Entrevista BienCuyana a la Saúl Zeballos de la Asamblea Jáchal No Se Toca: «La Megaminería está envenenando progresivamente la zona rural de la región»

Actualidad

Si bien las noticias se superponen diariamente, las problemáticas perduran y sin encontrar solución… o en todo caso, se ocultan para que siga la explotación millonaria de la minería en la región de Cuyo. Incluso se siguen desarrollando sin importar los graves daños colaterales que afectan directamente a su población. BienCuyano no dejó en el olvido la difícil situación que sigue sufriendo el pueblo sanjuanino de Jáchal e Iglesia ante el inescrupuloso saqueo que continúa realizando la empresa canadiense Barrick Gold en la región de Veladero y mantuvo una charla con el Sr. Saúl Zeballos, integrante de la Asamblea «Jáchal No Se Toca» que continúan luchando contra los molinos de viento, junto a su población, ante un «distraído» gobierno provincial y nacional que todavía no escucha, ni hace. A continuación su testimonio:

BC) Para conocimiento de los cuyanos ¿Cómo está la situación actual en la zona de Jáchal e Iglesia? ¿el gobierno nacional, provincial o la Barrick han tomado alguna actitud sobre los últimos casos de contaminación de las aguas?

SZ) Los datos históricos del organismo de la provincia de San Juan denominado CIPCAMI (Centro de Investigación para la Prevención de la Contaminación Ambiental Minero Industrial) desde el año 2004 al 2010, comparados con los resultados del último año, muestran un gran deterioro del Río La Palca a la altura de La Junta de La Palca. Este río recibe las aguas del Río Potrerillos y del Río Las Taguas que son los ríos que pasan por la mina Veladero (en San Juan). El Río La Palca aporta el 70% del caudal del Río Jáchal, el otro 30% lo aporta el Río Blanco que viene desde la provincia de La Rioja. Todos estos ríos forman parte de la Cuenca del Río Jáchal, tanto con el agua superficial como con el agua subterránea.

cuadro-jachal

Esta tabla comparativa muestra que, tomando como base el promedio del CIPCAMI, el aluminio en el agua del Río La Palca creció un tres mil por ciento, en tanto el mercurio y el manganeso crecieron un mil por ciento, deteriorando de manera exagerada la calidad del agua. En la tabla también se muestra que los valores del último año exceden muy ampliamente el límite establecido por la ley de residuos peligrosos para agua de riego agrícola. Todo ese aluminio, manganeso y mercurio se va acumulando en el Dique Cuesta del Viento y luego va pasando en el agua que se utiliza para el riego de los cultivos de Jáchal y para bebida del ganado, haciendo que tanto plantas como animales absorban e ingieran esos metales.

El gobernador de la provincia de San Juan, Sergio Uñac, tiene estos datos y no quiere resolver el gran problema de nuestro río. Y el intendente de Jáchal, Miguel Vega, es cómplice porque no quiere tratar este tema en el Comité de Emergencia, por más que Mogna, Villa Mercedes, Pampa Vieja, Tamberías, y las demás zonas rurales de Jáchal, reciben el agua subterránea de la misma Cuenca del Río Jáchal. Esta contaminación con metales pesados en el agua superficial, lentamente irá llegando a las napas subterráneas que abastecen a las distintas poblaciones de la zona rural de Jáchal, con todas las enfermedades que esto acarrea. Por ejemplo, el envenenamiento progresivo con pequeñas cantidades de mercurio provoca daños irreversibles en el cerebro, hígado y riñón. El daño a las funciones del cerebro puede causar la degradación de la habilidad para aprender, cambios en la personalidad, temblores, cambios en la visión, sordera, incoordinación de músculos y pérdida de la memoria. También provoca daño en el cromosoma y en el ADN con efectos negativos en la reproducción, daño en el esperma, defectos de nacimientos y abortos. Además causa daño al sistema nervioso.

El aluminio, al igual que el mercurio, puede acumularse en las plantas y causar problemas de salud en los animales y en los humanos que consumen esas plantas o esos animales. La toma de Aluminio puede tener lugar a través del agua, de la comida, al respirarlo y por contacto en la piel. El consumo de concentraciones significativas de Aluminio puede causar un efecto serio en la salud como: daño al sistema nervioso central, demencia, pérdida de la memoria, apatía y temblores severos.

El Pueblo de Jáchal no ha tenido ninguna respuesta ni del intendente, ni del gobernador, ni del presidente Macri, parece que las personas de Jáchal y de Iglesia somos descartables, y no les importa nuestra salud ni a los funcionarios argentinos ni a la empresa canadiense. ¿Usted me dirá por qué? Muy fácil, porque el aluminio, el manganeso y el mercurio no van a provocar una mortandad inmediata de jachalleros. A nuestros gobernantes, que tendrían que protegernos, no les interesa que nos ENVENENEMOS lentamente por ingerir pequeñas cantidades de MERCURIO, MANGANESO o ALUMINIO en el agua o en los alimentos.

 

BC) Tras la visita del primer ministro canadiense ¿Han tenido algún comunicado del gobierno o la embajada del país del norte? 

SZ) Hasta ahora no hemos tenido ninguna comunicación con funcionarios del gobierno de Canadá, pero la seguiremos buscando. Tal vez encontremos mayor sensibilidad social y mayor respeto por la salud y la vida del pueblo jachallero fuera del país. Porque en Canadá tengo entendido que las normas y leyes se respetan, aquí en Argentina si alguna ley le estorba al gobierno de turno la modifican con un decreto o una norma inferior, y sin ponerse colorados pasan por encima de principios democráticos y republicanos.

A los funcionarios extranjeros les queremos pedir que hagan, lo que nuestros compatriotas no están dispuestos a hacer: defender el derecho humano a tener agua de calidad para vivir dignamente.

 

BC) ¿Qué opina sobre las nuevas inversiones de empresas extranjeras en el sector minero y la explotación en la zona?

SZ) El problema de los Jachalleros no termina en el daño que ya hicieron, sino que quieren seguir haciéndolo porque tienen por lo menos 16 proyectos Megamineros metalíferos con uso de sustancias tóxicas en la gatera para terminar de destruir las nacientes de la Cuenca del Río Jáchal. Cabe recordar que el Río Jáchal forma parte de la cuenca del Río Desaguadero que es la cuenca con mayor longitud de la República Argentina desembocando en el Océano Atlántico. Por consiguiente, si dejamos que se afecte la

cuenca del Río Jáchal, estamos aceptando que a largo plazo se afecten las fuentes de agua, tanto superficiales como subterráneas, de varias provincias argentinas. Esto muestra la miopía de largo plazo que tienen nuestros gobernantes, que no se dan cuenta que protegiendo nuestras fuentes de agua podemos desarrollar cualquier actividad sustentable. Lo contrario es rifar nuestro futuro y el de nuestros descendientes apostando a una actividad que tendría que estar prohibida en las nacientes de nuestros ríos.cuadro-jachal2

 

 

Estos son los proyectos Mineros Metalíferos con uso de sustancias tóxicas en la Cuenca del Río Jáchal (Noroeste de San Juan). Además existen dos nuevos proyectos: Del Carmen (que también es de Barrick) y Chita. Es decir, quieren poner 16  Minas más.

 

BC) En general ¿Cuál es su opinión sobre la explotación minera en nuestro país?  

SZ) En este tema cito a Domingo Faustino Sarmiento, porque se lo ha utilizado, por parte de empresas multinacionales y por algunos distorsionadores de la historia, como promotor irracional de la minería en nuestro país. Y en realidad tenía muy claro que la minería no es una actividad sustentable, menos lo es la megaminería actual.

Sarmiento dijo al respecto, lo siguiente: ¨Las minas no ofrecen, como habéis visto por el informe del Sr. Rickard, un vasto campo de trabajo; pero sabed que las minas producen el capital hecho, y el capital emigra en busca de goces y seguridad, y como Potosí, Puno, Copiapó, y otros centros mineros famosos, verá San Juan salir millones de sus minas, y pasar por sus puertas sin dejar señales duraderas de su existencia. Preparémonos, por un vasto sistema de educación, á detener aquí el capital, convertido en propiedad y riqueza propia, á medida que salga de las minas¨

También tenía muy claro la importancia del agua para las provincias cordilleranas y precordilleranas, diciendo: “El agua es para San Juan, lo que la sangre para el cuerpo humano, su principio vital”

En base a estos conceptos, primero tendríamos que distinguir entre la minería no metalífera, tan necesaria para nuestra vida, de la megaminería metalífera a cielo abierto con uso de sustancias tóxicas.

En el tema de la megaminería metalífera, considero que tendríamos que preguntarnos ¿Qué metales necesitamos los argentinos para desarrollar nuestra industria? Y principalmente ¿Cuál va a ser el costo en la salud humana y en el medio ambiente de esa explotación?. Porque de otra forma, en nuestro país se seguirá haciendo megaminería metalífera privatizando las ganancias, mientras éstas existen, y luego socializando las pérdidas, haciendo que el Estado (es decir, todos nosotros) asuma los pasivos ambientales endeudándose con el Club de Paris, el Banco Mundial, etc., para tratar de minimizar, por ejemplo, los drenajes ácidos de mina. Esto es hacerlo más dependiente al País, mas pobres a sus habitantes y condenar a sus descendientes a emigrar o a vivir en un ambiente contaminado.

 

BC) ¿Cómo es la relación de la «Asamblea» con el gobierno municipal y el provincial?

SZ) La relación es nula, porque mientras se les llena la boca con la palabra diálogo, no quieren generar ningún ámbito de diálogo.

El gobernador Sergio Uñac, el 19 marzo de 2016 dijo que volvía a La Carpa el 5 de abril, pero no volvió nunca a dialogar. Vino el 25 de junio, pero custodiado de 300 efectivos policiales, y ni se acercó por La Carpa que mantenemos hace más de un año en frente del municipio de Jáchal. Esperó a que nos enteremos por nuestros propios medios del segundo derrame de solución cianurada, para recién intentar volver a La Carpa, ya era tarde para dialogar.

Por su parte, el Concejo Deliberante de Jáchal aprobó hace dos meses un comité de emergencia, conformado por todas las organizaciones gubernamentales y no gubernamentales, para tratar el tema de la contaminación del agua con metales pesados, pero el intendente Miguel Vega no lo quiere convocar. Esas no son actitudes de diálogo.

 

BC) Frente a esta constante lucha que vienen realizando, denunciando la destrucción del ecosistema en la región ¿Creen que los están «tapando», «boicotenado para que no hablen» y, en cierta forma, discriminando?  ¿Podría contarnos  que pasó el Día de la Tradición 2016 en Jáchal?

SZ) Es una realidad que nos discriminan, estamos aislados para que no hablemos del grave problema de la contaminación de la cuenca del Río Jáchal. Por eso es que les da dolor de cabeza y de bolsillo que sigamos con el acampe en la plaza departamental.

El 10 de noviembre de 2016, Día de la Traición en Jáchal, fuimos citados cinco asambleistas a presentarnos en el Juzgado de Jáchal –que funciona en el 1º piso del edificio municipal-, por una denuncia que nos había hecho el intendente a doce personas de la Asamblea Jáchal No Se Toca por haber permanecido dentro del edificio municipal más de 30 horas esperándolo a él para que convoque al comité de emergencia. Cosa que dos meses después todavía no ocurre. Ese día nos presentamos Marcela Alonso y yo (Saúl Zeballos) para dejar en el juzgado los doce escritos de eximición de prisión, pero los tres policías que estaban custodiando la entrada al edificio municipal nos impidieron la entrada. Hecho que ya le había ocurrido a Marcela Alonso una semana antes, y por el cual ella le hizo una denuncia al Juez Oritja.

Ante la negativa les solicitamos que avisen al juzgado que los dos estábamos citados para ese día, y luego de consultar por celular, nos dijo el oficial a cargo que podíamos pasar de a uno. Le volvimos a decir que pasábamos los dos o que ellos iban a ser los responsables de que nosotros no cumpliéramos con esa citación. Nuevamente consultó y el Juez Oritja envió a otro policía para que pasáramos únicamente dos personas, siendo que éramos dos personas nada más. Esto muestra la discriminación que estamos padeciendo de parte del poder político y judicial los miembros de la Asamblea Jáchal No Se Toca. Sumado a esto existen presiones a contratados municipales, a personas de la zona rural, a personas que van a pedir trabajo o asistencia social para que no se acerquen a La Carpa porque si no van a soportar las consecuencias. Muy democráticos nuestros funcionarios.

 

BC) ¿Qué opina sobre la actitud del Concejo Deliberante de darle la espalda al proyecto de ampliación del programa «Agua Segura»?

SZ) Es una muestra más del descontrol asegurado por parte del gobierno provincial a la empresa Barrick, es decir, no quieren que nadie, que no esté bajo la dependencia del gobierno o la empresa, suba a la mina a controlar.

 

BC)¿Cuáles son los pasos a seguir de la organización en este próximo año? 

SZ) Buscar apoyo internacional, empezando por el gobierno de Canadá.