IVA, 4% de Ingresos Brutos y 35% de Ganancias.

«Es imposible que en este país que no aumente nada. Con Smata (Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor) tenemos entre cuatro y cinco aumentos salariales por año, por lo que debemos actualizar el tarifario para poder sostener la infraestructura del personal, que se duplicó en el último mes por la demanda, y de gastos generales», sintetizó Toranzo al medio Sitio Andino.

El ultimo papelón: Por ineficiencia no se cobrarán multas por no tener RTO

Este sábado 1° de enero comenzó a regir la obligatoriedad de la Revisión Técnica (RTO) en Mendoza. Sin embargo, ante la alta demanda y otros aspectos no harán multas, por ahora.

Primero se había informado que no se iba a multar a los conductores que tengan turno para realizar la revisión de su vehículo, debido a la gran demanda que hubo en los últimos días que hizo colapsar el sistema.  Y ahora, por medio de un memorándum del Ministerio de Seguridad, indicaron que no se multará.

Esto se debe a la gran cantidad de inconvenientes que se evidenciaron en las últimas semanas del 2021 para realizar la RTO por las dificultades para conseguir un turno, o porque la web oficial de la RTO no funcionaba correctamente, y hasta se registraron casos en los que una determinada patente ya figuraba con un turno, sin que el titular lo hubiese solicitado.

«Teniendo en cuenta la vigencia de la RTO como también las situaciones planteadas por los diferentes municipios en cuanto a las discrepancias de aplicación, en algunos casos de carecer planta verificadora, desperfectos en la página web de solicitud de turnos, etc. En tal sentido, la totalidad del personal realizará solamente controles de concientización en la vía pública», indica el memorándum firmado por el director general de Policías, Roberto Munives.

De esta forma, el jefe policial indicó que en esta etapa solo se hará un trabajo de concientización: “El espíritu no es buscar la sanción. Lo que se busca es la concientización y el cumplimiento de las normas, sin necesidad de la sanción”, chamuyó el funcionario, que en realidad es un verdadero humo que tapa la improvisación de la medida y falta seria de planificación, ya que ni el sistema de turnos ni los talleres están preparados.