El drama de muchos mendocinos con las cuotas de las viviendas IPV

Actualidad Mendoza

Durante la pandemia se dictaron algunas medidas que buscaban paliar un poco la situación de algunos ciudadanos, respecto a algunas obligaciones como el congelamiento en las tarifas de los servicios, en los alquileres, créditos UVA entre otros; pero algunas no fueron resueltas, las cuotas del IPV.

En Mendoza, poca notoriedad se le ha dado al tema de las cuotas de las casas del IPV, reajustadas por el índice UVA; lo que transformó el originario sistema de una vivienda accesible y social, en un sistema perverso y confiscatorio. El índice de actualización UVA incrementa considerablemente las cuotas en relación al ingreso del grupo familiar.

Preocupado por la crítica realidad de muchos mendocinos, el diputado provincial por el bloque “Ciudadanos por Mendoza”, Mario Vadillo, se reunió con vecinos del Bº Sucend y Zahir, y comenta «Solicité al Instituto Provincial de la Vivienda, la prórroga de la res. 478/ 20, para que durante todo el período 2021 se congelen las cuotas, de acuerdo al índice establecido en enero 2020, hasta tanto continúe la pandemia y la falta de actualización de ingresos de muchos mendocinos».

Respecto a las voces encontradas que mencionan que el sistema del IPV está desfinanciado, no es viable, no construyen ni entregan nuevas casas; el caso de los ya adjudicados es diferente debido a que de no pagar pueden ser desadjudicados “El IPV y el Gobierno Provincial deben velar por la protección de la vivienda, debiendo garantizar que los adjudicatarios no pierdan sus hogares, o incurran en deudas impagables”, sostiene el legislador.

Y agrega “La situación generada por la pandemia Covid-19 continúa y  miles de adjudicatarios se siguen viendo gravemente afectados, por no haber percibido aumentos en sus salarios o incluso otros en peor situación han perdido sus fuentes de trabajo, y por consiguiente no tienen ingresos para afrontar el pago actualizado por un índice por demás gravoso”.

Pero no es solamente ese pedido, en la nota remitida al IPV, el diputado Vadillo solicita que se dicten otras medidas, y relata: “se debe modificar el índice UVA utilizado, teniendo que ser reemplazado por uno que garantice la no afectación de más del 20% de los ingresos del grupo familiar; reestableciendo la naturaleza de éste crédito social,  que se ha transformado en una operatoria totalmente comercial que tergiversa y modifica el espíritu de los planes de vivienda sociales, como solución para un problema habitacional y que tenía en cuenta la situación económica general de los adjudicados de distintos barrios como por ejemplo Bº Sucend y Zahir”; concluye el legislador de Ciudadanos por Mendoza.