El poder del pueblo: «No voy a reglamentar la ley» afirmó Suarez que se abrió al diálogo sobre la 7722

Actualidad Mendoza

El poder del pueblo lo logró!!! La presión social, las multitudinarias caravanas y convocatorias en diferentes puntos de la provincia de Mendoza, el reclamo de los científicos y de la misma iglesia, hasta el fuerte rol de las reinas vendimiales que amenazaron suspender la gran festividad emblemática de Mendoza… lograron que el gobernador Rodolfo Suarez no avance con la reglamentación de la reforma de la Ley 7722 que habilitaba el uso del cianuro y el ácido sulfúrico en la región y la entrega de los recursos naturales y el agua a las megamineras multinacionales.

Pasándolo en claro… por el momento la modificación de la Ley 7722 no será reglamentado, pero tampoco es una marcha atrás… todo queda en «stand by».

Cabe destacar la actitud del gobernador Suarez de finalmente escuchar el legítimo reclamo de su pueblo y de cumplir con la promesa de su primer discurso al frente de la gobernación de ser una gestión «de diálogo». Esta vez hay que darle ese reconocimiento de saber dónde está parado: Suarez se abrió al diálogo y hasta se habla de una posible consulta popular vinculante sobre el futuro de Mendoza y su matriz productiva.

Este mediodía mendocino, el gobierno provincial convocó con poco aviso previo a una conferencia de prensa para hablar sobre los cambios a la Ley 7.722.

De esta manera, Rodolfo Suarez anunció que no reglamentará los cambios de la ley y aseguró que convocará al diálogo «El primer deber que tiene un gobernador es garantizar la paz social», indicó el mandatario en conferencia de prensa. «No voy a reglamentar la ley, no estará vigente», agregó.

«Voy a hacer una gran convocatoria al diálogo e información de la gente», señaló Suarez, quien estuvo rodeado por el vicegobernador Mario Abed y otros funcionarios.

«La prioridad es garantizar la paz social. No voy a hacer nada en contra del pueblo mendocino. Vamos a convocar al arzobispado, a los sindicatos, a los partidos políticos, a las universidades, a las distintas organizaciones. No vamos a hacer nada sin consenso social», agrega. 

“Vamos a hacer una gran convocatoria al diálogo para que la gente se informe, para que dé información genuina. ¿Por qué no se hizo antes? Participé en siete debates, lo dije en cada pueblo, la gente votó pero hay una realidad y es muy fácil inculcar miedo. Vamos a invitar a todas las entidades a que opinen. Aquí viven mis hijos, mis nietos y lo que más quiero es cuidar el agua”, aseguró.

“Durante toda la campaña electoral dijimos que íbamos a generar empleos con absoluta empatía con la gente que la está pasando. Hay mendocinos y mendocinas que no comen”, justificó el mandatario al remarcar la necesidad de habilitar proyectos mineros para “ampliar la matriz productiva de la provincia”.

“Existe la posibilidad de una consulta popular vinculante. No queremos llegar a una consulta popular. Queremos llegar en base al diálogo, dejando de lado la violencia por sobre todas las cosas. No queremos encapuchados, ni un espacio público dañado en Mendoza, ni policía herido. Hay un solo objetivo que es el crecimiento de Mendoza, de este modelo que necesita un cambio”, Suárez.