Diputados le dio media sanción a los «superpoderes» de Suarez para mover partidas presupuestarias y tomar más deuda

Actualidad Mendoza

Sin dudas, la pandemia del coronavirus genera una gran incertidumbre para todo lo que se viene desde el punto de vista sanitario, social, productivo y económico. Pero para el gobernador Rodolfo Suarez representó una gran oportunidad para recuperarse de la anterior derrota legislativa donde el perokirchnerismo le había «frenado» el proyecto presupuestario 2020 que había mandado a debate.

Ahora, con la excusa de la emergencia sanitaria, social, administrativa, económica y financiera, ante el avance del coronavirus, Suarez podrá tener «superpoderes» legitimados para mover partidas presupuestarias, renegociar contrataciones y tomar más deuda, tal como era su gusto a principios de este mismo año, por el equivalente al 10% del Presupuesto 2020.

Bajo la etiqueta de «atención a la emergencia», este Decreto ratificado hoy por Diputados, le otorga la capacidad al gobernador Suarez a tomar hasta 20 mil millones de pesos de deuda sin saber bajo qué condiciones, en qué plazo, con qué destino, lo cual deja una puerta abierta (y de mal pensado) a la especulación…

De esta manera la Cámara de Diputados, en sesión especial por videoconferencia, le dio hoy 1º de abril media sanción a la Ley por la que se  ratifican los Decretos del Poder Ejecutivo 359 y 401 de 2020, que declaran la emergencia sanitaria, social, económica, administrativa y financiera en la provincia.

La media sanción de la Cámara Baja que le habilitará «superpoderes» a Suarez, obtuvo 45 votos a favor y 3 en contra, de los diputados Carlos Sosa, Marcelo Aparicio – ambos del Frente de Todos – PJ – y de Mailé Rodríguez (FIT), además de ratificar ambos Decretos.

Si bien, la oposición acompañó en su mayoría el proyecto operativo de emergencia, le exigió al gobernador Suarez ciertas condiciones para que accione con consensos, convocando a todos los sectores, estableciendo ámbitos de diálogo, «no encerrarse» testarudamente en una sola idea, ni aprovechar los fondos para hacer demagogia o utilizarlo para alguna ventaja electoralista.

Es por esa razón que se resolvió crear una Comisión Bicameral de Seguimiento y Control de todas las medidas realizadas por el Poder Ejecutivo en el marco de la emergencia declarada con motivo de la pandemia por Coronavirus (Covid-19), en relación a las operaciones de endeudamiento y uso del crédito, y las contrataciones realizadas en el marco de la emergencia sanitaria, social, administrativa, económica y financiera establecidas por los decretos Nros.359/2020 y 401/2020.

La Comisión estará integrada, por el Vicegobernador, el Presidente de la Cámara de Diputados y por siete Senadores y siete Diputados, designados por las Presidencia de las respectivas Cámaras, a propuesta de los bloques respetando la proporción de la representación política.

Para el desempeño de sus funciones, la Comisión podrá:

1) Requerir al Poder Ejecutivo toda la información, documentación o datos necesarios para el cumplimiento de su objeto.

2) Solicitar los informes técnicos a la Comisión conformada por el Decreto 359/2020.

3) Emitir Informe pormenorizado sobre el accionar del Poder Ejecutivo en las operaciones de endeudamiento, uso del crédito y contrataciones realizadas en el marco de la emergencia sanitaria, social, administrativa, económica y financiera por el Coronavirus (Covid-19), con las recomendaciones y observaciones que estime necesarias y elevarlo a conocimiento del Senado y la Cámara de Diputados, para su consideración.

4) Publicitar la información en los términos y de conformidad con la Ley N°9070, de Acceso a la Información Pública y Transparencia.

El Decreto 359.  establece la emergencia sanitaria por el plazo de un año y conforma el Comité de Vigilancia, Atención y Control  que tendrá entre sus atribuciones las de diseñar, diagramar y coordinar  todas las acciones necesarias para el desarrollo de un plan preventivo y de mitigación frente a la amenaza de circulación y transmisión del coronavirus, como así también convocar a expertos en las materias vinculadas con la emergencia declarada y requerir su opinión en los casos que lo estime pertinente.

De igual forma, solicitar a los Ministros del Poder Ejecutivo, a las autoridades de las Cámaras Legislativas, a la Suprema Corte de Justicia, Municipios, Universidades Públicas y Privadas de la provincia, autoridades de los organismos descentralizados, y todo organismo que resulte pertinente,  la designación de una persona que actúe en calidad de referente, con el objeto de articular  de manera ágil y eficiente con las autoridades, toda medida que deba ser adoptada de manera urgente o progresiva.

Asimismo, en el marco de la emergencia sanitaria,  podrá disponer la reglamentación de actividades que importen riesgos para la población y solicitar inspecciones a efectos de verificar el cumplimiento de tales medidas y en caso de no acatamiento requerir las sanciones previstas por la legislación vigente.

En tanto, el Decreto 401 amplía la emergencia sanitaria, basado en que el coronavirus, es un “fenómeno mundial” que “representa  un hecho de marcado dinamismo imponiendo la necesidad de adoptar gran cantidad de decisiones en un marco de crisis y emergencia”.

Todo ello, “en cumplimiento de normas de raigambre constitucional que imponen a los gobernantes el cuidado de la salud de la población”.

En los considerandos, se señala además que “en el caso de la pandemia de coronavirus (Covid-19), el estado de emergencia que ha generado no se agota en el aspecto sanitario sino que se agregan  las materias social, administrativa, económica y financiera, atento la repercusión que ha tenido y tendrá  en todo el funcionamiento del Estado y en el devenir de la economía mundial, nacional y provincial”.

“Ante este panorama, la urgencia  en la adopción de diversas medidas surge de elementos objetivos e incuestionables y puede corroborarse ni bien se advierte el enorme caudal normativo  generado en los últimos días en todos los niveles de gobierno”, añade el texto normativo.

Además de ampliar la emergencia a las áreas mencionadas, este Decreto establece que el Poder Ejecutivo podrá por el plazo de doce meses, renegociar contrataciones comprendidas en las Leyes 8706 y 4416 y que dicha renegociación deberá ser precedida de una cuerdo de partes.

También prevé, entre otros aspectos, en el marco del artículo 32 de la Ley de administración Financiera, hacer uso del crédito hasta el equivalente al 10% del votado para el ejercicio 2020, con el objeto de atender la emergencia declarada.

En otro orden, se declaran inembargables, mientras dure la emergencia, todas las cuentas bancarias, fondos de coparticipación federal y bienes del Estado Provincial, debiendo los tribunales competentes en cada caso, de oficio o a pedido de parte, ordenar el levantamiento de las medidas cautelares y ejecutivas que se hubieren trabado y la restitución de las sumas embargadas y pendientes de libramiento en su caso.

En esa línea, además, se suspende por el periodo de vigencia de la emergencia, todos los procesos de ejecución de sentencia contra la Provincia de Mendoza y demás organismos establecidos en el artículo 4º de la Ley Nro. 8706 y sus modificatorias.

Otro aspecto contemplado es dejar sin efecto el piso determinado para el cálculo de la bonificación compensatoria y mayor productividad que perciben los empleados del Instituto Provincial de Juegos y Casinos durante la vigencia de la emergencia dispuesta por Decreto Nº 359/2020.

El Debate

Durante la sesión, el diputado Jorge López (UCR), titular de la comisión de Hacienda de la Cámara, sostuvo que “es importante esta ratificación porque le da al gobernador y a la provincia, herramientas importantes para seguir dando la lucha que viene dando la población y el gobierno al Covid-19”. En tal sentido, dijo que en relación a la aprobación del Presupuesto 2020 hoy el contexto ha cambiado,  “en función  de las emergencias, de las urgencias que tenemos no sólo en el ámbito sanitario sino también de dotar de herramientas económicas para que la situación y la crisis a la que nos enfrentamos con esta pandemia, toque de la menor manera posible a nuestra población”. “El gobierno necesita de estas herramientas  para poder avanzar en ese sentido”, añadió.

Por su parte, Mario Vadillo (Protectora), indicó que si bien a su entender no era necesaria la ratificación legislativa, al ser enviado por el Poder Ejecutivo, “entendimos que era necesario que hubiera una comisión bicameral en la Legislatura para  que se controlen los poderes que se ele están dando al gobernador”. “Como es necesario que tenga las manos totalmente libres para poder mover partidas presupuestarias, cambiar el destino de fondos, es muy importante que se le pueda hacer un seguimiento para que realmente las partidas se destinen realmente a la emergencia”.

A su turno, Guillermo Mosso (PD), manifestó que “a partir de estos Decretos, el gobierno provincial cuenta con una serie de herramientas para poder hacerle frente a la crisis y entre estas herramientas, está la reorganización de partidas presupuestarias, de contratos en ejecución”, entre otros aspectos, “una serie de medidas y de poderes excepcionales que se le brindan en el contexto de esta tremenda emergencia para paliar la situación”.

En tanto, Germán Gómez (FdT-PJ), también hizo referencia a la necesidad de constituir una comisión bicameral de seguimiento, al tiempo que consideró que “esta pandemia tiene una dinámica tremenda que está afectando no sólo lo sanitario”.  La ratificación de estos decretos, “es una herramienta  fundamental pero en un marco de control”, apuntó.

Mailé Rodríguez (FIT), indicó por su parte que «se otorgan facultades especiales al gobernador, ante lo cual nosotros planteamos que no creemos que sea meritoria la situación para este tipo de medidas, dado que en la Legislatura hay una multiplicidad de iniciativas que  tienen que ver con la emergencia que estamos viviendo».