Najul presenta iniciativas para proteger a agentes sanitarios y personas con discapacidades

Actualidad Mendoza

Según las últimas cifras reveladas por el Ministerio de Salud de la Nación, de acuerdo a datos del sistema de vigilancia epidemiológica, hay 431 integrantes del personal de salud con coronavirus. De los cuales, 130 se contagiaron trabajando en establecimientos de salud y el resto tiene antecedentes de viaje o son contactos estrechos de los mismos. Además, cuatro profesionales murieron a causa del virus.

Esto quiere decir que casi el 15% de los casos positivos de COVID-19 en todo el país corresponden al personal de salud. Si bien la proporción es prácticamente la misma que en Europa y otros países, la preocupación se extiende, y en ese sentido la diputada nacional por Mendoza Claudia Najul (UCR – Juntos por el Cambio) presentó dos proyectos para garantizar una intervención más decidida del Estado en el asunto.

“Pido que se les garantice a todos los médicos, enfermeros y profesionales de la salud los equipos de protección necesarios para que desarrollen su trabajo de la forma más segura posible. Cuidarlos a ellos es cuidar a sus familias y a todos nosotros. También tenemos que testearlos sistemáticamente para que una persona contagiada, sin síntomas, no siga yendo a un hospital”, apuntó Najul.

Además, solicitó que el informe epidemiológico del Ministerio de Salud incluya los datos desagregados del personal de salud contagiado, por provincia y municipio. De esa manera, las autoridades locales pueden tomar cartas en el asunto a tiempo si se registra un nivel de circulación del virus inusual en un hospital o una clínica.

En otro orden de cosas, la exministra de Salud de Mendoza reclamó la apertura progresiva de los talleres especiales donde se desempeñan personas con discapacidad, que hasta el momento no han recibido ninguna ayuda del Estado. “Estamos hablando de 3.600 personas a punto de perder su fuente de trabajo, ya que los establecimientos no producen ni comercializan sus productos. Con todas las medidas sanitarias correspondientes, deben volver a funcionar a la brevedad, miles de familias están con la soga al cuello”, manifestó.

También reclamó al Ejecutivo medidas concretas para las personas cuya discapacidad les impide acceder normalmente a los hospitales, al servicio de justicia, aprovisionarse de alimentos y medicamentos e incluso participar de plataformas educativas y culturales, algo tan usual para otros. “Hay gente que tiene familiares o amigos que les ayudan, pero muchos están solos. Es responsabilidad del Estado asistirlos, establecer un protocolo de actuación claro y detallado para que puedan desenvolverse de la mejor manera posible mientras duren estas medidas excepcionales”, concluyó Najul.

La legisladora mendocina, como todo el radicalismo, viene reclamando un rol más activo y comprometido del Congreso para contener la pandemia. Estos y otros proyectos esperan que las comisiones correspondientes les den tratamiento para luego avanzar con su aprobación.