Petri presentó un proyecto para prohibir la reducción de condenas de corrupción con estímulos educativos como Boudou

Actualidad Mendoza

Cuando todavía está discutiéndose si Amado Boudou debe o no volver a prisión luego de que la Corte Suprema de Justicia ratificara su condena a cinco años y diez meses por la causa Ciccone, el ex vicepresidente del gobierno de Cristina Kirchner consiguió reducir diez meses el tiempo que deberá pasar encerrado gracias a los cursos y estudios que hizo durante su detención.

Uno de los cursos fue el de organizador de eventos. También realizó un taller sobre filosofía, entre otros aprendizajes. La decisión le permitirá a Boudou acceder al beneficio de salidas transitorias, que se otorga a cualquier condenado al llegar a la mitad de la pena.

Frente a estos hechos insólitos de la Justicia, el Diputado Nacional por Mendoza, Luis Petri junto a sus pares Waldo Wolff, Fernando Iglesias, Luis Juez, Álvaro Lamadrid, Carla Piccolomini, Omar de Marchi, Soher El Sukaria, Héctor Antonio Stefani, Francisco Sanchez, Julio Sahad, Adriana Ruarte, entre otros, presentó un proyecto para eliminar los beneficios de salidas transitorias, libertad condicional o rebajas de pena por estímulo educativo, a aquellos condenados por delitos contra la Administración Pública, conocidos como delitos de corrupción.

Luego de lo sucedido con el ex Vicepresidente Amado Boudou, el mendocino consideró: «No podemos permitir que las condenas por corrupción encuentren atajos para evadir su cumplimiento y transformarlas en irrisorias conforme a la gravedad de los delitos cometidos que afectan a todos los argentinos».

El proyecto modifica el artículo 140 y 56 de la ley 24660 y el 14 del Código Penal impidiendo que quienes cometieron delitos contra la Administración Pública puedan acogerse a los beneficios. En ese sentido, Petri aseguró que «No puede haber condenas que, pasadas por el proceso de ejecución de la pena, terminen en indultos encubiertos a partir de jueces indulgentes que otorgan indebidamente beneficios, tratándose de delitos de corrupción se debe exigir el cumplimiento íntegro de la pena sin posibilidad de beneficios y eso debe surgir expresamente de la ley y no de la voluntad y discrecionalidad de los jueces»

«Los beneficios por estímulos educativos fueron pensados para otorgar herramientas a quienes cometieron delitos para reintegrarse a la sociedad y no como atajos para aligerar la pena, trampeando el fin de la norma» concluyó el autor del proyecto.

Acompañaron al proyecto de Luis Petri: Waldo Wolf, Fernando Iglesias, Luis Juez, Álvaro Lamadrid, María Lujan Rey, Carla Piccolomini, Omar de Marchi, Soher El Sukaria, Héctor Antonio Stefani, Francisco Sanchez, Julio Sahad, Adriana Ruarte, Juan Aicega, Federico Zamarbide, Monica Frade, Jorge Vara, Hernan Berisso, Alfredo Schiavoni, Dina Rezinovsky, Lidia Inés Ascarate, Martín Grande, Atilio Francisco Salvador Benedetti, Gabriela Lena, Mercedes Joury, Ricardo Bruyaile, Ximena García, Gerardo Cipolini, Carolina Castest, Alberto Asseff