Por las mezquindades de la política, Uñac rompió relación con la UNSJ ¿Y los estudiantes?

Actualidad San Juan

El gobernador de San Juan, Sergio Uñac rompió el vínculo que unía a la provincia con la Universidad Nacional de San Juan (UNJS), a raíz de varios informes críticos de un grupo de expertos de esa casa de altos estudios sobre la gestión sanitaria y la carga de datos oficial vinculada al número de contagios de coronavirus.

Sin dudas, hay una guerra política interna entre giojistas y uñaquistas que se trasladó al terreno educativo. De ahí, las mezquindades políticas, la vanidad de quién tiene la sartén por el mango, la feroz interna en la lucha por el poder del rectorado, hicieron que los únicos perjudicados sean los estudiantes que hacen lo imposible para sostener una carrera universitaria y apostar al progreso y el futuro.

La semilla del conflicto

Debido a la desconfianza por los números presentados por el gobierno de Sergio Uñac vinculados a la pandemia (cantidad de casos diarios de Covid-19, camas ocupadas de terapia intensiva… que parecen ser números muy bajos), el Dr. Ing. Daniel Patiño, del Instituto de Automática (INAUT) de la Facultad de Ingeniería de la UNSJ, adelantó que en los próximos días (a lo sumo, el fin de semana) contará, desde ese instituto, con un sitio Web para subir datos de sus monitoreos de la expansión de Covid-19 en San Juan. “Los ajustaremos (N. del R: a los datos brindados por Salud Pública) y usaremos nuestros modelos. Para nosotros hoy San Juan tiene un promedio de 700 – 800 casos diarios”, dijo Patiño.

En el último reporte diario, Salud Pública de la Provincia no dio la cifra de los denominados “casos sospechosos”. El mismo organismo estatal explica que “debido a que hay circulación viral en la provincia, ya no serán incorporados al parte diario los datos correspondientes a los pacientes que cumplen con la definición de casos sospechosos”. Sobre ese número que ya no se publica, Patiño sostiene: “En realidad, no es una estima de sospechosos, es la cantidad de test en la cola del laboratorio esperando resultado. El retardo hoy es de alrededor de 12 días. Inadmisible. Y es muy importante saberlo. Da una idea de la falta de insumos, desperfectos o saturación del laboratorio de análisis. Seguro es un número escandaloso. Además es un dato que debe darse en los partes diarios exigido por Nación e internacionalmente, y es fundamental para evaluar el retraso de días en darse el resultado. El número debería procesarse dentro de las 24 horas, a lo sumo 48 horas, para poder tomar decisiones y para un tratamiento farmacológico dentro de los tres primeros días”.

Patiño, junto con el también doctor ingeniero Santiago Tosetti, del INAUT, viene publicando diversos trabajos críticos acerca de la velocidad de contagios en San Juan. Su principal tesis es que la Fase 1 debió durar más tiempo, que no debió haber salto de Fase de la 1 a la 3 y que el nivel de circulación poblacional actual es muy elevado, por lo que urge bajarlo para poder mitigar los números de casos, los cuales ya están haciendo colapsar el sistema de salud local.

La bronca de Uñac

A través de una carta dirigida al rector Oscar Nasisi, el gobernador sanjuanino entendió que al no haber una confianza de trabajo mutuo entre la Universidad Pública y su gobierno tomó la decisión de “renunciar a, y/o rescindir cualquier convenio de colaboración vigente celebrado con la institución”. El argumento apunta a que la universidad “vulneró la confianza mutua” con el Poder Ejecutivo por calificar que “no son confiables los datos oficiales que emite a diario el Ministerio de Salud Pública” de San Juan.

“Dicho acuerdos marco, y las adendas suscriptas en consecuencia, implican la confianza mutua de las partes intervinientes, actuando de buena fe y brindando seguridad en los datos que estas aporten a los proyectos en común”, describe la misiva de Uñac que informa al rector que serán cancelados los convenios.

La carta de Sergio Uñac que renuncia a todos los convenios contraídos con la Universidad Nacional de San Juan (UNSJ).
La carta de Sergio Uñac que renuncia a todos los convenios contraídos con la Universidad Nacional de San Juan (UNSJ).

La política en el medio

Tras la movida mediática realizada por la Universidad Nacional de San Juan de dudar de los números oficiales y la contundente respuesta del gobernador Uñac, a la pelea política se sumó orquestadamente al ring el peronista José Luis Gioja que fue (casualmente) el primer dirigente en embanderarse por la educación pública, como si esto fuera armado solo por intereses electorales.

Lo grave de todo esto es que por la pelea de caciques, de intereses solo electorales, se rompen convenios y subvenciones entre la universidad nacional sanjuanina y el gobierno provincial, cerrando 13 cátedras universitarias, docentes en la calle y miles de estudiantes que día a día hacen un gran esfuerzo económico, laburando, estudiando, comprando libros y apuntes, para sostener una carrera universitaria y avanzar por sostener un proyecto de vida, una gran apuesta a su futuro laboral y profesional. En cierta manera, ser independientes y emprendedores y no vivir de «la teta del Estado» como muchos de la casta política sanjuanina, que ya todos conocen sus nombres, que se dicen «hacer cosas por el pueblo». Acá por sucias ambiciones políticas, justamente jodieron al pueblo!