Tras el gran sismo de enero, la universidad pública se arremanga y ayuda al pueblo sanjuanino a reconstruir sus hogares

Actualidad San Juan

La pesadilla provocada por el sismo de 6.4 grados de magnitud en la provincia de San Juan aún no ha terminado para muchas familias, ya que por la destrucción total de sus viviendas, hoy viven en la intemperie en improvisadas carpas dispuestas al costado de las calles de las zonas más afectadas.

Por eso es importante tener una Universidad Pública sensible y cercana con las necesidades de su pueblo. Si bien desde Gobierno otorgaron materiales para reparar los daños ocasionados en las viviendas, mientras se construyen los barrios prometidos, en la mayoría de las familias perjudicadas hay hombres con conocimientos básicos de construcción y, en menor o mayor medida, podrán realizar los reparos. Sin embargo, estudiantes de la facultad de Arquitectura y Diseño de la Universidad Nacional de San Juan, empezaron a solidarizarse con esas mujeres solas cabezas de familia y de adultos mayores, ayudándolos voluntariamente a levantar sus hogares, desde sus conocimientos en construcción.

Junto al Decano de la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Diseño de la UNSJ, Arq. Roberto Gomez, equipo docente y de investigación de otras facultades recorrieron zonas afectadas sísmicamente del Departamento Rivadavia para interiorizarse sobre las situaciones edilicias y aportar sus conocimientos a las comunidades.

Junto al trabajo del decano Roberto Gómez, también se sumaron a disposición referentes del Grupo Argentina y la comisión directiva del Club ARA San Juan para colaborar en la elaboración del proyecto para la construcción de un polideportivo para las actividades del club.

«A pocos días del terremoto en San Juan, vemos el apoyo de la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Diseño en el territorio, acompañando a la comunidad en la proyección de construcciones sismoresistentes y seguras», sostuvo Francisco Piriz Carossia, referente sanjuanino del Grupo Argentina.

«Es de vital importancia pensar proyectos de reordenamiento territorial acompañando a las instituciones sociales, deportivas y culturales de nuestra provincia. Una vez más, la universidad al servicio del pueblo», concluyó.