Fugazzotto del Partido Verde: «Las Leyes 7722 y la 5001, disparadores sociales para un nuevo modelo de desarrollo»

Actualidad Mendoza

Tanto la provincia de Mendoza como la de Chubut las une una misma lucha en defensa de los recursos naturales y del vital elemento para la calidad de vida y la actividad productiva de su gente: el agua.

Tanto el gobernador Rodolfo Suarez como Mariano Arcioni padecieron en estas últimas semanas la gran presión social por encarar erradas políticas en beneficio de las megamineras multinacionales y muy lejos de su pueblo, con decididas iniciativas de «borrar con el codo» las leyes proteccionistas 7722 y 5001, y así poder habilitar la utilización de químicos contaminantes para la explotación de los recursos naturales.

Al respecto, el dirigente del Partido Verde de Mendoza, Emanuel Fugazzotto desarrolló una columna de opinión sobre aspectos de esta auténtica lucha que defendió «con uñas y dientes» el pueblo mendocino y sobre cuál debería ser la auténtica matriz productiva que se debería implementar para el desarrollo de la Región.

Las Leyes 7722 y la 5001: disparadores sociales para un nuevo modelo de desarrollo

El año 2019 cerró con un gran mensaje para la política no solo provincial sino también nacional. La masiva  defensa ciudadana, y que sumo adhesiones de distintos puntos del país y el mundo, de la Ley Provincial 7722 en Mendoza y de la Ley Provincial 5001 en Chubut nos dejan mensajes claros para quienes estamos en política, el primero que la conciencia sobre el valor de proteger los bienes comunes ya es una temática que ha sido apropiada por la ciudadanía; y el deber de quienes tenemos la vocación política de sentarnos a discutir un modelo económico, político, cultural y educativo a la altura de las circunstancias que nos exige la crisis climática global.

El modelo de desarrollo que conocemos actualmente nos lleva indefectiblemente a una catástrofe. El consumo desmedido y la cultura del descarte nos llevan a generar una exagerada explotación de recursos naturales y como consecuencia una gran cantidad de materiales sin más destino que el de ser residuos que nos conduce a consecuencias irreparables para la humanidad y su existencia tal y como la conocemos.

La discusión política no tiene que estar orientada a la modificación de una Ley o a la promoción de estrategias que acrecienten el agujero del primer modelo que se impone, aunque cada vez con menos fuerza, en el mundo. El verdadero desafío esta en empezar a trabajar y proponer a través de la cultura y la educación modelos económicos que por medio de la recuperación y la reutilización permitan producir y agregar nuevamente valor a un mercado que necesita satisfacer las necesidades de millones de consumidores.

 Las empresas verdes son fuentes generadoras de riqueza y con un fuerte impacto positivo en el ambiente y en la preservación del mismo, estos emprendimientos necesitan de políticas que promuevan su desarrollo y que tornen atractivo el desarrollo de las mismas en nuestro territorio. Otra área que tiene un  fuerte impacto social es el  vinculado a la vivienda, desde el Estado se podría comenzar a trabajar en la promoción de métodos de construcción ecoamigables y brindar la información necesaria a la sociedad sobre la factibilidad de la construcción mediante estas metodologías.

Podríamos seguir mencionando temáticas hacia donde orientar la discusión legislativa para buscar dar respuesta a la problemática del desempleo y la pobreza en Mendoza y el país, pero es fundamental que la discusión que demos sea para una proyección a futuro sólida y no simplemente repetir la receta de modelos que solo acrecentaron la pobreza y la desigualdad.

Si queremos construir una Mendoza y una Argentina sólida, tenemos que pensarla sin contaminación y con trabajo y para eso debemos pensar en las demandas que nos imponen estos años que vivimos, no podemos pensar en un Estado soberano si sus bienes comunes están en gran medida en manos extranjeras, no podemos pensar en alcanzar una sociedad justa si no incluimos a la conservación del ambiente en el desafío y no podemos pensar en independencia económica si seguimos recurriendo a las recetas o las fórmulas que fracasaron en otras partes del planeta.

Intentemos dar una discusión que sea madura y a la altura de las circunstancias de un planeta que nos exige tomar el camino opuesto al que nos intentan imponer unos pocos grupos de poder concentrado, trabajemos desde la cultura y la educación para construir el modelo económico que necesitamos y no dejemos de soñar en que como en otros países del mundo, reducir la contaminación y generar empleo es posible, solo depende de la visión estructural que tengamos.

Lic. Emanuel Fugazzotto

Presidente Partido Verde Mendoza