Barrick Gold informó sobre el inicio de tareas en Veladero luego del segundo derrame

Actualidad

La empresa canadiense que maneja el emprendimiento cordillerano donde se produjo un nuevo derrame de material cianurado, confirmó que por el cierre temporario de Veladero, ordenado por el gobernador Sergio Uñac, “las actividades industriales en la mina han sido detenidas de inmediato para adecuarlas a la infraestructura exigida por el gobierno provincial”.

En ese sentido, la compañía ha puesto en marcha “una serie de tareas” entre que destaca “la mejora de 7,5 kilómetros de bermas circundantes que constituyen el perímetro del valle de lixiviación, comenzando con la limpieza de toda la extensión de las bermas destinando más de 150 personas a la tarea”.

Las bermas son terraplenes o taludes de material que evitar que los elementos peligrosos como el agua cianurada o el mineral mojado con cianuro, escapen fuera de la zona donde están controlados.

La labor exigida por el gobierno para habilitar a Veladero a retomar el trabajo de explotación de la mina de oro, continuará, según la empresa “colocando sobre las bermas unas bolsas especiales para incrementar su altura”.

Se trata de bolsas de un material aislante e impermeable, que tienen una altura de 1,20 metros, un largo de 1 metro y un ancho de 1,50 metros, y que se rellenan con material estéril.

Según Barrick, “parte de estas bolsas ya están compradas y se encuentran en la mina listas para su uso” y con ellas se cubrirá en total, “más de 14.000 metros de longitud”.

La minera dijo en su comunicado que “se sigue llevando a cabo la limpieza de los canales perimetrales Norte y Sur, que son los que evitan que el agua de deshielo entre en contacto con el valle de lixiviación”, tarea que insume el trabajo de “alrededor 20 equipos entre topadoras, retroexcavadoras y camiones volcadores”.

Barrick que no dio fecha para finalizar los trabajos, indicó en el parte de prensa que “una vez concluidas las tareas, la compañía elaborará un informe final que elevará a las autoridades con los pormenores de todas las actividades realizadas y cada una de sus derivaciones”.

 

La complicada visita del gobernador Uñac a Jáchal e Iglesia

 

El gobernador Sergio Uñac estuvo presente el pasado viernes en los departamentos Jáchal e Iglesia, donde se reunió con ambos intendentes, Miguel Vega y Marcelo Marinero respectivamente, además de dialogar con vecinos.

En primer término, mantuvo un encuentro con el titular departamental jachallero. A continuación, se propuso a representantes antimineros de la “Asamblea Jáchal No Se Toca” que conformaran una comitiva para ingresar a la sede municipal y llevar adelante una reunión. Ante la negativa de los presentes, quienes solicitaron la presencia del gobernador en la calle para dialogar, el primer mandatario aceptó y acudió al encuentro.

Durante algunos minutos, el primer mandatario tuvo la posibilidad de conversar con pocos de los presentes, pero ante un clima hostil debió retirarse del lugar, fue agredido a huevazos y escupitajos, cuando intentó infructuosamente dialogar con los vecinos apostados en la carpa de la Asamblea Jáchal No Se Toca hasta donde llegó sin previo aviso con el objetivo de “dar la cara”.

Posteriormente, se dirigió al municipio de Iglesia donde fue recibido por el intendente Marcelo Marinero, demás funcionarios municipales, y por asambleistas y defensores del medio ambiente de Iglesia; con quienes dialogó por aproximadamente media hora. El gobernador informó sobre las acciones llevadas a cabo por el Gobierno y recibió las inquietudes y pedidos de la mencionada organización que finalmente le entregó un petitorio.

Luego, mantuvo una reunión con representantes de la Cámara Minera de Iglesia en la que intercambiaron opiniones y recibió el apoyo de la institución que se puso a disposición para llevar adelante acciones de comunicación, control y cuidado del ambiente, en pos de fortalecer la industria.

También tuvo la oportunidad de dialogar con muchos vecinos de la localidad que expresaron su visión respecto a la minería y al incidente sucedido en Veladero.